CEOE CEPYME Salamanca señala que la recuperación de la economía provincial sólo vendrá de la mano de acuerdos dentro del Diálogo Social

La Confederación CEOE CEPYME Salamanca vuelve a mostrar su satisfacción tras la publicación esta mañana de los datos del paro del mes de octubre publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal, en el que se constata un mes más el descenso del desempleo en la provincia, llegando en esta ocasión a los niveles previos a la pandemia.

El paro en Salamanca ha caído en 549 personas situándose la cifra de desempleados en 21.471. En comparación con el mismo mes de 2020, el desempleo continúa a la baja, con un descenso del 13,66%, dejando 3.455 desempleados menos que hace un año, aunque por debajo de la media autonómica.

La misma senda que también acumula la afiliación a la Seguridad Social que ha ganado en el último mes 407 cotizantes respecto a septiembre, contando Salamanca actualmente con 122.101 afiliados. Mientras, el número de trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) continúa reduciéndose, esta vez en más de 300 personas, llegando a las 1.218, en 571 procesos.

A tenor a estas cifras, CEOE CEPYME Salamanca pone en valor la senda alcista de creación de empleo en la gran mayoría de los sectores económicos salmantinos, excepto en la agricultura, especialmente por el efecto locomotora que tienen los servicios.

La patronal salmantina destaca que el progresivo levantamiento de restricciones y la vuelta a la normalidad económica han conseguido el descenso de las cifras del paro en un mes tradicionalmente malo para el empleo provincial, especialmente gracias al esfuerzo de las empresas para superar la crisis económica causada por el COVID-19.

Igualmente, la Confederación recuerda que es necesario llevar a cabo medidas encaminadas en la pronta incorporación del más de millar de trabajadores que todavía cuentan con su empleo suspendido, reactivando aquellas actividades económicas que todavía no han vuelto a la normalidad.

En este sentido, los empresarios salmantinos señalan que la recuperación total de la economía provincial solo vendrá de la mano de acuerdos dentro de la mesa del Diálogo Social, instrumento que se ha demostrado clave en la creación de empleos estables y de calidad.

Sin embargo, CEOE CEPYME Salamanca opina que cualquier medida que no esté consensuada por todas las partes de los agentes sociales penalizará a las empresas, creando un contexto todavía más complicado al que existe actualmente, comandado por la incertidumbre y el aumento de costes.

Por último, CEOE CEPYME Salamanca se une a la petición de su organización regional CEOE Castilla y León, que “espera que se materialicen en importantes, innovadores y estratégicos proyectos de inversión para Castilla y León (los presupuestos de la Junta de Castilla y León 2022), donde la colaboración público-privada adquiera un papel fundamental para multiplicar y acelerar las sinergias” entre ambos sectores.

CEOE CEPYME Salamanca recuerda que sólo un clima empresarial propicio generará empleo estable y de calidad

La Confederación CEOE CEPYME Salamanca acoge con satisfacción los datos del paro del mes de septiembre publicados esta mañana por el Servicio Público de Empleo Estatal, en el que se constata un claro descenso del desempleo en la provincia, aunque se encuentre por debajo de la media de Castilla y León.

El paro en Salamanca ha caído en 1.274 personas situándose la cifra de desempleados en 22.020. En comparación con el mismo mes de 2020, el desempleo continúa a la baja un mes más, con un descenso del 10,41%, habiendo 2.558 desempleados menos que hace un año. Sin embargo, la afiliación a la Seguridad Social no se ha comportado de la misma manera, perdiendo 381 cotizantes respecto a agosto, contando Salamanca actualmente con 121.694 afiliados.

Mientras, el número de trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) sigue cayendo, reduciéndose en 203 personas frente a agosto, llegando a los 1.519.

A tenor a estas cifras, CEOE CEPYME Salamanca destaca el buen comportamiento del total de los sectores productivos, especialmente por el efecto arrastre que tienen los servicios en el resto de la economía de Salamanca.

La patronal salmantina señala el protagonismo que han tenido las empresas en estos buenos datos y recuerda que sólo un clima empresarial propicio, a través de políticas encaminadas a reforzar su productividad y competitividad, podrá generar el empleo estable y de calidad que los empresarios desean.

