CONFAES reclama más acciones que estimulen la recuperación del mercado laboral de Salamanca

Pese a que las cifras del paro registrado en Salamanca correspondientes al mes de julio hayan supuesto una reducción de 1.328 desempleados, CONFAES señala que la actual crisis sanitaria del COVID-19 sigue influyendo de manera decisiva en el comportamiento del mercado laboral de la provincia.

Esta evolución muestra que Salamanca avanza lentamente hacia la normalidad económica, laboral y social, aunque todavía están lejos las cifras previas a la pandemia, como bien indican los 3.711 desempleados más respecto a julio de 2019.

En este sentido, el presidente de CONFAES ha señalado que “el barómetro del paro real de Salamanca no se conocerá hasta últimos del mes de septiembre-octubre, ya que hasta este periodo no se conocerá el alcance real en el empleo, ya sin el paraguas de los ERTE”.

A tenor de estos datos, CONFAES, como representante en Salamanca de las patronales CEOE, CEPYME y CECALE considera que deben desarrollarse más acciones que garanticen tanto la recuperación económica como la sostenibilidad de las empresas de la provincia, en su papel de generadoras de actividad económica y empleo.

Por ello, son necesarias actuaciones concretas en torno al mercado laboral de la provincia, que aseguren que las empresas cuenten con la flexibilidad, confianza y la seguridad jurídica para desarrollar su actividad, siempre fundamentadas dentro del marco del Diálogo Social de Castilla y León.

Un acuerdo marco, ejemplo de éxito tanto nacional como internacional, que a juicio de CONFAES no debe de modificarse, sino desarrollarse de forma consensuada para que éste sea el instrumento sobre el que se actualicen los programas económicos y sociales que tienen como último fin las empresas y trabajadores de Salamanca.

CONFAES espera que las los nuevos acuerdos del Diálogo Social que se desarrollen en el mes de septiembre sean de calado, para conseguir el impulso al desarrollo económico y social de toda Castilla y León.

Finalmente, CONFAES al igual que su patronal autonómica CECALE subraya que solamente será posible la recuperación del mercado laboral, a través del apoyo a las empresas, teniendo en cuenta la opinión de los empresarios y asegurando su competitividad en un contexto con tantas incertidumbres como el que afrontará Salamanca en los próximos meses.

CONFAES confía en que acuerdos como el Diálogo Social creen empleo estable en Salamanca

El pasado mes de enero, el paro registrado en Salamanca se ha situado en 22.733 desempleados, lo que supone un aumento en 651 personas respecto al mes de diciembre. Este dato constata la caída interanual del desempleo en la provincia en 825 personas, según los datos publicados esta mañana por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En el primer mes del año 2020, en Salamanca se han formalizado 8.535 contratos, 19 menos que en diciembre de 2019 y 72 menos que en el mismo mes del 2018, circunstancia que certifica un descenso anual de cerca del 1% en la contratación de la provincia.

Tras el análisis de estos datos, CONFAES achaca a este incremento en el número de desempleados de Salamanca a factores estructurales como es el fin de la campaña navideña, así como coyunturalmente el estancamiento de la contratación en la provincia.

La Confederación, representante en Salamanca de CEOE, CEPYME y CECALE, quiere subrayar una vez más la alta dependencia que tiene para el empleo de Salamanca la evolución del sector servicios. En este mes de enero, los servicios han sido el único sector productivo que ha destruido empleo, mientras el resto ha cerrado con cifras positivas.

Por ello, CONFAES espera que las medidas del Diálogo Social de Castilla y León, firmadas ayer por CECALE, la Junta de Castilla y León y las organizaciones sindicales más representativas, sean un apoyo indiscutible para que las pymes de Salamanca dejen atrás la incertidumbre y apuesten por la creación de empleo estable y duradero en la provincia.

En ellas tendrá un importante papel la III Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Empleo. La negociación de la columna vertebral del conjunto de las políticas activas de empleo en Castilla y León buscará, a juicio de los empresarios, consolidar el crecimiento económico y laboral en todas las localidades de Salamanca.

CONFAES recuerda la importancia del Diálogo Social como herramienta clave para la creación de empleo en Salamanca

El pasado mes de diciembre, el paro registrado en Salamanca se ha situado en 22.082 desempleados, lo que supone un descenso de 596 personas respecto al mes de noviembre. Con este dato, que certifica el nivel más bajo de desempleo desde 2008, se continúa la caída interanual del desempleo en la provincia en 955 personas, según los datos publicados esta mañana por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En el último mes del año, en Salamanca se han formalizado 8.554 contratos, gracias a la pujanza del sector servicios, y en menor medida a la industria, los dos únicos sectores productivos que han conseguido reducir desempleados, frente al aumento que ha sufrido tanto la agricultura como la construcción.

