César Serna Sánchez, el empresario de Peñaranda que elabora los dulces que conquistan al mundo

Calidad, competitividad e innovación. Bajo estos tres valores, la empresa peñarandina Dulca ha conseguido situarse en las últimas décadas como una de las empresas de referencia en España en la fabricación de todo tipo de productos de bollería y pastelería.

La variedad y alta calidad de sus productos, que han convencido a los paladares nacionales e internacionales más exigentes, tienen como origen el inestimable trabajo de César Serna Sánchez, fundador de la compañía, por cuya trayectoria profesional CEOE CEPYME Salamanca le ha otorgado el Premio CEOE Castilla y León de Salamanca 2021.

Los orígenes de esta empresa peñarandina se encuentran en 1978 cuando cinco empresarios locales del sector de la pastelería deciden unir fuerzas para hacer una fábrica mayor que englobara todo el desarrollo industrial del sector en Peñaranda. Adquieren así una antigua fábrica de colchones que transforman y adaptan para impulsar la industria de la repostería en la comarca de Peñaranda.

Con la progresiva jubilación de los socios, el más joven de sus fundadores y gerente, César Serna Sánchez, adquiere el 100% de las participaciones, y la transforma en una empresa familiar, en cuya gestión participan desde hace veinte años sus hijos César y Noelia.

Los primeros momentos de la empresa fueron complejos, porque al ampliar el volumen de la fábrica se ven obligados a buscar nuevos mercados para la distribución de sus productos. “Vimos que el producto que tradicionalmente veníamos haciendo, no tenía ningún interés nacional e internacional, y empezamos a salir fuera para conocer los gustos de los consumidores. A los cinco años ya vimos que empezábamos a acertar con algunos productos”, explica César Serna Sánchez. 

Esta búsqueda de nuevos mercados les lleva, hace 25 años a iniciar las ventas en Alemania, un país transcendental en la evolución de la empresa, ya que les exige “un cambio en nuestra forma de trabajar y a mejorar mucho nuestros sistemas para adaptarnos al mercado europeo”. El éxito en este mercado impulsa el crecimiento Dulca, que desde entonces amplia a tres turnos de trabajo la producción.

Imagen de la fábrica de Dulca, empresa fundada por César Serna Sánchez en 1978.

Y es que la internacionalización forma parte del ADN de esta empresa salmantina. Actualmente, el 75% de su producción tiene como destino los países de la Unión Europea, sobre todo Alemania, país en el que se iniciaron en la exportación y en el que se han consolidado como referente, Portugal y Francia.

Actualmente, la compañía ha decidido dar el paso hacia los mercados extracomunitarios, utilizando la experiencia acumulada en sus exportaciones hacia la Unión Europea. “Ahora estamos también empezando en otros mercados como Estados Unidos, Israel, China, Marruecos…”, explica César Serna Sánchez.

En la actualidad, Dulca dispone de 10.000 metros de instalaciones dedicadas a fabricación y almacén en las que mantiene cinco líneas de producción, todas robotizadas y muy automatizadas desde las que elaboran: cruasán, producto boleado (pan de leche), napolitanas, galletas y magdalenas.

Todos estos productos tienen como destino, en su gran mayoría, clientes de marca blanca y para grandes cadenas de distribución. En opinión de César Serna Sánchez, la incorporación de estos últimos determina uno de los hitos de la empresa ya que “el salto del mercado tradicional a las grandes superficies supone entrar de lleno en la distribución moderna”.

Para llegar la excelencia, la compañía ha dado un salto decidido hacia la innovación en todos sus aspectos: desde la elaboración de los productos hasta la adaptación de los gustos de los consumidores de los diferentes mercados.

Desde su Departamento de I+D se trabaja en el desarrollo de productos nuevos propios y para terceros, cada vez más saludables buscando la reducción de las calorías y el azúcar, sin que se vea afectado al sabor.  “Son, sin duda, un acicate constante para continuar trabajando en la mejora de los procesos, en la innovación y en la calidad”, opina el fundador de Dulca.

En el último año y medio, Dulca ha incorporado el sistema Lean Manufactoring para mejorar la eficiencia y productividad en la fábrica. Asimismo, ha implantado un riguroso sistema de calidad en materia de higiene y trazabilidad para la obtención de la certificación International Food Standard (que evalúa el cumplimiento de productos y procesos en relación con la seguridad y la calidad de los alimentos) así como de los sellos europeos de RSPO (que certifica que para la elaboración de sus productos utilizan aceite de palma sostenible) y de UTZ Cacao (que certifica el uso de cacao sostenible).

