CONFAES te muestra cómo prevenir los riesgos laborales ante las altas temperaturas

En este mes de agosto, muchos salmantinos trabajan expuestos a altas temperaturas, especialmente en aquellas profesiones que desarrollan su actividad en el exterior. Con el fin de evitar cualquier tipo de peligro, el departamento de Prevención de Riesgos Laborales de CONFAES te sugiere a continuación estas medidas de protección y prevención:

Riesgos causados por el calor
La exposición de los trabajadores a temperaturas elevadas, en exteriores o interiores, puede tener graves consecuencias.

Algunas tareas se llevan a cabo de manera habitual en exteriores (construcción, jardinería, agricultura) que se van a ver afectadas por estas condiciones. También hay trabajos de carácter temporal que se inician en estos meses más cálidos y que deben tener en cuenta las condiciones ambientales, por ejemplo trabajos en cocinas en las proximidades de fogones, hornos, etc., o en salas de calderas, y en general en lugares cerrados y poco ventilados.

Los efectos del calor excesivo sobre el organismo van desde las molestias, el agotamiento por calor hasta el golpe de calor, cuyos efectos pueden llegar a ser hasta mortales. Además hay que considerar que la aparición de los primeros síntomas (mareos, calambres…), si bien no deriva directamente en un daño para la salud, puede ser el factor desencadenante de accidentes laborales.

El cuerpo humano frente al calor
La temperatura interna suele mantenerse alrededor de los 37ºC, para evitar que la acumulación de calor producido por el cuerpo por la actividad física o aportado por el ambiente descompense nuestra temperatura, el cuerpo humano dispone de mecanismos destinados a disipar al ambiente el exceso de calor corporal.

El aumento de la sudoración (enfriamiento por evaporación) y del flujo sanguíneo superficial (cuando nos ponemos “rojos”), así como la disminución de la actividad física, contribuyen al control de la temperatura interna. Al superarse la capacidad de adaptación del cuerpo humano, la temperatura interna comienza a subir y empiezan a manifestarse los diferentes síntomas.

Situaciones y factores de riesgo
Existen una serie de condiciones personales y ambientales que favorecen las situaciones de riesgo.

Serán propensos los trabajadores que, pese a estar en buenas condiciones físicas, estén consumiendo fármacos como barbitúricos, diuréticos o neurolépticos, o que se hallen bajo los efectos del alcohol y esta propensión aumentará si son diabéticos, obesos o con insuficiencia cardiaca. Deben extremar las precauciones las personas que provengan de climas habitualmente más fríos.

En cuanto a las condiciones ambientales, éstas son especialmente perjudiciales a partir de temperaturas de 34 ºC y humedad relativa del 60%, por lo que nos interesará mantenernos por debajo de estos niveles.

Medidas de protección y prevención
Las medidas de prevención del golpe de calor son sencillas, y en la mayoría de los casos no requieren grandes medios ni inversiones económicas, sino una correcta previsión y organización del trabajo:

  • Ropa: amplia y ligera, de color claro y tejido que absorba el agua, sea permeable al aire y al vapor, ya que facilita la disipación del calor. Hay que evitar la exposición directa de la piel al sol.
  • Protección: cubrir la cabeza con casco, gorro o sombrero. Es conveniente disponer de toldos o sombrillas siempre que sea posible, al menos para las zonas de descanso, así como utilizar protección solar.
  • Hidratación: Hay que reponer líquidos y sales que se pierden por sudoración. Conviene ingerir bebidas isotónicas, ya sean comercializadas o de “fabricación propia” (6-7 cucharadas de azúcar y media cucharada de sal por litro de agua), a razón de dos vasos cada media hora. Por eso es necesario tener cerca o llevar encima cantimploras o botellas, mientras se realizan las tareas. Tomar las medidas necesarias para no quedarnos nunca sin agua. Después del ejercicio o al final de la jornada laboral es recomendable ingerir bebidas azucaradas.
  • Organización del trabajo: Hay que evitar la exposición en las horas centrales del día, programando las tareas más duras durante los periodos más frescos del turno de trabajo. Es importante llevar a cabo pausas periódicas en las que aprovechar para descansar y, sobre todo, refrescarse e hidratarse. Es recomendable mantener un control periódico de compañeros: visual, telefónico…
  • Dieta: Hay que evitar las comidas copiosas y la ingestión de café y alcohol, especialmente justo antes de iniciar el ejercicio físico.
  • Otros: Apantallar ventanas, proteger y aislar los focos de calor, evitar cambios bruscos de temperatura.

Primeros auxilios: síntomas y cómo actuar
Los primeros síntomas del fallo de la termorregulación son mareos, nauseas, cefaleas, calambres, dolores musculares, cansancio, debilidad y taquicardias.

Si la situación se mantiene se agravan los síntomas, hasta evolucionar al golpe de calor, que se caracteriza por una piel seca, caliente y enrojecida, pulso rápido y fuerte, dolor intenso de cabeza, confusión, mareos, nauseas, convulsiones y pérdida de conciencia.

Para no poner en peligro la vida, en cuanto se presenten los primeros síntomas:

  • Abandonar el ejercicio físico.
  • Poner a la persona a la sombra en un lugar fresco y ventilado, y refrescarla de inmediato (humedecer ropa y cuerpo, aplicar compresas frías y ventilar o abanicar).
  • Si la persona está consciente hay que suministrarle líquidos de inmediato, pero nunca bebidas alcohólicas.
  • Si hay convulsiones intentar únicamente que la persona no se haga daño, poniendo algún cojín o ropa bajo la cabeza para evitar que se la golpee.
  • Se trata de una urgencia médica, por tanto debe solicitarse ayuda y trasladar al afectado a un centro hospitalario. Hay que tener en cuenta que algunos efectos del golpe de calor pueden presentarse días después de la exposición.

