Valoración de los datos de la EPA: CEOE CEPYME Salamanca pide “prudencia, estabilidad, diálogo y que se nos escuche, apoyando programas que han funcionado bien”

Para CEOE CEPYME Salamanca, los datos de la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 2022 deben ser analizados con la máxima cautela ya que, aunque se ha registrado un descenso en el número de parados, continúa un periodo de mucha incertidumbre, derivado del conflicto bélico en Ucrania, la inflación y el encarecimiento generalizado de los costes, que están limitando seriamente la viabilidad de la actividad empresarial.

En este sentido, el presidente de CEOE CEPYME Salamanca, Diego García, ha señalado que los empresarios piden tanto al Gobierno de Castilla y León como al de España, “prudencia, estabilidad, diálogo y que se nos escuche, apoyando programas que han funcionado bien y que han generado empleo”.

En este sentido, desde CEOE CEPYME Salamanca, al igual que CEOE Castilla y León, se recomienda priorizar el mantenimiento y la creación de empleo, adquiriendo especial incidencia la flexibilidad y la contención de los costes laborales y de producción.

Los empresarios esperan que en 2023 el Gobierno sea sensible a las necesidades de las empresas, y escuche de una vez por todas las demandas empresariales, trasladadas por los empresarios a través de su regional CEOE Castilla y León, al igual que se impulsen medidas tributarias que favorezcan el crecimiento económico y se apueste por la simplificación del marco normativo, pues en este momento se necesita seguridad jurídica, estabilidad regulatoria y calidad en la norma.

Los empresarios apuestan, por tanto, por promover cambios de fondo que permitan superar las debilidades, y se tengan en cuenta los proyectos y propuestas trasladados por la Confederación, en lugar de la eliminación de acciones, como las de orientación, intermediación o prevención de riesgos laborales, que tan buenos resultados estaban aportando a las empresas.

La solución debe ser práctica, y pasa por crear y no destruir; en definitiva por generar más riqueza, por industrializar, por una apuesta decidida y efectiva por la innovación, la digitalización, la inversión en tecnología, la retención y atracción del talento, la internacionalización y por aumentar el tamaño de las empresas para que puedan ganar competitividad.

Cerca de 1.000 personas encontraron empleo a través del programa de Orientación laboral de CEOE Castilla y León y sus organizaciones territoriales

CEOE Castilla y León, a través de CEOE CEPYME Salamanca y el resto de organizaciones territoriales, logró el pasado año, gracias a su Programa de Orientación Profesional para el Empleo y Asistencia para el Autoempleo, la inserción laboral de cerca de 1.000 personas, lo que supone el 30% de los usuarios, que son parados de larga duración inscritos en el Servicio Público de Empleo de Castilla y León, según la última memoria presentada y a partir de los datos facilitados por el ECYL. Este porcentaje está muy por encima del 5% exigido en la normativa reguladora del programa.

El objetivo del proyecto, que continúa su vigencia este año, es la realización de acciones de orientación profesional para el empleo y la asistencia para el autoempleo, para mejorar los niveles de ocupación y reducir el desempleo, que en Castilla y León según los últimos datos publicados del Ministerio de Trabajo y Economía Social, se sitúa en 119.626 personas.

Los más de 4.500 usuarios de este proyecto, que se desarrolla en el marco de la III Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad, Corresponsabilidad y Juventud en el Empleo 2021-2024, pertenecen a diferentes colectivos, aunque todos ellos inscritos al Servicio Público de Empleo de Castilla y León como parados de larga duración, entendiéndose como tales a aquellos demandantes de empleo inscritos durante un mínimos de 12 meses, continuados o no, dentro de un periodo de 18 meses inmediatamente anterior a su inscripción al programa.

Las acciones de asistencia dirigidas a mejorar las posibilidades de ocupación de los demandantes incluyen tutorías individualizadas para evaluar las opciones de cada usuario, sesiones personalizadas y talleres de búsqueda de empleo por internet y de reconocimiento de competencias profesionales, y la creación de Grupos de Búsqueda Activa de Empleo (BAE-G), destinados a conocer, entrenar y aplicar las técnicas y habilidades necesidades para la búsqueda de un trabajo. Además, el programa se completa con la organización de talleres de entrevista para facilitar a los usuarios un entrenamiento que les permita aumentar sus posibilidades de éxito.

CEOE Castilla y León y sus organizaciones territoriales completan, además, el programa con un asesoramiento técnico e individualizo a los demandantes, apoyando la creación de proyectos emprendedores mediante el asesoramiento desde el nacimiento de la idea de empresa hasta que dicha idea toma forma y se pone en marcha; en definitiva, ayudando a conocer y comprender el entramado administrativo y legal que implica el proceso de creación de una empresa.

