AESAT advierte sobre la problemática de los talleres salmantinos con los neumáticos usados

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres, AESAT, se suma a la comunicación remitida por CETRAA al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico en la que muestra su preocupación por la situación que ha generado en muchos talleres españoles los neumáticos que ya se encuentran fuera de su vida útil.

A su juicio, el tratamiento correcto de estos productos, que debe realizarse en un punto designado por la Administración como Sistema Integral de Gestión (SIG), repercute negativamente en el trabajo diario de muchos talleres, ya que el actual sistema de cupos de recogida conlleva varios riesgos, especialmente, el que genera al medio ambiente.

En primer lugar, CETRAA advierte de los obstáculos que introduce el sistema SIG a la entrada de nuevos talleres al sistema de tratamiento de neumáticos usados. Igualmente, en el retraso en los plazos de recogida, que se dilatan durante meses, haciendo muy complicado el trabajo diario por la acumulación de los mismos, lo que a su vez genera un importante problema de seguridad para sus trabajadores al aumentar la carga de fuego que este producto inflamable puede causar dentro de un taller.

Finalmente, la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines, de la que forma parte AESAT, pone de manifiesto la cantidad actual de recogida de neumáticos fuera de uso es de un centenar y su discrecionalidad en su recogida. En el caso del sector salmantino, compuesto mayoritariamente por pequeñas y medianas empresas, este volumen supone un obstáculo en el trabajo diario y su recogida sólo tiene en cuenta las unidades en mejor estado de conservación, excluyendo el resto.

Por todo ello, la patronal nacional de talleres ha solicitado al ministerio que encabeza Teresa Ribera que intervenga y regule de manera más efectiva los procedimientos de recogida y tratamiento de neumáticos usados.

AESAT critica la pasividad de la Junta de Castilla y León en la aprobación de las ayudas a la compra de vehículos eléctricos

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (AESAT) reprocha la parálisis de la consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, quien ha sido incapaz de aprobar en el plazo previsto el Plan Moves II para la adquisición de vehículos eléctricos.

AESAT reclama que se apruebe de manera urgente unas ayudas que no sólo apoyarán en la recuperación económica, sino que impulsarán la estrategia para contar con un parque móvil más eficiente y respetuoso con el medio ambiente.

A juicio del presidente de la asociación integrada en CONFAES, Sergio Pérez, la falta del Plan Moves II supondrá “una oportunidad perdida para dinamizar la economía de Salamanca y Castilla y León”, en un contexto complicado por la COVID-19 y sabido el efecto tractor en el consumo de la automoción sobre otros sectores productivos.

Además, esta decisión de la Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León significará “un trato discriminatorio hacia los salmantinos y el resto de castellanoleoneses, respecto a los ciudadanos de otras comunidades autónomas, que sí han aprobado el 17 de septiembre unas ayudas necesarias para la actualización del parque móvil”.

Finalmente, Sergio Pérez, presidente de la asociación que representa a los concesionarios y talleres de la provincia de Salamanca, considera “inadmisible que la Junta de Castilla y León se desmarque de la línea estratégica de transición hacia la descarbonización, más si cabe, teniendo en cuenta que las políticas iniciadas por la Unión Europea en la materia marcarán la recepción de las ayudas comunitarias de recuperación tras la pandemia”.

AESAT lanza la campaña “Estamos preparados para vuelta” para iniciar la reactivación del sector

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (AESAT), organización integrada en CONFAES, ha iniciado una campaña en la que bajo el lema “Estamos preparados para la vuelta” explican las medidas que están tomando para retomar la actividad con todas las garantías para los clientes que quieran llevar su vehículo a una revisión o adquirir uno nuevo.

El presidente de AESAT, Sergio Pérez señala que “estos meses han sido muy duros para el sector, porque los talleres han estado prácticamente parados, atendiendo exclusivamente las urgencias, y los concesionarios cerrados. Por eso ahora hemos lanzado esta campaña para que nuestros clientes sepan que retomamos la actividad con más medidas para garantizar el servicio y su seguridad”.

¡Estamos de vuelta!

Los talleres y concesionarios de Salamanca están preparados para la vuelta a la normalidad. #talleres #concesionarios #salamanca #empresarios #confaes #cetraa #estamosdevuelta

Publicada por Aesat en Lunes, 4 de mayo de 2020

A través de un vídeo, difundido a través de las redes sociales, AESAT recuerda que desde el pasado 4 de mayo los talleres y concesionarios (de menos de 400 metros cuadrados) ya pueden abrir sus puertas para lo que han establecido un servicio de cita previa, que dejará de ser obligatorio a partir del próximo 11 de mayo. Además, ya han implantado medidas de higienización de locales y vehículos y de mejora de servicio como la preferencia en las citas a clientes mayores de 65 años.

