CEOE CEPYME Salamanca advierte que las recientes reformas económicas solo incrementarán los desequilibrios en el mercado laboral

CEOE CEPYME Salamanca advierte del riesgo de ralentización de la economía en la provincia y de la negativa evolución del mercado laboral que se enfrenta a dificultades como la elevada inflación, los altos costes de producción y las trabas para el acceso a la financiación.


Aunque a nivel intermensual, el paro registre un descenso en 153 personas en relación a noviembre, es decir, un 0,8%, y en 1.351 personas, en comparación con el cierre de 2022, desde CEOE CEPYME Salamanca se resalta que aunque sean positivas, muy probablemente debido a la campaña navideña en el sector comercio y hostelería, estas cifras no mitigan la negativa evolución del empleo.


En este sentido, señala que medidas como los incrementos del Salario Mínimo Interprofesional que no sean acordes a la productividad y a las condiciones de la actual coyuntura económica; y reformas legislativas como la recientemente adoptada, de forma unilateral, por el gobierno de España, al margen del Diálogo Social, relativa a la prevalencia de los convenios autonómicos frente a los nacionales o de empresa, resultan del todo punto inadecuadas, perjudicando la recuperación de la actividad empresarial y con ella, la creación de empleo estable y duradero. Para la patronal salmantina estas políticas económicas, tendrán un efecto negativo en el mercado laboral, generando mayores desequilibrios en materia empleo.


Para CEOE CEPYME Salamanca, 2024 debe ser el año de la superación definitiva de la actual situación de parálisis de nuestro mercado laboral. Las políticas económicas que deben ser adoptadas han de tener en cuenta las necesidades de las empresas y la participación de todos los sectores representados por la Confederación, como garantía para impulsar la economía y potenciar la inversión empresarial, y la creación de empleo.