Las pastelerías Vasco da Gama conmemoran con batidos australianos el primer aniversario de sus locales en Mirat y Comuneros

vdg_freakshake_result

Batidos australianos (freakshakes) contra las altas temperaturas del verano salmantino. Esta es la receta que las pastelerías Vasco da Gama brindan, junto a su oferta habitual, en sus cuatro establecimientos de la capital. Dos de ellos, los situados en las Avenidas de Mirat y Comuneros, afrontan además una celebración especial: el primer aniversario de su apertura al público. 

Tras haber descubierto un producto originario de la ciudad australiana de Canberra, los gerentes de las pastelerías Vasco da Gama lo han reinventado manteniendo sus señas de identidad: su jarra de tamaño XXL y su atractivo diseño que empieza a degustarse con la vista.

Una combinación de helado de galletas de hasta 9 sabores (Kit Kat, Chips Ahoy, Twix, Filipinos, Kinder Bueno, Ferrero, entre otros) con toppings, gominolas y coronado con un pastel realizado artesanalmente en el obrador salmantino de la calle Valles Mineros.

Queríamos marcar la diferencia, uniendo nuestra apuesta por ofrecer productos innovadores en nuestro sector para combatir bien el calor de Salamanca”, comentan Paulo Alves y Susana Araújo, responsables de una empresa que emplea a cerca de una veintena de trabajadores.

Pese a que los freakshakes se encasillen en un primer momento a un público joven, la experiencia de Vasco da Gama desmiente esta afirmación. Para confirmarlo, su primer cliente. “Es curioso que la primera persona que pidió el batido haya sido un hombre de 70 años. No dejó absolutamente nada”, sonríen.

Detalle de un freakshake de Oreo elaborado por la pastelería salmantina Vasco da Gama.

Un trabajo concienzudo que comienza en su montaje. Su elaborada preparación, de 10 minutos, hasta su personalización temática con ingredientes de pastelería como donuts personalizados, gofres, galletas… Todos ellos, aseguran una experiencia de sabor única.

Cada montaje es único y busca combinar los sabores de una manera que sean armónicos en su conjunto. No es mezclar todo y nada más. El batido tiene un espacio, que se une a los toppings, a la decoración y al pastel que se pone encima”, explican los profesionales pasteleros.

Las cafeterías-pastelerías Vasco da Gama cuentan con cuatro establecimientos repartidos por toda Salamanca. Sus dos últimas aperturas, en la Avenida de Mirat 16 y en la Avenida de Comuneros 9, cumplen un año abiertas al público ofreciendo una amplia oferta de productos de panadería y pastelería con un ‘toque luso’.

Descarga aquí las fotografías de los freakshakes elaborados por las pastelerías salmantinas Vasco da Gama.