Asimismo, señalan que se han incrementado las medidas sanitarias y de higienización como la desinfección del vehículo durante la recepción y la entrega y el establecimiento de limitación de aforo tanto en salas de espera como en las de exhibición, para garantizar la seguridad de los clientes

AESAT solicita la moratoria de cotizaciones sociales para los talleres

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (AESAT), organización integrada en CONFAES, se suma al malestar del sector ante la no inclusión de los talleres entre aquellos que pueden acogerse a la moratoria de seis meses, sin intereses, de las cotizaciones sociales que se deben ingresar en los meses de mayo, junio y julio, tal y como recoge en un comunicado CETRAA (Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines) y CONEPA (Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción), organizaciones empresariales estatales del sector del mantenimiento y la reparación de vehículos automóviles y motocicletas.

El pasado 28 de abril se publicó en el BOE la Orden ISM/371/2020, de 24 de abril, por la que se desarrolla el artículo 34 del Real Decreto-Ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19 y donde se concretan los CNAES de los sectores económicos que pueden acogerse a la moratoria de las cotizaciones sociales.

Desde AESAT se entiende que, por el principio de jerarquía normativa, esta orden no puede limitar el ámbito subjetivo de una norma superior, en este caso el Real Decreto-Ley 11/2020, que determina que todas las actividades no suspendidas pueden acogerse a la indicada moratoria. Pero además, independientemente de lo expuesto, todas las organizaciones del sector coinciden en no comprender los motivos por los que el sector de la reparación de vehículos no ha sido incluido entre los que pueden solicitar la suspensión de los pagos de las cotizaciones sociales, y más, cuando algunos de ellos, al igual que los talleres, sólo han podido atender urgencias durante el estado de alarma.

Se trata de actividades cuyo desempeño se ha limitado por una Orden Ministerial, sufriendo una importante reducción de sus facturaciones al no poder atender al público en general y, por consiguiente, generando importantes problemas de liquidez al reducir los ingresos y tener que atender los mismos gastos. De ahí que se pregunte por qué ciertos sectores reciben el mismo tratamiento a efectos del ERTE por fuerza mayor y en cambio reciben uno distinto respecto de la moratoria del artículo 34 del Real Decreto-Ley.

De igual modo, destaca que tampoco resulta comprensible cómo sectores que han podido desarrollar su actividad sin más restricciones que las propias que se derivan del estado de alarma en cuanto a la limitación de los desplazamientos se pueden beneficiar de la moratoria y en cambio los talleres, a los que legamente se les ha impedido poder atender al público en general, no se les reconoce esta facultad.

Por todo ello, AESAT se suma a la petición de CETRAA y CONEPA sobre la modificación de la Orden ISM/371/2020, de 24 de abril, y que se incluya al sector de los talleres de reparación de vehículos dentro de los que están autorizados para poder aplazar durante 6 meses sin intereses sus cotizaciones.

AESAT reclama como imprescindible un ERTE muy urgente por fuerza mayor para el sector de talleres

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (AESAT), organización integrada en CONFAES, solicita a la Ministra de Trabajo y a la Junta de Castilla y León la aprobación con carácter de urgencia de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor presentados por los talleres, a los que, por falta de trabajo en el actual estado de alarma, se están viendo obligados a recurrir.

De esta forma, AESAT se suma a la petición que CETRAA (Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines) y CONEPA (Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción), organizaciones empresariales estatales del sector del mantenimiento y la reparación de vehículos automóviles y motocicletas, han hecho llegar a la Ministra de Trabajo y a los directores generales con competencias en empleo de cada una de las 17 comunidades.

Desde AESAT, además, se quiere transmitir la honda preocupación que están viviendo los talleres, con una paralización masiva y generalizada de afluencia de vehículos a sus instalaciones. Por este motivo, considera esta medida como imprescindible para garantizar la supervivencia de las empresas y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Desde las asociaciones de talleres, se ha hecho llegar a las autoridades competentes un completo documento en el que se razonan todas y cada una de las causas sobrevenidas y por las cuales muchos talleres se ven forzados a cerrar sus puertas.
Dicho documento se resumiría en seis puntos básicos, todos ellos respaldados con datos objetivos y base jurídica:
Restricciones a la movilidad de las personas en el estado actual de alarma por la crisis del Covid-19.
• No apertura de la actividad por imposición de la autoridad.
• Falta de suministros de recambios y otros productos necesarios para la reparación de vehículos.
• Protección de la salud de los trabajadores.
• Contagio de la enfermedad en sus plantillas y aislamiento.
• Absentismo de los trabajadores.

En base a todo ello, las asociaciones de talleres ruegan que se reconozca de forma automática y sin necesidad de informe potestativo de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social la autorización de ERTE por fuerza mayor y la resolución de los expedientes a la mayor brevedad posible.