Los distribuidores confían en llegar al 50% de su actividad en esta primera semana de la Fase 2, tras los tímidos inicios de la desescalada

La Asociación ADAHS confía en alcanzar esta semana entre un 40-50% de facturación con la llegada de la Fase 2 del Plan de Transición hacia la Nueva Normalidad en Salamanca, tras unas primeras semanas de desescalada de la COVID-19 con ventas situadas en un 15%, respecto al mismo periodo del año 2019.

En este sentido, Juan Ramón Sánchez, presidente de ADAHS, organización integrada en CONFAES,  señala que durante la Fase 1 el sector esperaba un mayor número de terrazas abiertas y más afluencia de consumidores. “En Salamanca, estas semanas las ventas han estado por debajo de la media de Castilla y León, que según una encuesta de la nacional FEDISHORECA, eran de un 21%, pero la actividad en el sector ha ido creciendo gradualmente”.

“Prácticamente todas las empresas de distribución de alimentación y hostelería de Salamanca ya han retomado la actividad, y han empezado a recuperar a parte del personal que estaba en ERTE, pero el sector está a la espera de ver qué pasa a partir de hoy con la ampliación de los aforos permitidos en Hostelería”, explica su presidente Juan Ramón Sánchez.

Desde ADAHS se confía en que en esta semana se incremente el número de establecimientos abiertos, aunque tras estos meses de cese de actividad en la Hostelería estiman que entre un 10-15% de los establecimientos cerrarán sus puertas definitivamente. “Creemos que entre 150-200 negocios no van a llegar a abrir porque no han aguantado el tirón, por diferentes motivos, porque ahora mismo no pueden volver teniendo en cuenta que facturación es menor, porque necesitan hacer una inversión para acondicionar el local que no pueden afrontar y por la incertidumbre que hay sobre las normas a cumplir”, explica.

CONFAES reclama medidas claras y valientes, en el marco del diálogo social, que garanticen la recuperación económica, social y laboral

Los datos del paro registrado en el mes de mayo en Salamanca reflejan las ya evidentes consecuencias que la actual emergencia sanitaria del COVID-19 sigue provocando a nivel económico, social y laboral. Así, las cifras publicadas hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social ponen de manifiesto un incremento en 410 personas, un 1,5%, con lo que la cifra total desempleados en la Comunidad se sitúa en 26.632.

Esta preocupante situación que aportan los datos se acrecienta si, además, tenemos en cuenta que, en relación al último año, el aumento es del 19,8%% (4.418 desempleados más) y la estadística continúa sin reflejar a los trabajadores acogidos a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) en la provincia.
Una vez analizadas las cifras conocidas hoy, y ahora que la evolución epidemiológica está permitiendo avanzar en las diferentes fases del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, gracias a la responsabilidad de toda la sociedad, CONFAES se suma la petición de la patronal regional CECALE sobre la necesidad de adoptar medidas claras y valientes que permitan reducir los nefastos efectos que la epidemia está provocando y provocará en nuestro mercado laboral.

Se trata, de buscar nuevas vías que permitan garantizar la supervivencia de los sectores más golpeados, de sus empresas y sus plantillas hasta la recuperación total de su actividad; objetivos, todos ellos, que no pueden verse afectados, en ningún caso, por cambios en el organigrama del Gobierno regional a quien le corresponde ejercer el liderazgo en la actual situación.

Las medidas que los empresarios de Salamanca vienen reclamando, como la prórroga de los ERTEs más allá del actual estado de alarma, el aplazamiento de impuestos y pagos, el impulso de la financiación de las empresas, en especial a las de menor dimensión, la potenciación de las actividades de I+D+I y un imprescindible apoyo financiero de la Unión Europea son, todas ellas, de necesaria adopción y potenciación si existe una voluntad de preservar a nuestras empresas y, con ello, garantizar la creación de empleo.

Para CONFAES y CECALE, en todo este proceso intenso y, en muchas ocasiones, desconocido dada la excepcionalidad provocada por la epidemia que nos afecta, es importante seguir trabajando en el marco del Diálogo Social, pues ha demostrado sobradamente su eficacia y eficiencia e, incluso, ha sido reconocido tanto a nivel nacional como internacional. Prueba de ello es la activa participación de todos los agentes económicos y sociales, integrantes del Diálogo Social, en el Plan para la Recuperación de Castilla y León.

