CEOE CEPYME Salamanca se reúne con las Escuelas Católicas para reforzar el vínculo empresarial con la FP

El secretario general de CEOE CEPYME Salamanca, Víctor Manuel Yenes, ha mantenido esta mañana un encuentro telemático con los representantes de ocho centros salmantinos que imparten Formación Profesional (FP), pertenecientes a la red de Escuelas Católicas de Castilla y León, con el fin de reforzar la relación que mantiene el tejido empresarial salmantino con el desarrollo de estos estudios.

Durante su intervención, el secretario general de la Confederación ha subrayado la importancia que tiene para el desarrollo de la FP la colaboración de los empresarios como figuras transmisoras de su experiencia profesional, así como puerta de entrada a que los estudiantes puedan realizar sus prácticas profesionales en las empresas salmantinas.

“Nuestros empresarios son los mentores ideales para que cualquier alumno de FP pueda dar sus primeros pasos como profesional en prácticas. Desde CEOE CEPYME Salamanca impulsamos decididamente esta medida y daremos todas las facilidades para que su aplicación se lleve a cabo en el mayor número de empresas de la provincia”, explica Víctor Manuel Yenes, quien ha estado acompañado de los técnicos de las Asociaciones Empresariales más importantes de la provincia, entre ellas: AESCON (Construcción), AESLUX (Instalaciones Eléctricas y de telecomunicaciones), AESTIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación), ASECOV (Comercio), AESAT (Talleres y Concesionarios o AESFONCA (Fontanería y Calefacción).

Esta reunión entre los empresarios salmantinos y las Escuelas Católicas ha abordado igualmente la nueva realidad surgida tras la aprobación del Anteproyecto de la Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional.

CEOE CEPYME Salamanca considera un acierto que la norma recoja las demandas históricas del sector empresarial para conseguir acercar aún más la FP a las necesidades de las empresas, como es el impulso de la FP Dual, la vinculación de los centros con las empresas, la participación de los interlocutores sociales en el desarrollo del sistema, la revisión del actual modelo de orientación o la internacionalización e interrelación con el sistema universitario.

Descarga aquí la imagen del encuentro del secretario general de CEOE CEPYME Salamanca con las Escuelas Católicas.

La formación y el relevo generacional, los retos de AESFONCA tras la pandemia

El presidente de CEOE CEPYME Salamanca, Juan Manuel Gómez, ha mantenido un encuentro con el presidente de AESFONCA, José Maria García, durante el que han analizado los retos de los instaladores de fontanería, calefacción, mantenimiento gas y afines en el proceso de recuperación económica tras la pandemia por el COVID-19.

Durante esta reunión, el presidente de AESFONCA ha destacado, entre las líneas de trabajo de la asociación, la labor que se realiza en materia de formación, a pesar de las trabas ­_por el número de horas y requisitos_ para impartir los cursos de actualización de los profesionales en activo. En este sentido, señala la buena sintonía con la Administración que facilita el día a día de la resolución de problemas, así como la organización de jornadas como la celebrada sobre el RD 736/2020 de contabilización de consumos individuales. “Ha sido una jornada de gran interés para los instaladores porque esta ley traslada toda la responsabilidad a los instaladores, y surgen muchas dudas que hemos podido plantear a la Junta de Castilla y León”, explica.

De igual modo, señala “la principal línea de trabajo es intentar recuperar los ciclos de Formación Profesional en el sector, como base para preparar y garantizar así el relevo generacional”. “El sector tiene demanda en áreas como soldadura y programación de domótica, cada vez más implantada, y nos encontramos con una falta de profesionales por las dificultades para acceder a los carnés y certificados que necesitan”, ha añadido José María García.

En este sentido, ha mostrado su confianza en la total recuperación sector, que ha mantenido su actividad durante la pandemia “porque inicialmente fuimos empresas de primera necesidad y pudimos seguir trabajando, y porque se han recuperado las reformas en las viviendas”. 

