Los empresarios de distribución de hostelería analizan la repercusión de los cambios normativos en el futuro del sector

La Asociación de Distribuidores de Alimentación y Hostelería de Salamanca (ADAHS) ha celebrado su Asamblea General ordinaria, en la cual la asociación integrada en CEOE CEPYME Salamanca ha dado por concluido su último ejercicio, aprobando tanto las cuentas de 2021 como el presupuesto del 2022.

Durante su celebración, los empresarios de distribución de hostelería de la provincia de Salamanca han abordado las diferentes cuestiones de actualidad, especialmente aquellas que marcarán el futuro próximo del sector.

Entre ellas, ha tenido una especial relevancia el análisis del impacto de la nueva ordenanza de carga y descarga en Salamanca capital, la situación de los chóferes de reparto y la apuesta de la asociación por desarrollar la sostenibilidad ambiental, social y económica del sector ante la entrada en vigor de la Zona de Bajas Emisiones.

Ante esta nueva realidad, los empresarios de ADAHS han reclamado ayudas a la Administración para la renovación de sus flotas, así como apoyo en la problemática de la distribución de última milla y para la transformación digital de sus empresas.

Las empresas distribuidoras de la provincia hemos llevado a cabo en los últimos años un evidente ejercicio de resiliencia. Primero con todas las restricciones por culpa de la pandemia y ahora por el alza de precios. Necesitamos el apoyo de las Administraciones para afrontar la renovación de nuestro parque móvil, nuestra principal herramienta de trabajo”, ha opinado el presidente de ADAHS, Juan Ramón Sánchez.

Además, los distribuidores salmantinos han abordado el grave impacto que está teniendo en las cuentas de las pymes el incremento del precio de los combustibles y de la electricidad, así como la falta de ciertos productos por la paralización de las redes logísticas debido al paro del sector del transporte en las últimas semanas.

Finalmente, los asociados de ADAHS han puesto en valor la estrecha relación existente entre la asociación y la patronal nacional FEDISHORECA, sin olvidar las graves consecuencias que todavía está afrontando el sector por el impacto continuado de las restricciones a la hostelería por la pandemia.

Los empresarios de distribución de Salamanca, en el encuentro nacional del sector de Hostelería y Alimentación

ADAHS_FEDISHORECA

La Asociación de Distribuidores de Alimentación y Hostelería (ADAHS), integrada en CEOE CEPYME Salamanca, ha participado en la reunión del Consejo Rector y la Asamblea General de FEDISHORECA, la federación nacional que agrupa a empresarios de toda España, que se ha centrado en la situación que atraviesa el sector de distribución de bebidas y alimentación tras el impacto de la pandemia.

Entre los aspectos analizados este encuentro, que ha recuperado su formato presencial, destaca la Encuesta mensual sobre ventas que la Federación ha venido realizando durante la pandemia. Ésta se ha erigido como “herramienta clave para dirigirse a la administración con propuestas y demandas basadas en información veraz y real del sector, especialmente durante los meses con las medidas de restricción de la movilidad más estrictas”, así como soporte de información para los empresarios de la distribución.

Según los datos recabados por esta encuesta, el sector de la distribución estima que las ventas, a final de año, serán un 10-15% menos en comparación con 2019. Asimismo prevén que la recuperación total del sector a niveles pre-pandemia no se produzca hasta 2022/2023.

En este sentido, los distribuidores han advertido que el retraso en la publicación y ejecución de los fondos europeos Next Generation “puede lastrar el desarrollo de las empresas” y señalan que “de no impulsarse con rapidez, la inversión puede dirigirse a otros países que ya los han puesto a disposición de las empresas”.

Los empresarios del sector también han tratado en esta reunión de carácter nacional el reto de la Movilidad Sostenible. Más concretamente, las medidas impulsadas por varios países de la Unión Europea para adaptar su parque móvil a los requisitos de la Agenda 2030 y a la puesta en marcha de una zona de bajas emisiones en todas la ciudades de más de 50.000 habitantes para alanzarlos los valores de calidad del aire impulsados por la UE.

Por último, otros de los temas abordados en la reunión nacional del Consejo Rector y la Asamblea General de FEDISHORECA han sido las ayudas directas al sector, su digitalización, la escasez de trabajadores para el reparto, la falta de suministros o el impacto de la inflación, etc.

Los distribuidores de hostelería de Salamanca reclaman visibilidad para un sector que ha perdido la mitad de su facturación por el COVID-19

Visibilizar la problemática de un sector tan relevante para el funcionamiento de la Hostelería como olvidado por las Administraciones. Con esta intención, la Asociación de Distribuidores de Alimentación y Hostelería de Salamanca (ADAHS) ha puesto de relieve la situación actual de cerca de un centenar de empresas de la provincia que han perdido durante la pandemia del COVID-19 el 50% de su facturación.

El sector de la distribución de hostelería de Salamanca, que suministra a diario bebidas, conservas, congelados, etc… agoniza tras las sucesivas restricciones a la Hostelería, su principal cliente. Estos negocios, que emplean a cerca de un millar de trabajadores (actualmente un 75% se encuentra en ERTE), desarrollan su actividad con las plantillas bajo mínimos, mientras asisten a la desaparición de cientos de clientes por la pandemia.

