Marzo deja atrás un inicio de año discreto para las matriculaciones salmantinas

Cars_for_sale_(6046441241)

Las matriculaciones en Salamanca no acaban de despegar en el primer trimestre del año. Esta es la sensación que comparten los empresarios salmantinos de talleres (AESAT), integrados en la patronal CONFAES, quienes han pedido la llegada de un nuevo Plan PIVE que renueve el parque automovilístico salmantino, uno de los más envejecidos de toda España.

Hemos tenido un comienzo de año discreto en cuanto a matriculaciones con cifras similares al año pasado en los dos primeros meses, aunque en marzo las cosas han mejorado. Por ello, esperamos que llegue pronto un plan de dinamización como el PIVE, un tipo de ayudas que ha demostrado sobradamente su eficacia para impulsar las ventas de vehículos”, comenta Sergio Pérez, portavoz de AESAT.

Pese a que la situación económica “haya mejorado al existir más posibilidades de encontrar financiación” y que la venta para empresas “esté tirando de las ventas en el último trimestre”, la sensación que mantienen los empresarios de talleres salmantinos es que la venta a particulares “está estancada”, explica el portavoz de la asociación que reúne a la mayoría de empresarios del sector en Salamanca.

La gran competencia que existe entre las marcas generalistas hace que el mercado de compra de vehículos en la provincia se resienta, a diferencia del segmento premium que está obteniendo unos resultados totalmente diferentes con un crecimiento a buen ritmo”, puntualiza Pérez.

Y es que los concesionarios salmantinos afrontan en estos momentos “los meses más importantes del año en términos de facturación”, en los que se puede conocer cómo será la tendencia de un 2017 que ha enfriado el buen fin de año que experimentaron los concesionarios salmantinos.

“Acabamos el 2016 muy bien y ahora empezamos a coger el vuelo tras los malos resultados conseguidos en enero y febrero. No estamos cumpliendo las previsiones que realizaron las marcas y por ello es tan importante contar con nuevos incentivos para la compra de vehículos para pymes, ayudas fiscales o de matriculación. Los clientes miran, pero no acaban de tomar la decisión de comprar esperando a que lleguen unas ayudas que no se acaban de concretar”, concluye.