Dulca es un motor de creación de empleo y fijación de población en la comarca. La empresa da empleo a cerca de dos centenares de trabajadores en los cuatro turnos con los que trabaja la factoría, apostando especialmente por el empleo femenino, con un 80% de trabajadoras. “Somos de Peñaranda, apostamos por Peñaranda y nuestra ilusión más grande es seguir ofreciendo más puestos de trabajo aquí”, concluye César Serna Sánchez.

Descarga aquí las imágenes de César Serna Sánchez, premio CEOE Castilla y León de Salamanca 2021.

Auto Salamanca: Seis décadas de compromiso y seriedad con el cliente

“La dedicación, el tesón y el servicio a nuestros clientes han sido las bases sobre las que se creó, se ha mantenido y ha crecido esta empresa”. Guiados por estos valores, que se encuentran visibles a la entrada de sus oficinas, el Grupo Auto Salamanca ha conseguido erigirse a lo largo de las décadas como una referencia en el sector de la automoción de Castilla y León.

La contribución al desarrollo económico de Salamanca de esta empresa familiar, así como la vocación de servicio al cliente, tanto en la venta como en la postventa, han sido dos de las razones por las que la Confederación CEOE CEPYME Salamanca le ha concedido el Premio a la Excelencia y al Desarrollo Empresarial 2022.

“Con mis 90 años, este premio supone una gran satisfacción. Que los empresarios y tus propios compañeros premien nuestra trayectoria, la de una empresa familiar, nos llena de alegría a todos los que componemos Auto Salamanca. Una gran parte de este reconocimiento es de nuestros empleados, de los actuales y de los pasados”, indica Fernando Mateos, fundador del grupo.

Auto Salamanca nació en el año 1961 con seis empleados producto de la iniciativa de los hermanos Mateos, Fernando y Ángel y de Pablo Moríñigo. Una época de desarrollo, en la que Salamanca sólo contaba con tres marcas de automóviles: Citroën, Seat y Renault. Auto Salamanca representa desde entonces al fabricante del rombo en la provincia, con su primer concesionario de más de 400 metros cuadrados en la calle Torres Villarroel.

Tener un Renault era la aspiración para cualquier salmantino. El esfuerzo de sus trabajadores y la dedicación al cliente de sus trabajadores aseguraron el crecimiento de Auto Salamanca. Primero en su ubicación original para posteriormente trasladar en 1967 los talleres de chapa y mecánica, junto a la sección de usados, a la carretera de Valladolid de Villares de la Reina.

Con el paso de los años, Auto Salamanca aumentó su negocio, lo que le llevó a dejar el centro de Salamanca para centralizar su operativa en el Polígono de los Villares, lugar donde continúa a día de hoy. Sin embargo, su presencia en la capital es continua desde finales de los 90 con un taller propio, más concretamente en la calle San Bernardo y, con una delegación, en Béjar.

Fernando Mateos y Javier Mateos, primera y segunda generación de empresarios al cargo del Grupo Auto Salamanca.

Actualmente, el Grupo Auto Salamanca representa a las marcas Renault, Nissan y Dacia en las provincias de Salamanca, Ávila y Segovia, dando trabajo a 125 profesionales.

“Nuestro punto fuerte es la vocación de servicio al cliente. Le ofrecemos una oferta integral de calidad que esté a la altura de su confianza. No existe mayor recompensa que contar con su fidelidad”, subraya Javier Mateos, actual director general del Grupo Auto Salamanca.

En sus seis décadas de actividad y compromiso con la provincia de Salamanca, el Grupo Auto Salamanca no solamente ha apostado por desarrollar su posicionamiento dentro del sector de la automoción, sino por saber diversificar sus inversiones hacia otros sectores de actividad con potencial de crecimiento, como el educativo, el turístico o el inmobiliario. 

Actualmente, el sector de la automoción se enfrenta a una etapa de grandes cambios, una realidad de la que son conscientes los rectores del Grupo Auto Salamanca. Se sienten preparados.

“Afrontamos una nueva etapa en la que nuestro modelo de negocio ha cambiado por completo. En los próximos años coexistirán el modelo tradicional de venta y posventa de vehículos, con la nueva oferta de servicios de movilidad respetuosos con el medio ambiente. Nuestro deber es ofrecer el mejor servicio en ambos, manteniendo nuestra intención de crecer bajo el paraguas de un grupo líder como es Renault”, concluye Javier Mateos.

Descarga aquí las imágenes del Premio a la Excelencia y al Desarrollo Empresarial 2022 otorgados a Auto Salamanca.

El sector del automóvil de Salamanca arropa a Francisco Bazago, premio AESAT a la trayectoria empresarial

La Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (AESAT) ha vivido una importante jornada para el sector, en la que se ha reconocido en un emotivo acto a Francisco Bazago, fundador de Automóviles Bazago y Fraba Autos, con el premio de AESAT a la trayectoria empresarial y compromiso con la asociación.

