Los primeros exámenes para piloto de aviación organizados por AESA en Salamanca, un caso de éxito

La Escuela Aeronáutica Adventia, centro adscrito a la Universidad de Salamanca, se ha convertido en un referente en la mejora de la formación de los futuros pilotos de aviación comercial, gracias a la decisión tomada por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) de descentralizar la realización de los exámenes oficiales del título de piloto de ATPL fuera de Madrid desplazando a los funcionarios y a los equipos informáticos en los que se realizan a ubicaciones “de confianza”, que han sido inspeccionadas previamente y que garantizan su buen desarrollo.

Esta iniciativa pionera ha logrado superar el medio millar de exámenes en dos años, cifra que supone que dos de cada tres alumnos del Grado en piloto de Aviación Comercial y Operaciones Aéreas de la Universidad no hayan tenido que desplazarse obligatoriamente a Madrid para llevar a cabo estas pruebas teóricas obligatorias para la expedición de su licencia aeronáutica.

Apuesta por la descentralización

Una medida que apuesta por la descentralización administrativa, acercando los servicios de AESA y la Administración General del Estado a las zonas del oeste de España, que luchan por combatir la despoblación, en este caso a un termino municipal como el de Villagonzalo de Tormes con 237 habitantes en 2.021 según los datos publicados por el INE a 1 de Enero de 2021 , que es donde está situado el Aeropuerto de Salamanca y el Campus Aeronáutico de Matacán.

Desde que Adventia se convirtiese, en marzo de 2020, en sede oficial de los exámenes teóricos FCL de AESA, se han realizado más de medio millar de pruebas en esta sede periférica, lo que implica una doble ventaja para los estudiantes.

Mejores resultados académicos

En primer lugar, los futuros pilotos consiguen mejores resultados académicos al minimizar el componente psicológico de realizar los exámenes en un entorno desconocido y dedicar más tiempo a la preparación de los mismos.

Cabe destacar que, tras esta decisión tomada por AESA en 2020, la tasa de aprobados se sitúa en el 94%, tras un ascenso de dos puntos en la nota media cercana al 90%.

En segundo lugar, el ahorro económico. Realizar los exámenes para obtener la licencia de piloto de ATPL en la sede central de AESA en Madrid implica un coste medio de más de 1.800 euros, incluidos los desplazamientos y el alojamiento. De este modo también se contribuye a la sostenibilidad ambiental, habiendo evitado en estos dos años en los que Adventia realiza estos exámenes la emisión de 24,5 toneladas de CO2, y reduciendo la huella de carbono.  

Importante inversión en medios técnicos

Para convertirse en sede periférica de examinación de AESA, la Escuela Aeronáutica Adventia ha tenido que realizar una importante inversión al dedicar una sala en exclusiva a este tipo de procedimientos, invirtiendo en diversos elementos técnicos según los requerimientos de la Administración y contar con equipos conectados a una red informática blindada, y siempre bajo la supervisión de técnicos de AESA, para garantizar la transparencia de todo el proceso examinador.

La Escuela Aeronáutica Adventia, centro adscrito a la Universidad de Salamanca, se convirtió tras esta inversión en sede periférica de los exámenes de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) mediante resolución del 30 de septiembre de 2020 del organismo dependiente del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que concedió a la Escuela salmantina “ser sede oficial de exámenes teóricos FCL de AESA de acuerdo a la Resolución de 10 de marzo de 2020 de la Dirección de AESA, relativa a la realización de los exámenes electrónicos de conocimientos teóricos para la obtención de títulos, licencias y habilitaciones aeronáuticos civiles”.

De este modo, el campus aeronáutico de Matacán es la referencia en Castilla y León y Extremadura para la realización de los exámenes oficiales de piloto de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, ya que, según indica la resolución, “la inspección técnica concluye que la E-ATO-230 Adventia cumple con los requisitos de organización y técnicos que se encuentran publicados en la web de AESA”.

En los últimos años Adventia ha realizado una elevada inversión realizada en innovación docente. Así, durante la pandemia puso de manera experimental la incorporación del reconocimiento facial en los exámenes teóricos que se realizaban con dispositivos electrónicos. Su implantación, basada en sistemas de e-proctoring, fue pionera en la formación de pilotos de aviación comercial, ya que proporciona evidencias contrastadas que certifican todo el proceso de realización del examen de manera automática gracias a la inteligencia artificial. El sistema elegido fue una aplicación de última generación denominada SMOWL, que genera evidencias de calidad que se ponen a disposición de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Castilla y León (ACSUCyL). Adventia se convirtió en la escuela de pilotos de aviación comercial de España que más exámenes on line acreditados llevó a cabo durante la pandemia de la COVID-19, realizando más de 800 pruebas de exámenes on line.

Tras recobrar la normalidad académica y la presencialidad al 100%, esta medida descentralizadora de AESA de realizar los exámenes en la propia Escuela en lugar de acudir a Madrid permite seguir mejorando la formación de los universitarios, optimizando sus tiempos y contribuyendo a la sostenibilidad en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) u Objetivos Globales establecidos en 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas (AG-ONU).


Sobre la Escuela de Pilotos Adventia
La Escuela de Pilotos Adventia es una Organización de Entrenamiento Aprobada (ATO) por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea, AESA, y centro adscrito a la Universidad de Salamanca. Fue la primera escuela de pilotos autorizada en España por el Consejo de Ministros (el 18 de julio de 2014) para impartir el Grado Oficial en Piloto en Aviación Comercial y Operaciones Aéreas adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior, según se recoge en el Registro de Universidades, Centros y Títulos (RUCT) del Ministerio.

El Grado Universitario, una formación muy valorada por las compañías aéreas en Europa, permite a los pilotos de aviación comercial obtener la licencia profesional y les abre las puertas a otras salidas profesionales, como cargos directivos en el ámbito de las operaciones aéreas en las aerolíneas o puestos en la función pública, así como la continuidad de estudios universitarios como el doctorado.

Pincha aquí para descargarte la imagen de los alumnos de Adventia