Los empresarios de máquinas recreativas solicitan a la Junta de Castilla y León la flexibilización del horario del toque de queda

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Operadores de Máquinas Recreativas, AESOMAR, rechaza las últimas medidas impuestas por la Junta de Castilla y León a los negocios hosteleros por el grave impacto que está teniendo en las empresas de juego privado de la provincia. Por ello, los representantes de la asociación mostrarán mañana su solidaridad con el sector de la hostelería en una concentración que recorrerá en coche la capital salmantina.

A juicio de la presidenta de AESOMAR, Carmen Rodrigo, la Junta de Castilla y León “debería flexibilizar los horarios del toque de queda siguiendo el modelo en vigor en otras autonomías, que mantienen un horario de apertura más amplio”. En este sentido, señala que se limita la actividad económica de un sector cuando solo un 3% de los contagios proceden de la Hostelería, mientras se mantienen otro tipo de reuniones sociales que son más peligrosas.

En este sentido, la presidenta de los empresarios de máquinas recreativas de Salamanca ha calificado de “muy restrictivas” las condiciones actuales del toque de queda en Castilla y León hacia los bares y establecimientos hosteleros, que “agravarán una situación delicada para las pymes de un sector ya de por sí castigado por una importante caída de ingresos y de empleo, debido a las sucesivas restricciones de movilidad aplicadas en los últimos meses”.

Según las cifras de AESOMAR, el sector de juego privado en Castilla y León ha generado en 2019 un total de 2.000 de puestos de trabajo y un impacto económico en la Comunidad, vía impuestos, de 71,1 millones de euros.

Los empresarios salmantinos de máquinas recreativas defienden el juego responsable tras participar en el XVI Congreso del Juego de Castilla y León

Una delegación de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Máquinas Recreativas (AESOMAR) encabezada por su presidenta, Carmen Rodrigo, ha participado en el XVI Congreso del Juego de Castilla y León, celebrado en Aranda de Duero (Burgos), en el que tres centenares de profesionales del sector de toda la comunidad se han reunido alrededor del ‘juego responsable’.

El sector del juego de Castilla y León, que genera dos millares de puestos de trabajo y un impacto económico en la autonomía de 71,1 millones de euros, está a la espera de la modificación de la Ley del Juego de Castilla y León, con el fin de actualizar su articulado a las últimos cambios tecnológicos y sociales.

Organizado por la Junta de Castilla y Léon, durante dos días el XVI Congreso del Juego de Castilla y León ha analizado diversos temas de interés para los profesionales como el trato que realizan los medios de comunicación al juego privado, la aportación de la industria del juego a la sociedad, estrategias del juego responsable en el sector privado o las reflexiones sobre la realidad económica actual.

La presidenta de AESOMAR valora positivamente la propuesta de un sello de calidad para las máquinas recreativas en el XV Congreso de Juego de Castilla y León

Carmen Rodrigo, presidenta de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Operadores de Máquinas Recreativas (AESOMAR) ha hecho suya la reclamación de la patronal nacional de empresarios del juego COFAR para la implementación de un sello de calidad para las máquinas recreativas durante su discurso sobre la calidad de la gestión del sector en la segunda jornada del XV Congreso de Juego de Castilla y León que hoy se cierra en Valladolid.

Enmarcado en un encuentro que da cita a más de 300 empresarios de máquinas, salones, casas de apuestas, bingos y casinos de toda España, Carmen Rodrigo ha justificado que dicha propuesta “garantizaría que quien opera dentro del establecimiento hostelero ha recibido la formación necesaria y conoce el fundamento de este negocio relacionado con las especiales características de la actividad”.

Y es que, a juicio de la presidenta de la asociación integrada en CONFAES, las máquinas de juego, “son un elemento consustancial muchas veces con la fórmula del establecimiento tradicional de hostelería”, ya que el usuario acude “fundamentalmente, a socializar y no específicamente a jugar” y encuentra en estas máquinas “un entretenimiento más tras acudir a ese local por otros mil motivos”.

Imagen de la Junta Directiva de AESOMAR en el XV Congreso del Juego de Castilla y León

En este sentido, Carmen Rodrigo ha subrayado que el sector del juego privado “es un modelo de negocio que con la debida regulación se convierte en una actividad recreativa como otra cualquiera” porque, salvo excepciones, “se confía en la responsabilidad y buen criterio de quien tras tomarse un café deposita el cambio en la máquina”.

Además, ha recordado que comportamientos como no prestar dinero para jugar, no dejar jugar a quien no se encuentra en perfecto estado o no dejar jugar a menores “son cuestiones que ni tan siquiera necesitarían estar escritas en ningún documento”.

La empresaria del juego salmantina ha explicado que las empresas de máquinas recreativas tienen ante sí varios retos de futuro como “ser capaces de intuir por donde irán las nuevas preferencias y adaptarse a lo que de nosotros puede esperar ese cliente cuyos gustos han cambiado y cuya demanda de servicios se ha hecho más exigente”.

Carmen Rodrigo ha concluido su intervención proclamando que el sector “tiene futuro junto a nuestros compañeros de viaje que son los bares y establecimientos hosteleros”, pese a “una campaña de algunos sectores empeñados en demonizar nuestro trabajo”.

Descarga aquí las imágenes de la participación de la Asociación AESOMAR, en el XV Congreso del Juego de Castilla y León.