Con este homenaje, AESAT ha retomado tras la pandemia su tradicional acto de entrega de premios, “un síntoma de que, poco a poco, estamos recuperando la normalidad”, ha comentado su presidente, Sergio Pérez.

En su resolución, la asociación integrada en CEOE CEPYME Salamanca ha valorado la prolífica trayectoria profesional de Francisco Bazago y el carácter pionero de sus empresas, referencia en Salamanca de la venta y la posventa de vehículos.

De igual modo, Sergio Pérez ha resaltado “su profesionalidad, su compromiso con el desarrollo del sector y su apuesta por el asociacionismo, con su participación activa en las diferentes juntas directivas de AESAT y de la propia Confederación”.

Francisco Bazago, fundador de Automóviles Bazago y Fraba Autos

Francisco Bazago representa a la perfección la gran transformación que ha vivido la automoción en Salamanca a lo largo de las últimas décadas.

La pasión por la mecánica de este salmantino se inició durante el servicio militar, periodo donde aprendió el oficio, reparando todo tipo de vehículos. Sin embargo, las condiciones de vida en Salamanca al inicio de la década de los 60 no eran las actuales. Esto le forzó, como a muchos compatriotas, a emigrar a Alemania. Más de una de´cada duró su periplo por tierras germanas.

Durante esas dos décadas, Bazago trabajó en varios talleres oficiales y se formó en los exigentes procesos de reparación de vehículos que se llevaban a cabo en Alemania. Con este gran bagaje técnico, retornó a Salamanca ciudad en la que abrió un taller especializado en automóviles alemanes, siendo uno de los primeros talleres en reparar vehículos de inyección.

Su buen hacer llamó la atención de una marca como Volvo, de la que primero fue servicio oficial en 1982, para posteriormente convertirse en concesionario oficial de la marca sueca desde 1991 hasta la actualidad.

“Paco Bazago es toda una institución en Salamanca para los que nos dedicamos al automóvil. Es de justicia premiar una trayectoria de prestigio durante tantas décadas al frente de sus empresas. En especial me gustaría destacar su empeño por crear puestos de trabajo en un sector que ha vivido varias crisis importantes en las últimas décadas y su trabajo en favor del asociacionismo en la Confederación y en AESAT. Primero con mi padre, luego con Alberto Moreno de Vega y por último, conmigo”, ha argumentado el presidente de AESAT, Sergio Pérez.

AESAT: tres años de trabajo para apoyar al asociado

Previamente al homenaje de Francisco Bazago, la Asociación ha celebrado su asamblea general anual, en la que se ha dado por concluido su último ejercicio, aprobando tanto las cuentas de 2021 como el presupuesto del 2022. “Me gustaría agradecer a los miembros de la junta directiva de AESAT el trabajo de estos últimos tres años. Hemos vivido años muy complicados, en especial por el impacto que ha tenido la pandemia. En aquella época, estuvimos muy cerca del asociado y le apoyamos en todo lo necesario, llegando incluso a congelar el cobro de la cuota. Aquellas experiencias nos han servido para trabajar con aún más implicación para ofrecer unos servicios de calidad a nuestros asociados”, ha destacado Pérez.

Durante su celebración, los empresarios salmantinos de automóviles y talleres han abordado los retos de futuro que afronta el sector actualmente: el aumento del precio de los combustibles por la guerra en Ucrania, la caída de las matriculaciones en 2022, la crisis de los semiconductores y su impacto en la falta de vehículo nuevo o la escasez de profesionales cualificados en la posventa, entre otras.

Cuestiones que forman parte de una de las líneas estratégicas de trabajo de AESAT, como es el desarrollo de la comunicación con el asociado. “En estos últimos años hemos realizado varios proyectos de calado en este sentido. En primer lugar, un cambio de imagen corporativa de la asociación, hacia un diseño más moderno. Hemos llevado a cabo campañas informativas con cuestiones de actualidad como las recomendaciones de seguridad en el trabajo ante el COVID o los derechos de los clientes en las reparaciones en las que intervenga una compañía aseguradora. Queremos mantener un vínculo estrecho con el asociado para mantenerle informado de toda la actualidad del sector que sea de su interés”.

Finalmente, Sergio Pérez ha puesto en valor “la gran profesionalidad del anterior secretario de AESAT, Víctor Yenes, quien nos estuvo apoyando en cualquier situación durante los momentos más duros de la pandemia”, así como “la gran labor que continúa ahora el secretario actual, Manuel Prieto y el resto del personal que conforma la Confederación CEOE CEPYME Salamanca”.

Descarga aquí las imágenes de la entrega del premio AESAT a la trayectoria al empresario Francisco Bazago.