Un marco que, a juicio de CEOE CEPYME Salamanca, debe destacar especialmente por su estabilidad y por la completa ausencia de incertidumbre en términos político-económicos.

Pese a que la provincia continúa perdiendo trabajadores en ERTE, todavía quedan más de 1.500 trabajadores con sus contratos en suspenso, lo que supone un desafío para el conjunto del empresariado salmantino, que espera que la ampliación de este esquema ayude a que éstas puedan llegar a la campaña de Semana Santa con relativa normalidad.

Finalmente, las empresas de Salamanca reiteran el papel que tendrán los fondos europeos en su desarrollo económico, pilar que garantizará, de la mano del Diálogo Social, la vuelta a la normalidad para la totalidad del sector empresarial de la provincia.

CEOE CEPYME Salamanca: La evolución de la pandemia marcará la recuperación del empleo salmantino

La Confederación CEOE CEPYME Salamanca considera que los datos del desempleo publicados esta mañana constatan el clima de incertidumbre al que se tienen que enfrentar muchas empresas salmantinas, especialmente en el sector servicios, en un contexto complejo que dependerá de la evolución de la pandemia.

Salamanca registra un incremento del paro provincial en 194 personas situándose la cifra de desempleados en 23.294. En comparación con el mismo mes de 2020, el desempleo en la provincia sigue cayendo un mes más, con un descenso del 6,7%, existiendo 1.505 desempleados menos que hace un año.

Sin embargo, la afiliación a la Seguridad Social ha llegado a los niveles precrisis, contando Salamanca con 122.074 afiliados, 176 cotizantes más. Mientras, el número de trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) continúa a la baja, reduciéndose en 231 personas frente a julio, llegando a los 1.722.

A tenor a estos datos, CEOE CEPYME Salamanca recuerda el mal comportamiento de la práctica totalidad de los sectores productivos, salvo la agricultura, donde la evolución negativa de los servicios ha vuelto a ser clave.

La patronal salmantina reitera que la provincia, en términos de empleo, sigue teniendo un amplio margen de mejora. Con el fin de alcanzar la ansiada recuperación, sus empresas deben dejar atrás cualquier tipo de medida que genere más incertidumbre como la anunciada subida del salario mínimo interprofesional.

En este nuevo inicio de curso, la máxima prioridad de las empresas continúa siendo reincorporar cuanto antes al más de millar y medio de trabajadores que todavía continúan en ERTE en Salamanca y esperan contar cuanto antes con el impulso definitivo de las ayudas al desarrollo empresarial. Los fondos europeos tendrá un papel especial en el desarrollo futuro de los sectores estratégicos provinciales, así como aquellas actividades gravemente afectadas por la pandemia.

CEOE CEPYME Salamanca reclama acabar con la incertidumbre empresarial para dinamizar la economía y el empleo

La Confederación CEOE CEPYME Salamanca considera que los datos publicados esta mañana por el Servicio Público de Empleo Estatal afianzan un mes más la tendencia a la baja del desempleo en la provincia, gracias al buen comportamiento de los servicios por la campaña turística estival.

Salamanca registra un descenso del paro provincial del 1,70% respecto a junio (399 personas), una cifra menor respecto a los datos autonómicos y nacionales, situándose la cifra de desempleados en 23.100. En comparación con el mismo mes de 2020, el desempleo en la provincia también cae, con un descenso del 6,57%, existiendo 1.625 desempleados menos que hace un año.

Mientras, la afiliación a la Seguridad Social se incrementó en 1.399 personas, situándose la cifra total de afiliados en la provincia en 121.898, mientras sigue reduciéndose el número de trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) hasta los 1.953.

A tenor de estos datos, CEOE CEPYME Salamanca subraya una vez más la gran dependencia que tiene el empleo salmantino de las vicisitudes del sector servicios, que afronta en estos momentos uno de sus momentos álgidos. En el mes pasado, los servicios han creado el 70% del empleo provincial, junto al resto de sectores; salvo la construcción, que ha sido la única actividad que ha destruido empleo.