El Programa de Prevención de Riesgos Laborales de CEOE CASTILLA Y LEÓN y sus organizaciones territoriales ha contribuido en los últimos años a reducir en más de un 37% la siniestralidad laboral

CEOE Castilla y León, a través de sus organizaciones territoriales entre las que se encuentra CEOE CEPYME Salamanca, viene desarrollando desde el año 2003 el programa de visitas a empresas en materia de Prevención de Riesgos Laborales, como consecuencia del Acuerdo para la PRL firmado con los Agentes Económicos y Sociales bajo el marco del Diálogo Social en su Estrategia Integrada de Empleo, FP, PRL e Igualdad, Corresponsabilidad y Juventud en el Empleo.

Consultados los datos estadísticos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, la siniestralidad se ha reducido desde los 40.394 accidentes producidos en 2003 hasta los 25.377 de 2021, lo que supone una reducción de más del 37% en la Comunidad.

Este programa, desde su inicio, persigue alcanzar los siguientes objetivos:

Garantizar las condiciones de trabajo para los trabajadores con la intención de reducir la siniestralidad en las empresas, con especial atención a los nuevos riesgos en materia de seguridad y salud en el trabajo, derivados de la evolución de las prácticas y las tecnologías del trabajo.
Fomentar la cultura preventiva y los hábitos de trabajo seguros para conseguir la reducción de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.
Garantizar una mejor aplicación de la legislación en materia de seguridad y salud en el trabajo, especialmente en las pequeñas y medianas empresas que carecen de los conocimientos y los recursos necesarios para cumplir los requisitos de seguridad y salud en el trabajo.
Ayudar a los empresarios en sus procesos de gestión preventiva promoviendo, no sólo la mejora de los equipos y las instalaciones, sino que también la adaptación de los puestos a los trabajadores con la intención de reducir no solamente la siniestralidad desde el punto de vista de la seguridad, sino que también dirigido a evitar enfermedades de trabajo y patologías de origen ergonómico.

Bajo estos objetivos, CEOE Castilla y León, en la que está integrada CEOE CEPYME Salamanca, quiere hacer hincapié en el compromiso del empresariado de la Comunidad, con sus trabajadores y con la sociedad general en materia de prevención de riesgos laborales. Además, recuerda que, junto a sus organizaciones territoriales, tiene perfectamente asumida cuál es la responsabilidad de los empresarios en materia preventiva y, en tal sentido, cuál ha de ser el servicio a prestar a las empresas; circunstancia que permite hacer de Castilla y León una Comunidad de referencia.

Por este motivo, a través de sus organizaciones territoriales, trabaja en la labor de informar, formar y asesorar a todas las empresas de Castilla y León, sensibilizando a los empresarios y a los trabajadores de las obligaciones y responsabilidades en esta materia y de la importancia de seguir fomentando desde todas estas actuaciones el concepto de la cultura preventiva. La Confederación entiende que éste es un aspecto fundamental para que los sistemas preventivos funcionen y obtengan el resultado esperado, potenciando un cambio de actitud hacia conductas preventivas, mediante la difusión, sensibilización y promoción de la normativa de Prevención de Riesgos Laborales.

Las visitas a empresas siempre tienen como objetivos prioritarios los sectores considerados de mayor siniestralidad en Comunidad y la acogida del programa desde sus inicios es muy satisfactoria. Prueba de ello es que cerca de más de 1.500 empresas se han beneficiado presencialmente al año de ese programa, puesto que a través de él no solo se asesora, si no que se colabora con las empresas en la gestión de la actividad preventiva, tramitación de subvenciones, elaboración de documentación, registros, auditorias, etc. Adicionalmente, el programa cuenta con una línea de asesoramiento que ha permitido atender en el mismo periodo las dudas sobre esta materia planteadas por más de 2.400 empresas.

Basándose en estas cifras, CEOE Castilla y León y CEOE CEPYME Salamanca quieren destacar que el esfuerzo que las organizaciones empresariales realizan, unido al que las empresas llevan a cabo cada día para evitar un accidente en su centro de trabajo, redunda en una mejor asunción de las obligaciones para prevenir y conseguir, en la medida de lo posible, el deseado objetivo de cero accidentes, y además supone un ahorro importante tanto para las empresas como para la Administración, por la reducción de costes que esto significa en prestaciones.