“En el año 2020 se han cerrado ya un 38% de los establecimientos de Hostelería en Castilla y León. Esto supone en la provincia de Salamanca entre 700 y 800 negocios que ya están cerrados. A falta del tercer confinamiento que estamos padeciendo, nuestros cálculos nos indican que un 5-10% adicional no sobrevivirá. Además, siendo optimistas, los que sobrevivan pasarán entre seis y ocho meses de muy difícil subsistencia”, ha señalado Juan Ramón Sánchez, presidente de ADAHS.

Juan Manuel Gómez, presidente de CEOE CEPYME Salamanca y Juan Ramón Sánchez, presidente de ADAHS, durante la rueda de prensa de los distribuidores de Hostelería de Salamanca.

En una rueda de prensa a la que ha asistido el presidente de CEOE Castilla y León, Santiago Aparicio y el presidente de CEOE-CEPYME Salamanca, Juan Manuel Gómez; el presidente de ADAHS ha reivindicado que se acabe con la invisibilidad del sector de la distribución y se le apoye de la misma manera que, en su día, se hizo con el sector bancario. “Desde el gobierno regional creo que no se está teniendo en consideración lo importante que es, en un futuro, nuestro sector. Yo recuerdo que a la banca se le ayudó mucho más que lo que nosotros estamos pidiendo ahora”.

Igualmente, Juan Ramón Sánchez, representante de los distribuidores de hostelería y alimentación de Salamanca ha solicitado prórrogas en el pago de todos los impuestos (locales, autonómicos y estatales) que deben afrontar desde el momento de abrir sus empresas. “Necesitamos aplazamientos los suficientemente largos como para solventar nuestra situación económica a corto y medio plazo. En estos momentos, pedimos que las Administraciones sean lo suficientemente flexibles como para no hacer caja con nosotros”.

ADAHS, asociación perteneciente a CEOE-CEPYME Salamanca, representa a las empresas de un sector que, en la provincia salmantina, factura más de 350 millones de euros.

Descarga aquí las imágenes de la rueda de prensa de ADAHS y CEOE Castilla y León.

ADAHS solicita medidas que garanticen la continuidad del ocio nocturno de Salamanca

La Asociación de Distribuidores de Alimentación y Hostelería de Salamanca (ADAHS) advierte del grave perjuicio que supone para la distribución la vuelta al trabajo en las condiciones actuales del ocio nocturno de Salamanca.

En este sentido, la asociación integrada en CONFAES reclama a las Administraciones Públicas que implementen nuevas acciones que aseguren el sostenimiento de un sector que ha sido uno de los últimos en iniciar la desescalada tras la crisis sanitaria del COVID-19.

“Consideramos que medidas como la restricción de horarios no suponen más que una nueva traba al normal desarrollo de un sector con la importancia que tiene en una provincia como Salamanca. Apoyar al ocio nocturno es apoyar a empresarios y trabajadores de la provincia”, ha manifestado el presidente de ADAHS, Juan Ramón Sánchez.

Según los cifras que maneja ADAHS, el retraso en la reapertura de los negocios hasta el mes de diciembre supondrá para las empresas de distribución de Salamanca un descenso de la facturación de entre el 50-60% y la desaparición del 15-20% de las empresas que actualmente existen en la provincia.

Finalmente, ADAHS recuerda a los salmantinos la importancia del cumplimento en todo momento de las normativas sanitarias vigentes.

Los distribuidores confían en llegar al 50% de su actividad en esta primera semana de la Fase 2, tras los tímidos inicios de la desescalada

La Asociación ADAHS confía en alcanzar esta semana entre un 40-50% de facturación con la llegada de la Fase 2 del Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad en Salamanca, tras unas primeras semanas de desescalada de la COVID-19 con ventas situadas en un 15%, respecto al mismo periodo del año 2019.

En este sentido, Juan Ramón Sánchez, presidente de ADAHS, organización integrada en CONFAES,  señala que durante la Fase 1 el sector esperaba un mayor número de terrazas abiertas y más afluencia de consumidores. “En Salamanca, estas semanas las ventas han estado por debajo de la media de Castilla y León, que según una encuesta de la nacional FEDISHORECA, eran de un 21%, pero la actividad en el sector ha ido creciendo gradualmente”.

“Prácticamente todas las empresas de distribución de alimentación y hostelería de Salamanca ya han retomado la actividad, y han empezado a recuperar a parte del personal que estaba en ERTE, pero el sector está a la espera de ver qué pasa a partir de hoy con la ampliación de los aforos permitidos en Hostelería”, explica su presidente Juan Ramón Sánchez.

Desde ADAHS se confía en que en esta semana se incremente el número de establecimientos abiertos, aunque tras estos meses de cese de actividad en la Hostelería estiman que entre un 10-15% de los establecimientos cerrarán sus puertas definitivamente. “Creemos que entre 150-200 negocios no van a llegar a abrir porque no han aguantado el tirón, por diferentes motivos, porque ahora mismo no pueden volver teniendo en cuenta que facturación es menor, porque necesitan hacer una inversión para acondicionar el local que no pueden afrontar y por la incertidumbre que hay sobre las normas a cumplir”, explica.