Pincha aquí para descargarte la imagen de la reunión de CEOE CEPYME Salamanca y AESFONCA

AESFONCA inicia su programa de formación 2021 para los profesionales de la fontanería y la calefacción

Empresarios de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Fontanería y Calefacción (AESFONCA) han dado comienzo al programa de formación de la asociación para 2021 con un curso sobre manipulación de equipos con sistemas frigoríficos de carga de refrigerantes fluorados.

En esta formación de 30 horas de duración, los profesionales de la fontanería y la calefacción de Salamanca se formarán en una doble vertiente. En primer lugar, capacitar a los mismos en los cambios y los nuevos conceptos que conlleva el Real Decreto 115/2017, de 17 de febrero, por el que se regula la comercialización y manipulación de gases fluorados, así como acreditar el certificado de competencia para la manipulación de equipos cuyos sistema utilicen estos gases.

El programa de formación de los asociados de AESFONCA continuará durante el mes de febrero con un programa de formación en tecnologías alternativas para la sustitución de dichos gases de efecto invernadero y su manipulación segura de seis horas de duración.

Este curso complementario está dirigido específicamente para los profesionales con certificados de manipulación de equipos con sistemas frigoríficos, bien de cualquier carga de gases fluorados, bien hasta un máximo de 3 kilogramos totales.

Descarga aquí la imagen del curso de AESFONCA sobre gases fluorados.

AESFONCA presenta un protocolo de actuación frente al coronavirus para las empresas instaladoras

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Fontanería y Calefacción (AESFONCA), organización integrada en CONFAES, ha elaborado un protocolo con las recomendaciones y medidas preventivas que deben tomar las empresas instaladoras para proteger tanto la salud de los trabajadores como la de sus clientes, a la hora de acceder a los hogares para atender los avisos de trabajo.

Este documento, fruto de la colaboración con la Confederación Nacional de Asociaciones de Empresas de Instaladores y Fluidos (CONAIF), recoge unas pautas concretas de actuación que minimicen el riesgo de contagio por COVID-19, tanto de los clientes como de los instaladores.

El acceso a los domicilios de los ciudadanos es imprescindible para prestar determinados servicios relacionados con las instalaciones de agua, gas, calefacción, climatización y electricidad (instalaciones, mantenimientos, averías, reparaciones, emergencias…).

El protocolo recoge cinco escenarios diferentes y establece una serie de medidas preventivas y de protección en cada uno de ellos.

“Antes de ir al domicilio del cliente” es el primero. En esa situación se aconseja a los instaladores, como primera medida de prevención, tomarse la temperatura, y si es superior a 37,5ºC no salir de casa y notificarlo al centro de salud. También evitar realizar cualquier actuación o desplazamiento si el instalador presenta síntomas compatibles con el Covid-19 (tos, dificultad respiratoria…). Y salir siempre de casa o de la empresa con la mascarilla puesta.

El segundo escenario previsto es el del “Transporte” o desplazamiento hasta el domicilio del cliente. Se recomienda al instalador utilizar el vehículo de forma individual, siempre que sea posible. Si es necesario compartirlo, no deberá sentarse más de una persona por fila de asientos y la situación entre los ocupantes deberá ser en diagonal para mantener la mayor distancia posible.

En aquellos vehículos, como las furgonetas de trabajo, que disponen de una única fila de asientos podrán ir dos personas en la cabina con la máxima separación.

Además, se recomienda desinfectar el vehículo tras cada uso, utilizando gel hidroalcohólico u otros desinfectantes o productos autorizados.

En el tercero de los escenarios, “Antes de la intervención en el domicilio”, AESFONCA aconseja al instalador, como primer paso, mostrar al cliente la homologación correspondiente de que es instalador autorizado para después pasar a informarle de que, por seguridad y en la medida de lo posible, permanezca en otra estancia de la vivienda o mantenga una separación de, al menos, 2 metros. Se deberá evitar darle la mano y realizar cualquier otro saludo con contacto físico.

