CECALE y CEAT Castilla y León califican como positiva, pero no satisfactoria, la evolución del paro registrado y de los afiliados a la Seguridad Social

23733824812_7e397bc081_k_result

Durante el pasado mes de marzo, el paro registrado descendió de forma similar en Castilla y León y en el conjunto de España. No obstante, cabe destacar cómo el número de personas paradas (198.242) se redujo con cierta mayor intensidad en la Comunidad Autónoma, tanto en relación al mes anterior como en tasa interanual. Igualmente, es reseñable cómo esta disminución del paro registrado se ha hecho extensible a los cuatro sectores productivos y ha alcanzado a todas las provincias de la Región.

Por otra parte, el número de afiliados a la Seguridad Social ha aumentado un 0,56% en relación al mes anterior, y un 2,05% en variación interanual; porcentajes similares a los registrados en el entorno nacional.

Ante estas cifras, la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE) y la Federación de Autónomos de Castilla y León (CEAT Castilla y León) consideran que, a pesar de ser positiva esta evolución tanto del paro registrado como de los afiliados a la Seguridad Social, no se puede todavía calificar de satisfactoria, puesto que aún la tasa de paro es elevada, y el ritmo de afiliación aún se encuentra contenido. Por ello, ambas organizaciones empresariales entienden que es imprescindible continuar profundizando en la reforma laboral, con el fin de que las empresas puedan adaptarse de forma más rápida y flexible a los continuos cambios del mercado.

Asimismo, CECALE y CEAT Castilla y León señalan nuevamente que es necesario reforzar el apoyo a la reestructuración de las empresas, su expansión e internacionalización, así como reducir la presión fiscal y las trabas burocráticas que vienen a limitar la capacidad competitiva de las empresas. Del mismo modo, reiteran la necesidad de que se constituya cuanto antes un Gobierno estable, y que dote de continuidad a las medidas estructurales emprendidas en los últimos años, con el fin puedan proyectarse en el tiempo los aún modestos resultados positivos.