CITYCESA alerta de que cientos de toneladas de exportaciones e importaciones salmantinas sufrirán demoras por el bloqueo del Canal de Suez

La vía natural de entrada y salida de la práctica totalidad del comercio exterior europeo y, por ende, el salmantino (el Canal de Suez) se encuentra actualmente en una situación crítica que deja en peligro los plazos de entrega comprometidos de importaciones y exportaciones.

El bloqueo del canal, por uno de los cargueros más grandes del mundo, el Ever Given, al quedar atravesado y encallado, ha puesto en alerta a CITYCESA, empresa salmantina especializada en logística y comercio exterior, que ha empezado a ejecutar un plan de crisis para dar solución a las demoras que sufrirán los cientos de toneladas de mercancías con origen o destino Salamanca.

“El Canal de Suez es una infraestructura clave en la logística de las empresas salmantinas y su paralización implicará graves retrasos. Especialmente, cobra una gran importancia las mercancías perecederas, en las que cualquier cambio en los plazos de entrega, por mínimo que sea, puede dar al traste con la operación”, indica el director de CITYCESA, David Sánchez.

A esta situación de fragilidad en los intercambios comerciales, recuerda David Sánchez, se unen las complicaciones por el precio al alza de los fletes, lo que significará que las empresas de Salamanca “sufrirán un notable incremento de los costes de estas operaciones, así como un previsible desabastecimiento” por el bloqueo en el tráfico marítimo en una ruta vital para la conexión Este – Oeste del planeta.

En este sentido, con el fin de facilitar el asesoramiento a las empresas afectadas, CITYCESA ha habilitado un buzón de información en el correo electrónico (aduana@citycesa.com) para atender directamente las preguntas derivadas de este suceso.

Descarga aquí las imágenes del bloqueo en el Canal de Suez.

La Aduana de Salamanca-Citycesa advierte que con “el acuerdo del Brexit se aclara la situación pero no se acaban las dificultades comerciales para las empresas salmantinas”

El acuerdo in extremis alcanzado por la Unión Europea y Reino Unido viene a establecer un nuevo marco para las relaciones comerciales, con el que ”a partir de ahora las reglas del juego empiezan a aclararse pero no significa que desaparezcan las dificultades comerciales para las empresas salmantinas que exportan e importan productos y para la prestación de servicios”.

De este modo valora la Aduana de Salamanca-Citycesa, el acuerdo de libre comercio entre la Comisión Europea y Reino Unido que atenúa los efectos económicos de su salida de la UE. “Los productos británicos no tendrán nuevos aranceles ni cuotas pero supone implantar barreras y levantar una nueva estructura burocrática, lo cual incrementará el coste adicional del transporte porque habrá más papeleo y llevará más tiempo cruzar la aduana y esto al final repercute económicamente”, explica el director de Citycesa, David Sánchez.

Asimismo, señala que “aunque ambas partes intentarán hacer las cosas de una manera ágil, las colas que hemos visto estos días se podrán dar en el futuro porque ahora se obliga a parar en la aduana a hacer las gestiones y presentar las declaraciones de importación o exportación”.
“Lo vemos en otras fronteras con países que no forman parte del espacio único aduanero como por ejemplo en Turquía donde nuestros camiones se ven obligados a parar varias horas o en Marruecos, donde en determinadas épocas del año se generan colas”, añade.

Durante estos meses, las dudas en torno al Brexit y el impacto del COVID-19 han hecho mella en la balanza comercial salmantina. De hecho, se ha registrado un descenso de las exportaciones desde Salamanca con Reino Unido del 16,28%, según los últimos datos facilitados por Aduanas hasta el mes de septiembre. Durante este periodo se exportaron mercancías por valor de 16,3 millones de euros, de las que 87% se concentran en los sectores de productos farmacéuticos, bebidas alcohólicas, preparaciones de carne y sus despojos (tocino, etc..) y neumáticos. En cuanto a las importaciones, éstas han aumentado un 22% respecto a 2019 (hasta los 146 millones). Los principales sectores son productos químicos inorgánicos, productos farmacéuticos, jabones y plásticos y sus manufacturas, que aglutinan el 98% de los productos traídos de Reino Unido.

Desde Citycesa se señala que “la tendencia se mantendrá a comienzos de 2021 porque estamos pendientes de saber cómo se han va a desarrollar las relaciones entre los dos bloques y cuál es la normativa que aprueban para las exportaciones e importaciones en Reino Unido”, explica.

CITYCESA recuerda que un Brexit duro obligará a muchas a empresas a “empezar casi de cero” con sus exportaciones

Ante la perspectiva de un Brexit sin acuerdo, tras una nueva prórroga en las negociaciones entre la Unión Europea y el Reino Unido, cada vez más empresas contemplan este escenario como una posibilidad real que implicaría “un coste demoledor” para sus operaciones comerciales por sus implicaciones aduaneras.

Así lo explica Noemí Benito, subdirectora de la Aduana de Salamanca-CITYCESA, quien ha calificado a la situación actual como el ejemplo perfecto de incertidumbre empresarial. “El entorno es tan cambiante que cualquier plan de contingencia puede quedarse desactualizado en cuestión de horas. Sin embargo, muchas empresas ya están planificando sus operaciones con la perspectiva de que, finalmente, no se llegue a un acuerdo y las reglas se fijen por lo establecido por la Organización Mundial del Comercio”.