Además de extremar las medidas higiénicas, el instalador deberá estar protegido con los EPIs necesarios (guantes, mascarilla, gafas de seguridad, pantalla facial) según la evaluación de riesgos que realice.

“Durante la intervención en el domicilio”, el cuarto de los escenarios previstos en el protocolo, AESFONCA recomienda, entre otras medidas, ventilar la estancia, mantener las herramientas tapadas, limpiar previamente con productos desinfectantes las superficies de los equipos e instalaciones que se vayan a manipular y mantener la máxima protección con los EPIs.

Por último, “Al finalizar la intervención en el domicilio” el protocolo de actuación recomienda no dejar residuos ni EPIs en el domicilio, quitarse con seguridad los EPIs y desecharlos si son de un solo uso siguiendo unas pautas marcadas que evitan la dispersión del virus, desinfectar las herramientas y material utilizado, así como lavar la ropa de trabajo a más de 60º y sin mezclar con otras prendas.

AESLUX y AESFONCA piden que se tengan en cuenta las medidas propuestas por las empresas instaladoras para garantizar la continuidad del sector

El colectivo de empresas instaladoras, representado por la Asociación de Empresarios Salmantinos de Instalaciones Eléctricas y Telecomunicaciones (AESLUX) y la Asociación de Empresarios Salmantinos de Fontanería y Calefacción (AESFONCA), organizaciones empresariales integradas en CONFAES, pide a las Administraciones que se tengan en cuenta las medidas propuestas para poder así garantizar la continuidad laboral y económica de las empresas instaladoras durante el estado de alarma causado por el COVID-19.

Ambas organizaciones, se suman a las reivindicaciones de FENIE y CONAIF, para quienes este nuevo escenario está afectando de manera importante al sector de las instalaciones y por ello solicitan, de forma expresa, las siguientes medidas:

  • Incorporar la actividad de las empresas instaladoras en los servicios que puedan acogerse a los ERTES por fuerza mayor, de tal forma que, en aquellos casos que sea de aplicación, los ERTES se puedan efectuar sin que haya dudas en su concesión.
  • Que los ERTES sean de aplicación a partir de la fecha de inicio de la declaración de alarma
  • Agilizar y reformar los medios telemáticos para la solicitación de ERTES.
  • Que el procedimiento para obtener el cese de actividad a los autónomos, sea de oficio y con carácter retroactivo a la fecha de declaración de alarma
  • Anular el pago a cuenta del impuesto de sociedades correspondiente al año 2020 a las pymes.
  • Eliminar el compromiso de la empresa de mantener el empleo durante el plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de la actividad en caso que ejecute algunas de las medidas incorporadas en el Real Decreto Ley.
  • Autorizar, de forma expresa, el desplazamiento de los trabajadores de las empresas instaladoras a nivel nacional siempre que cumpla con las condiciones de seguridad establecidas en aquellos casos que tengan que continuar su actividad.
  • Permitir el desplazamiento de más de un trabajador en un vehículo, cuando sea necesario para la realización de los trabajos, siempre que éstos cumplan con las condiciones de seguridad.
  • Proporcionar de forma prioritaria al colectivo de empresas instaladoras de elementos de material de seguridad para los trabajadores que han de continuar su actividad en condiciones de seguridad a través de las mutuas, o en su caso, las asociaciones de empresas instaladoras
  • Incorporar los CNAES del ámbito de las instalaciones dentro de las empresas potenciales de recibir las líneas de financiación habilitadas por el Gobierno para el COVID-19
  • Incorporar o aclarar, en su caso, que los alquileres de locales o tiendas de empresas instaladoras que hayan tenido que suspender su actividad dentro del establecimiento al paquete de ayudas previsto para el aplazamiento en el pago de hipotecas.

Por todo ello, inciden en la importancia de incorporar esta serie de para garantizar la continuidad de las empresas instaladoras, respetando siempre, las medidas preventivas indicadas por los organismos públicos