En este sentido, la patronal salmantina considera que en términos de empleo Salamanca tiene un gran margen de mejora y para alcanzarlo, sus empresas necesitarán contar con medidas que eviten cualquier tipo de incertidumbre.

Además, una de los principales objetivos de su tejido empresarial es poder incorporar cuanto antes a los cerca de dos centenares de trabajadores que todavía mantienen suspendido temporalmente su empleo. Para ello, las pymes necesitan que las medidas ya adoptadas, como las ayudas a muchos de los sectores productivos, lleguen cuanto antes.

Tampoco podemos olvidar de que el impulso que tendrá en la economía los fondos europeos dependerá, única y exclusivamente, de un reparto transparente, justo y equitativo por parte de la Administración. .

Por último, CEOE CEPYME Salamanca plantea que el Diálogo Social será el único camino posible para consensuar y llevar a cabo las reformas legislativas que consoliden la recuperación económica y el crecimiento que hagan de Salamanca una provincia atractiva para la inversión y el empleo.

CEOE CEPYME Salamanca considera que la reducción del paro muestra la voluntad de las empresas de normalizar la actividad

La Confederación CEOE CEPYME Salamanca estima que los datos del desempleo y afiliación a la Seguridad Social correspondientes al mes de junio consolidan la tendencia positiva iniciada unos meses atrás, tras la vuelta a la normalidad en la práctica totalidad de los sectores.

Salamanca registra un descenso del paro provincial del 5,63% respecto a mayo (1.401 personas), frente al 4,41% de España, y situándose la cifra de desempleados en 23.499. En comparación con junio de 2020, el desempleo en la provincia se sitúa en tasas negativas, con un descenso del 9,80%, existiendo 2.554 desempleados menos que en el mismo mes del año pasado.

Mientras, la afiliación a la Seguridad Social se incrementó en 1.645 personas, respecto al mes de mayo, situándose la cifra total de afiliados en la provincia en 120.500, mientras que todavía continúan en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) 2.668 trabajadores de la provincia.

El análisis de la Confederación de los datos publicados esta mañana recuerda que el descenso en todos los sectores productivos, especialmente por el buen comportamiento de un sector tan importante como los servicios (en actividades como las agencias de viajes o la distribución de alimentación y hostelería) ha impulsado de manera definitiva los datos del empleo salmantino.

“Aunque no dejamos de anotar que hay 23.000 personas sin trabajo en nuestra provincia, estos datos consolidan una tendencia positiva que se manifestaba en los últimos meses. Esta circunstancia hará que veamos el Verano con optimismo, siempre y cuando se mantengan los niveles actuales de restricciones a la actividad y el ritmo de vacunación actual”, explica el secretario general de CEOE CEPYME Salamanca, Víctor Manuel Yenes.

Por ello, la patronal salmantina considera que la reducción del desempleo en la provincia muestra la voluntad de empresas y trabajadores de impulsar la normalización de la actividad, esperando que el inicio de la campaña estival suponga el inicio de la recuperación económica y del empleo que necesita Salamanca.

Igualmente, CEOE CEPYME Salamanca subraya el importante papel que ha tenido el Diálogo Social, en todas sus vertientes, durante esta crisis. A juicio de Víctor Yenes, el Diálogo Social “ha sido muy importante para poner en marcha medidas como los ERTES o sus sucesivas prórrogas”, capitales para mantener el tejido productivo salmantino y los empleos de tantos trabajadores de la provincia.

En este sentido, los empresarios salmantinos recuerdan que la única forma de asegurar la pervivencia de las empresas es que las Administraciones resuelvan con la máxima celeridad las ayudas y compensaciones aprobadas a las empresas que han visto alterada su actividad por la pandemia.

Finalmente, CEOE CEPYME Salamanca apoya la petición de su organización regional CEOE Castilla y León, que recuerda el papel protagonista de las empresas en el desarrollo y la aplicación de los fondos Next Generation-EU. “Si deseamos que nuestra Comunidad vuelva a los niveles económicos de 2019 lo más rápido posible, un uso eficaz y responsable de los fondos europeos se antoja imprescindible en su éxito futuro”, concluye su secretario general, Vïctor Yenes.