La Aduana de Salamanca-CITYCESA recibe la visita del Comité Ejecutivo de CEOE CEPYME Salamanca

La Aduana de Salamanca-CITYCESA, empresa de referencia en los sectores de la logística y la internacionalización en el oeste de España, ha recibido esta mañana la visita de los miembros del Comité Ejecutivo de la patronal CEOE CEPYME Salamanca.

Durante su estancia en las instalaciones que tiene la Aduana de Salamanca-CITYCESA en la Plataforma Logística Intermodal de Salamanca (ZALDESA), los representantes de los empresarios salmantinos han conocido de primera mano los procesos de trabajo que lleva a cabo la consultora salmantina para asegurar el éxito de las operaciones de comercio exterior de sus clientes.

Una labor especializada de asesoramiento en cualquier tipo de trámite logístico y aduanero, especialmente en los mercados no pertenecientes a la Unión Europea, gracias a su condición de Operador Económico Autorizado (OEA) y a su certificación de calidad ISO 9001 en Gestión Aduanera.

Tras esta visita, el presidente de CEOE CEPYME Salamanca, Diego García, ha comentado que “nuestras empresas valoran la meticulosidad del trabajo de CITYCESA y la relación directa que tenemos con todos los actores que conforman cualquier operación de comercio internacional, con el fin de dotar de la mayor fluidez a un proceso, en el que cualquier demora supone un coste añadido que puede poner en riesgo su viabilidad”.

En este sentido, el presidente de CEOE CEPYME Salamanca ha destacado además que “en los actuales momentos económicos, con nuestras empresas haciendo frente a los efectos de la pandemia, el impacto de la guerra de Ucrania y el alza de costes, contar con el apoyo que presta CITYCESA es esencial para las compañías que trabajan en los mercados internacionales”.

Asimismo, ha resaltado “que la exportación debe cobrar un papel cada vez más relevante para una provincia como Salamanca, que cuenta además con la ventaja de disponer de una Aduana de interior como es CITYCESA, ubicada estratégicamente en el camino de salida de mercancías hacia el Atlántico a través de los puertos portugueses”.

Finalmente, tras su paso por la Aduana de Salamanca-CITYCESA, los empresarios han recorrido las instalaciones del Centro Integrado de Mercancías de Salamanca (CETRAMESA), así como de la Zona de Actividades Logísticas (ZALDESA), tras un breve recorrido por las nuevas instalaciones que tiene el Grupo Andrés en esta plataforma logística salmantina.

Descarga aquí las imágenes de la visita del Comité Ejecutivo de CEOE CEPYME Salamanca a la Aduana de Salamanca-CITYCESA.

La Asociación de Empresarias de Salamanca reelige como presidenta a Elena Borrego

La Asociación de Empresarias de Salamanca (AESAL) ha celebrado su Asamblea General Electoral en la que se ha procedido a la renovación de su junta directiva.

Entre otras cuestiones, las empresarias de Salamanca han decidido reelegir a la empresaria Elena Borrego como presidenta para un nuevo mandato de cuatro años.

Dentro de la nueva Junta Directiva de AESAL, acompañarán a Elena Borrego las empresarias: Beatriz García como vicepresidenta, Mª Vega Gómez como secretaria, y Mª José Hernández en calidad de tesorera. Completan el órgano rector de las empresarias salmantinas Carmen Rodrigo, Isabel Garzón, Adela Bernardos y Mª Ángeles Hernández como vocales.

En esta nueva aventura me acompañan dos empresarias nuevas con perfiles complementarios a los teníamos hasta el momento. Un buen ejemplo es Mª Ángeles Hernández, que nos ofrece la perspectiva del Comercio y de las necesidades de las mujeres que integran este sector. Además, contamos con Adela Bernardos, una empresaria de la provincia, que conoce de primera mano su problemática y que nos ayudará en nuestro crecimiento fuera de la capital”, ha explicado Elena Borrego, presidenta de las empresarias salmantinas.

Cabe destacar que, en los últimos años, la Asociación de Empresarias de Salamanca es una de las asociaciones que más ha crecido dentro de CEOE CEPYME Salamanca, cifrándose un número de altas superior al 50%.

“Mi intención es mantener el ritmo de crecimiento que ha tenido la asociación desde el fin de las restricciones de la pandemia. En estas duras circunstancias hemos creado una red de profesionales que ha sido muy valorada por nuestras asociadas y que aspiramos a extender a las empresarias que todavía no nos conocen”, explica la presidenta de AESAL.

La Asociación de Empresarias de Salamanca cuenta con una trayectoria de más de dos décadas fomentando los valores de la igualdad en la provincia, en su papel como principal altavoz de la actividad empresarial que realizan sus asociadas.

Descarga aquí la imagen de la nueva junta directiva de la Asociación AESAL.