CEOE CEPYME Salamanca: Es inaceptable la subida unilateral de las bases máximas de cotización contempladas en los PGE

La Confederación CEOE CEPYME Salamanca comparte el diagnóstico llevado a cabo por las patronales CEOE Castilla y León y CEOE que, ante la presentación en el día de ayer del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2023 y, a falta de un estudio más detallado, considera que es inadmisible la postura adoptada por el Gobierno de decidir de manera unilateral y a espaldas del diálogo social nacional, donde en estos momentos trascurren las negociaciones para nuevas reformas del sistema público de pensiones, subir un 8,6% las bases máximas de cotización.

Los empresarios salmantinos quieren recalcar que existe una mesa específica con interlocutores sociales para tratar este tema, y que se reunió por última vez el pasado lunes sin que a la patronal CEOE se haya trasladado nada sobre este asunto, con lo que la decisión adoptada es impresentable y devalúa el diálogo social.

En un contexto en el que el Gobierno insiste a los agentes sociales para acordar un pacto de rentas, no se entiende que el mismo Ejecutivo tome decisiones unilaterales en aspectos que afectan a este de forma sustancial.

Por ello, CEOE CEPYME Salamanca entiende que estos Presupuestos deberían apostar de forma decidida y realista por el apoyo a la actividad de las empresas, quienes a través del desarrollo de su propia operativa son las que también mantienen y crean empleo, además de ser los que contribuyen a la generación de riqueza, y a través de su capacidad de innovación a la mejora del bienestar económico y social.

Además, la patronal salmantina advierte de que aumentar las cotizaciones sociales y depositar una carga aún mayor sobre las empresas es un grave error, pues tendrá efectos nocivos sobre el empleo, en tanto que de esta forma los costes asociados al factor trabajo aumentarán más de un 9% -sumando la subida del 0,6% incluida en el Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI)- en un contexto de deterioro económico e incertidumbre generalizada.

Al igual que las organizaciones de las que forma parte, CEOE CEPYME Salamanca considera un nuevo golpe al tejido productivo, contemplado en las medidas recogidas en este Proyecto de Presupuestos, preocupa y de forma alarmante, pues parece haber caído en el olvido el importante sobreesfuerzo que han realizado las empresas españolas durante estos últimos años para mantener el empleo y amortiguar, más en el corto plazo, la escalada de la inflación. 

Además, supone un nuevo mazazo a la actividad productiva, máxime en un momento en el que las arcas del Estado presentan una recaudación récord, genera de nuevo desconfianza en las empresas e inseguridad jurídica y supone un innecesario obstáculo a la competitividad y al crecimiento económico, siendo éstas las palancas que sustentan ese Estado del bienestar que se pretenden sostener con medidas tan exentas de rigor económico

CEOE CEPYME Salamanca solicita al Gobierno regional que siga el ejemplo de Andalucía en su decisión de eliminar el Impuesto de Patrimonio

La Confederación CEOE CEPYME Salamanca se une a la petición trasladada por la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León, que solicita al Gobierno regional que continúe el positivo camino iniciado en su política de reducción impositiva y siga el ejemplo de Andalucía, cuyo presidente anunció ayer la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio.

Los empresarios salmantinos comparten la opinión de CEOE Castilla y León, acerca de esta supresión, ya prometida por el PP nacional, y tan demandada por los empresarios de la Comunidad, más en un momento de ciclo económico en fase de desaceleración, favorecería a toda la sociedad y, especialmente, contribuiría a reactivar la economía, potenciando la inversión empresarial.

Para la Confederación, es una realidad que un sistema impositivo favorable ayuda a la creación de riqueza, de empleo y, en consecuencia, a la generación de mayores ingresos públicos. De hecho, cualquier medida de estímulo a la inversión, como sería la eliminación del Impuesto de Patrimonio, que no existe en los países de nuestro entorno, es decisivo para lograr una mayor competitividad de nuestra Comunidad Autónoma, frente a otras, como es el caso de la limítrofe Madrid o ahora Andalucía.

En este sentido, CEOE CEPYME Salamanca quiere señalar que en el complejo contexto, marcado por la crisis de precios agravada con la guerra en Ucrania, existen retos que no son ya optativos; lo que eran objetivos en el medio o largo plazo, son ahora una prioridad y una urgencia a corto plazo, de la que depende la supervivencia de muchas empresas.

Por todo ello, la patronal salmantina apoya las reivindicaciones de CEOE Castilla y León al Gobierno regional para que se siga trabajando en el camino iniciado de la bajada y la eliminación de impuestos, dando seguridad jurídica y fiabilidad a las empresas y a los inversores, para acelerar y no poner límites a la actividad económica del tejido productivo.