CEOE CEPYME Salamanca reclama la puesta en marcha de un plan de acción empresarial para sostener la economía y el empleo

La Confederación CEOE CEPYME Salamanca vuelve a mostrar su inquietud por la tendencia negativa del empleo provincial, que acumula por quinto mes consecutivo un crecimiento en el número de desempleados.

El paro en Salamanca ha crecido en octubre en 187 personas, situándose la cifra actual en 19.882, pese a que la provincia cuenta actualmente con 332 menos en desempleo que en el mismo mes del año pasado, marcado todavía por las restricciones frente al COVID-19 en el ámbito empresarial.

Respecto a la afiliación a la Seguridad Social, apenas cambia en Salamanca tras cosechar un descenso del 0,05% en el número de cotizantes, 64 menos, hasta los 123.865.

En esta ocasión, el sector de los servicios ha copado la destrucción del empleo provincial, ya que nueve de cada diez desempleados pertenecen a este sector, circunstancia que evidencia la alta dependencia que tiene la economía de Salamanca de su evolución.

Por ello, CEOE CEPYME Salamanca reitera la difícil coyuntura a la que se enfrentan las empresas de la provincia, quienes necesitan la puesta en marcha de un plan de acción dirigido al tejido empresarial que consiga sostener la marcha de la economía y del empleo. Iniciativa que requiere de la participación de todos los sectores empresariales, con el fin de conseguir reactivar la economía y apuntalar la inversión.

Asimismo, la patronal salmantina considera que, en esta etapa de gran incertidumbre política y económica, es necesario redoblar esfuerzos en términos de flexibilidad, moderación de los costes salariales, lucha contra la inflación y contención de las cargas impositivas.

Finalmente, los empresarios salmantinos abogan por el desarrollo de un marco regulatorio que destaque por su estabilidad para que genere certidumbre entre los inversores y se consiga priorizar el mantenimiento y la creación de empleo en estos tiempos complejos.