La experta en Comercio Internacional será la ponente de la jornada técnica ‘BREXIT: Un nuevo reto para la operativa internacional de las empresas’ que se impartirá mañana, a partir de las 9:30 horas, en la Cámara de Comercio de Cáceres, en la que se repasará pormenorizadamente todos los aspectos que implican la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Esta nueva realidad supondría un sinfín de inconvenientes, especialmente para las empresas del sector agroalimentario por sus altos volúmenes de venta, que “obligarían a empezar casi desde cero sus compras y ventas con este país”: El establecimiento de aranceles, un mayor número de trámites aduaneros (documentación, permisos, homologaciones, etc), entre otros, lo que significará para las empresas más gastos y retrasos en la cadena logística, que impactarán en los márgenes con los que trabajan estas empresas.

Por ello, en este mes de diciembre se han disparado las cifras de ventas de todo tipo de productos, así como las kilométricas colas de camiones en los puertos de Dover (Reino Unido) y Calais (Francia), con el fin de aprovechar las ventajas que estarán en vigor hasta el final del periodo transitorio que acaba a final de año.

Además, obligaría a tener en cuenta cuestiones, hasta ahora secundarias, como los futuros acuerdos que firmase el Reino Unidos con países terceros. “Las empresas españolas han contado todos estos años con acuerdos preferenciales que se perderían con un Brexit sin acuerdo. Por ejemplo, las empresas del sector agroalimentario competirían en igualdad de condiciones y de manera directa con otras de Turquía, Sudáfrica, Brasil o Argentina”.

Noemí Benito ha recordado que las empresas deben estar preparadas para estos nuevos tiempos, de la mano de profesionales expertos. “En mi opinión es un error fiarlo todo a que se llegue a un acuerdo, porque la posibilidad de que no se consiga es real. Si al final sucediese nos enfrentaremos a un nuevo paradigma, en el que los expertos en comercio exterior cobrarán una gran importancia, ya que son los indicados para trabajar con una serie de condicionantes, protocolos y reglas que conocen y saben aplicar incluso en las condiciones en las que existe una gran incertidumbre como las actuales, ha puntualizado.  

La Aduana de Salamanca-Citycesa advierte del problema logístico del transporte marítimo para las empresas de Salamanca

El comercio exterior de la provincia continúa acumulando problemas en la cadena logística, que sufre cada vez más los efectos de la crisis sanitaria derivada de la pandemia del COVID-19.

Con la reanudación de la economía en el mes de agosto y el crecimiento de la demanda de transporte de mercancías se ha generado a nivel mundial una escasez de contenedores, que provoca retrasos en toda la cadena logística tanto para la importación como la exportación de mercancías.

Esta situación tiene mayor impacto en las pequeñas y medianas empresas, como las que caracterizan el tejido empresarial salmantino, que tienen dificultades para encontrar contenedores, especialmente el transporte de mercancías hacia China y EEUU.

El resultado es el incremento de los precios de los fletes que imponen las navieras, problemas logísticos en tierra y costes colaterales que pueden llegar a anular operaciones internacionales de empresas de la provincia.

“La situación que estamos viendo desde la Aduana de Salamanca-Citycesa es tremendamente complicada porque desde agosto se han duplicado los costes de las tarifas de las navieras y se incrementan los retrasos. Hay cierta preocupación porque se acerca la Navidad y es un periodo muy importante para las ventas de las empresas.”, explica el director de Citycesa, David Sánchez.

“Tememos que la situación continuará así durante el primer trimestre del año, hasta el Año Nuevo Chino. Desde Citycesa estamos trabajando en la contratación y planificación de estos transportes para encontrar a nuestros clientes la solución más adecuada y solventar los problemas en costes y de retraso en el transporte”, añade.

La Aduana de Salamanca-CITYCESA colabora con la Cámara de Comercio de Cáceres formando a los futuros representantes aduaneros

La Aduana de Salamanca-CITYCESA colabora con la Cámara de Comercio de Cáceres en la segunda edición del curso de representante aduanero que formará a profesionales en esta figura clave dentro del comercio exterior.

Esta formación 100% online está dirigida a trabajadores vinculados al sector de la logística, directores de exportación, directores de producción, etc; quienes conocerán de primera mano la legislación de la operativa y los procedimientos que cuenta la práctica de despacho y gestión aduanera.

La figura del representante aduanero (antiguo agente de aduanas) es esencial en el control y la gestión total de la operativa práctica y documental de los procedimientos de despacho aduanero. Es actualmente un nuevo nicho laboral en las empresas transitarias y logísticas, que está siendo impulsada por la propia AEAT para que las empresas exportadoras y/o importadoras puedan realizar labores aduaneras.

De esta manera, los expertos en internacionalización de la Aduana de Salamanca-CITYCESA impartirán dicha formación especializada, gracias a la gran experiencia conseguida tras su designación como Operador Económico Autorizado (OEA) y a su certificación de calidad ISO 9001 en Gestión Aduanera, que ha convertido a la empresa aduanera salmantina en una referencia del sector de la logística y la internacionalización en el oeste de España.

Durante 220 horas lectivas, el curso de representante aduanero de la Cámara de Comercio de la provincia de Cáceres seguirá las pautas de capacitación establecidas por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) para preparar a los alumnos en las próximas convocatorias de representantes aduaneros que publicará el Boletín Oficial del Estado. Dicha titulación oficial de representante aduanero habilita a sus poseedores para actuar como tal en todos los países miembros de la Unión Europea. 

A través de clases en streaming, desarrolladas a través del Campus Virtual de la Cámara de Comercio de la provincia de Cáceres en la plataforma Moodle, el curso de representante aduanero dotará a sus participantes de la formación necesaria para presentarse a las pruebas públicas periódicas convocadas por la AEAT, convalidando la parte teórica de las mismas, tras haber conseguido la correspondiente homologación. 

Además, emitirá a quienes superen el curso un Diploma de Representante Aduanero expedido por el Instituto de Formación Superior de la Cámara oficial de Comercio, Industria y Servicios de Cáceres.

Accede a toda la información sobre la II edición del Curso de Representante Aduanero.