El comercio minorista entra en la desescalada con descuentos para hacer frente a la incertidumbre del mercado

El comercio minorista ha entrado en la Fase I del Plan de Transición hacia la normalidad tras el COVID-19 con la apertura de casi el 100% de los establecimientos, pero con la perspectiva de ventas moderadas debido a la incertidumbre y las dudas sobre la reactivación del consumo.
De hecho, casi el 100% indica de los comercios que han participado en la encuesta de la Asociación de Comercio ASECOV, considera que no recuperarán lo que han dejado de vender durante estos meses y estiman que las cifras de ventas se re reducirán hasta en un 40% este año. Por ello, más de la mitad de los comercios, especialmente en el sector textil, ha iniciado campañas de promociones y descuentos con los que incentivar las ventas.

“Aunque todavía es un goteo, vemos que los clientes se están animando a entrar en los establecimientos, sobre todo porque ganan más confianza al ver que desde los comercios se aplican debidamente las medidas de seguridad”, explica Soledad Gómez, presidenta de ASECOV. Desde nuestra asociación invitamos a los salmantinos a apostar por los comercios de su ciudad, un comercio que presta una atención personalizada y permite una compra más acertada evitando con ello las devoluciones”, añade.

En la actualidad, la totalidad de los comercios, ya ha implantado medidas de seguridad recogidas por la normativa de prevención del COVID-19 como la instalación de geles hidroalcohólicos, control de aforo, cartelería informativa de medidas de seguridad, sistemas de desinfección del establecimiento. Pero además, el 70% de ellos otras que no son obligatorias como las mamparas, máquinas de ozono o purificadores de aire, plastificación del datafono, mascarillas y guantes para sus clientes, alfombras desinfectantes,etc..

La pandemia refuerza al sector de carnicería como comercio de cercanía

El sector de carnicerías afronta la entrada en fase 1 reforzada por la confianza de los consumidores durante estos meses de estado de alarma, en la que prácticamente todos los establecimientos han permanecido abiertas. Según la encuesta elaborada por la nacional CEDECARNE, de la que forma parte AESCARNE, sobre la situación del sector de tras la crisis generada por el COVID-19, los establecimientos de carnicería minoristas han logrado mantener las ventas gracias al fomento de nuevos canales de venta con los que atender la demanda de los consumidores.

De hecho, el 62% de las carnicerías consultadas cree que en los próximos meses se potenciará el comercio on line y el 40% considera que crecerán las compras en las el comercio de proximidad, tanto en las carnicerías especializadas como en los mercados.

En este sentido, desde AESCARNE, asociación integrada en CONFAES, se señala la buena acogida que ha tenido entre los consumidores los nuevos canales de venta implantados durante la pandemia como las compras on line o los encargos via WhatsApp y recogida en establecimiento.
Así se recoge en esta encuesta, que concluye que el 53% de los encuestados mantendrá las ventas a domicilio que tenía antes de la pandemia, y un 33% afirma que continuará con ello porque ha descubierto que aporta valor a su negocio.

Sin embargo, la encuesta recoge la necesidad del sector de adaptarse tecnológicamente ya que 47% no tiene página web pera venta on line pero considera que es necesaria, y un 28% la tiene, 16% la va a tener próximamente.


VENTAS Y CONSUMO DE CARNE
En cuanto al impacto del COVID-19 en cesta de la compra, el 47% señala que ha mantenido su venta de vacuno y de 34%, la de ovino; mientras que para un 37% ha crecido el consumo de porcino y para un 27% el de producto elaborado y de charcutería. Un 46% señala que ha crecido mucho las ventas de carne de pollo y otras aves.

La Aduana de Salamanca-Citycesa elabora un directorio web para promocionar empresas importadoras con éxito en operaciones con China

La Aduana de Salamanca-Citycesa ha creado un directorio web de proveedores de material de protección frente al COVID-19, que reúne a empresas que han realizado operaciones de importación de EPIs procedentes de China.

“La idea surge a raíz de las crecientes operaciones y consultas que hemos realizado durante estos meses, en las que muchas empresas han contactado con nosotros para saber dónde comprar y cómo traer a España productos relativos a la protección frente al COVID-19, especialmente desde China. Por eso, hemos impulsado esta web para apoyar a estas empresas, que han logrado superar estos trámites con garantías”, explica el director de Citycesa David Sánchez.

A partir de ahí, se ha diseñado una web https://covid19market.es/, con el objetivo de generar un directorio de referencia y convertirse en un canal adicional de promoción y venta que sirva al mismo tiempo la oferta y demanda de este tipo de mercancías productos.

En esta web además puede consultarse normativa y recomendaciones para las empresas que estén interesadas en importar productos. “Citycesa al estar en la Aduana está estamos en la primera línea, conocemos los requisitos y los trámites que exige este país a nivel de importación de productos, por lo que además podemos asesorarles en este proceso”, explica David Sánchez.