CONFAES valora positivamente estos datos, influenciados en gran medida por el efecto arrastre de la campaña de navidad, en un contexto complicado en 2019 marcado por la incertidumbre y la inestabilidad política.

La patronal salmantina, representante de CEOE, CEPYME y CECALE, también considera que la marcha de la economía y los desafíos a los que se enfrentarán las empresas durante 2020 necesitarán la aplicación de reformas para mejorar la competitividad de las pymes, a través de un gobierno que destaque por su estabilidad y moderación.

Además, CONFAES recuerda el papel que ha tenido hasta ahora el Diálogo Social en la consolidación del empleo estable y de calidad en la provincia, pese a que la Diputación de Salamanca no haya constituido todavía la mesa del Diálogo Social provincial.

Castilla y León ha sido una autonomía pionera en el establecimiento de políticas sociales y económicas dentro del Diálogo Social, que se ha revelado como un instrumento imprescindible, deseando que permanezca vigente y operativo una vez que se constituya el nuevo gobierno central.

CONFAES recuerda que la incertidumbre y la falta de reformas continúan lastrando el empleo provincial

El pasado mes de noviembre, el paro registrado en Salamanca se ha situado en 22.678 desempleados, lo que supone un incremento de 117 personas respecto al mes de octubre. Este dato, pese a acumular cuatro meses consecutivos de crecimiento, prosigue la caída interanual del desempleo en la provincia en 766 personas, según los datos publicados esta mañana por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En cuanto a las cifras de contratación, en Salamanca se han realizado 8.618 contratos, un 8% menor que en el mismo periodo de 2018. Además, en el mes de octubre, varios de los sectores productivos provinciales, salvo el sector servicios y el colectivo sin empleo anterior, no han conseguido mejorar sus cifras de contrataciones.

Por ello, la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos CONFAES sostiene que, pese al pequeño aumento por la contratación por el inicio de la campaña de Navidad y el Black Friday, la falta de reformas dirigidas a mejorar la competitividad de las pymes y la incertidumbre siguen lastrando el empleo provincial.

Sólo la resolución de estos condicionantes establecerán nuevos caminos de crecimiento para el empleo en Salamanca, de la mano de un Gobierno estatal que ofrezca la estabilidad política y económica que necesitan las pymes para generar empleo y riqueza.

Además, entre las tareas que corresponderán al nuevo Gobierno está el desarrollo de un marco normativo adecuado a las necesidades de las pymes, medida tan necesaria como esperada por todos los empresarios.

La Confederación, representante en Salamanca de CECALE, CEOE y CEPYME constata una vez más la necesidad que la figura del Diálogo Social sea la pieza sobre la que pivoten los futuros planes del desarrollo del empleo; quedando a la espera de la voluntad de la Diputación de Salamanca para la constitución de la Mesa del Diálogo Social provincial.

CONFAES solicita reformas estructurales para volver a la senda de crecimiento del empleo en la provincia

El pasado mes de octubre, el paro registrado en Salamanca se ha situado en 22.561 desempleados, lo que supone un incremento de 739 personas respecto al mes de septiembre. Este dato, pese a acumular dos meses de crecimiento, certifica la caída interanual del desempleo en la provincia en 928 personas, según los datos publicados esta mañana por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

En cuanto a las cifras de contratación, en Salamanca se han realizado 12.521 contratos, 732 más que en el mes de septiembre, circunstancia que constata el descenso anual de la contratación provincial del 1,76%. Salamanca vuelve a situarse una vez más en la misma senda de los datos de Castilla y León y de España. Además, en el mes de octubre, todos los sectores productivos de la provincia no han conseguido mejorar sus cifras de contrataciones.

Por ello, la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos CONFAES reclama a los partidos políticos de Salamanca que aborden sin ambages las reformas estructurales que necesita la provincia, especialmente aquellas que afectan directamente a las pequeñas y medianas empresas, eje fundamental de su economía.

La patronal salmantina considera que no se ha llevado a cabo ninguna propuesta para la diversificación de los sectores productivos que componen la economía de Salamanca, manteniendo la apuesta por el monocultivo del sector servicios.

Igualmente, en un contexto electoral que se resolverá este domingo con los comicios que renovarán el Congreso y el Senado, CONFAES recuerda que sólo de la mano de un marco político estable y con visos de futuro se podrán abordar los retos de futuro que necesita el mercado laboral en nuestro país y, por ende, de Castilla y León y de Salamanca.

Decisiones tan importantes en el panorama empresarial como la inversión o la generación de empleo dependerán exclusivamente de que este clima de estabilidad se lleve a cabo y que se dote a las empresas de las herramientas necesarias para elevar su competitividad.