La Asociación de Empresarias de Salamanca organiza una jornada informativa sobre el Kit Digital

La Asociación de Empresarias de Salamanca (AESAL), integrada en CEOE CEPYME Salamanca,  ha organizado dentro de su ciclo “Creando Redes” una jornada informativa sobre el Kit Digital, una iniciativa del Gobierno de España destinada a impulsar la digitalización de pequeñas empresas, microempresas y autónomos. La ponente principal, Beatriz García Miguélez de Novadelta Consultores, ha explicado detalladamente los beneficios de este programa, así como las dudas más frecuentes que suelen surgir entre los potenciales beneficiarios.

El Kit Digital es un programa del Plan de Digitalización de PYMES 2021-2025, financiado por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation EU. Con un presupuesto de 3.067 millones de euros, tiene como objetivo digitalizar aproximadamente un millón de PYMES y autónomos en todo el territorio nacional. Las empresas que lo soliciten pueden acceder a ayudas, que se recibirán en forma de bonos, de hasta 29.000 euros, dependiendo del tamaño de la empresa.

Estas ayudas del Kit Digital cubren diversas categorías de soluciones digitales, entre las que se incluyen: presencia básica en internet, comercio electrónico, gestión de redes sociales, gestión de clientes, inteligencia de negocios y analítica, servicios y herramientas de oficina virtual, ciberseguridad, facturación y factura electrónica, y puesto de trabajo seguro.

Beneficiarios y Requisitos

Durante su intervención, Beatriz García Miguélez ha explicado que el programa está dirigido a pequeñas empresas, microempresas y autónomos, así como a comunidades de bienes, sociedades civiles con objeto mercantil, sociedades civiles profesionales y explotaciones agrarias de titularidad compartida. Para acceder a las ayudas, las empresas deben estar dadas de alta en la Seguridad Social y Hacienda, cumplir con los pagos tributarios y de Seguridad Social, y no tener consideración de empresas en crisis. Además, deben estar inscritas en el censo de empresarios y tener una antigüedad mínima de seis meses antes de la solicitud.

La jornada ha servido además para resolver dudas comunes, como el pago del IVA, que debe ser abonado por las empresas aunque puede deducirse en la siguiente declaración trimestral de impuestos. De igual modo, se ha incidido en que la subvención del Kit Digital debe incluirse en la declaración del IRPF como ingreso y gasto. Además, se ha destacado la nueva categoría de «Puesto de Trabajo Seguro», que incluye la provisión de hardware con software de seguridad integrado y soporte, destinada a mejorar la productividad de las microempresas.

Pincha aquí para descargar la imagen de la jornada de AESAL