El Plan Actúa de CONFAES imparte Primeros Auxilios a 100 niños de Ciudad Rodrigo

El Plan Actúa de Emergencias Urbanas, el programa pionero en intervención de emergencias urbanas de Salamanca impulsado por CONFAES, sigue dando pasos en 2019 con la formación de más colectivos de interés de la provincia sobre disciplinas vinculadas con los primeros auxilios.

Cerca de un centenar de jóvenes entre 9 y 13 años, que actualmente forman parte de la IV edición del Miróbriga Campus, han realizado un taller sobre emergencias urbanas especialmente adaptado para menores.

En la jornada se han explicado cómo llevar a cabo maniobras de Primeros Auxilios (Reanimación cardiopulmonar o la Maniobra de Heimlich), gestión de emergencias (cómo trasladar de forma efectiva y rápida una emergencia por teléfono al 112) o protocolos de actuación ante incendios que suceden en hogares.

Los niños del Miróbriga Campus llevan a cabo un simulacro del protocolo RCP.

“Cuando una persona sufre una emergencia en muchas ocasiones duda en cómo actuar debido al desconocimiento. La jornada que hemos llevado a cabo esta mañana ampliará a cerca de 100 familias de la comarca de Ciudad Rodrigo buenas prácticas ante situaciones de emergencia”, explica Alberto Fiz, responsable del departamento de Prevención de Riesgos Laborales de CONFAES.

Esta actividad ha contado con la presencia del presidente de los empresarios locales (AFECIR), Buenaventura Montero, quien ha comprobado de primera mano la formación que han impartido los técnicos en Prevención de Riesgos Laborales de la patronal salmantina.

Descarga aquí las imágenes de la jornada impartida por el Plan Actúa de Emergencias Urbanas de CONFAES en el IV Miróbriga Campus. 

Consejos para prevenir las consecuencias de la Ola de Calor

El ser humano necesita que su temperatura interna sea constante con ligeras variaciones, para lo que dispone de un sistema termorregulador. Cuando los mecanismos de nuestro cuerpo fallan, la temperatura puede aumentar hasta producirse el golpe de calor, con pérdida de consciencia e incluso estado de coma. Puede ser incluso letal al superar la temperatura corporal de 40,6ºC, mortal entre el 15 y el 25% de los casos.

Sin llegar a este extremo, la exposición al calor puede causar diversos efectos adversos como edemas en las extremidades, quemaduras, calambres o deshidratación.

Características del golpe de calor

  • Se dan síntomas generales como: temperatura interna superior a 40,6ºC, taquicardia, respiración rápida, náuseas y cefalea.
  • El individuo presenta la piel caliente con ausencia de sudoración.
  • Además, pueden darse síntomas neurosensoriales como pérdida de consciencia, pupilas dilatadas o convulsiones.

¿Cuáles son los factores de riesgo?
Se pueden clasificar en tres tipos:

  • Factores climáticos: Exposición a altas temperaturas, exposición directa a los rayos solares o una ventilación escasa.
  • Factores relacionados con el tipo de tarea: Realización de trabajo físico intenso o el uso de equipos de protección que impiden la evaporación del sudor.
  • Factores individuales: Consumo de sustancias tóxicas como alcohol o drogas, sobrepeso o edad avanzada, ingesta de determinados medicamentos, padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes o insuficiencia renal o la condición física.

Medidas preventivas
Hay una serie de medias generales que pueden ayudar a disminuir los efectos de las altas temperaturas.

Como medidas generales, cabe decir que es necesario hidratarse de forma continuada, bebiendo agua; uso de ventiladores, toldos o persianas; habilitar zonas de sombra; rotar las tareas haciendo que el tiempo de exposición sea dividido entre varios trabajadores; hacer las tareas más difíciles en las horas de menos calor; aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación o utilizar ropa adecuada.

Es importante informar a los trabajadores sobre los Riesgos de trabajar a altas temperaturas.

Descarga aquí la imagen de los consejos para prevenir las consecuencias de la Ola de Calor elaborada por el departamento de Prevención de Riesgos Laborales de CONFAES. 

CONFAES enseña cómo atajar los riesgos psicosociales en la pyme con LEGO

La Confederación de Empresarios CONFAES ha celebrado la jornada empresarial ‘La Psicosociología a través del método LEGO® SERIOUS PLAY®’ en la que una decena participantes han aprendido cómo atajar los riesgos psicosociales dentro de la pyme, a través de una estrategia novedosa: la gamificación.

De esta manera, el uso de las técnicas y dinámicas de LEGO® SERIOUS PLAY® para la mejora organizacional ha sido el eje central de una sesión organizada por la patronal salmantina, en colaboración con la Confederación Empresarial de Orense y la Fundación para la Prevención de Riesgos Laborales.

Figuras creadas por los participantes en la jornada ‘La Psicosociología a través del método LEGO® SERIOUS PLAY®’.

Durante tres horas, el técnico en prevención de riesgos laborales y facilitador de este método, José Alberto González, ha mostrado el método para detectar y encauzar los principales riesgos psicosociales, gracias a la puesta en común de la construcción de modelos individuales y grupales realizados con piezas LEGO.

Asimismo, se ha llevado a cabo una sesión de trabajo en equipo basado en los modelos individuales con estas figuras, la realización de un trabajo individual para aportar soluciones a los problemas detectados, concluyendo la jornada con una sesión de networking empresarial.

Descarga aquí las imágenes de la jornada 
‘La Psicosociología a través del método LEGO® SERIOUS PLAY®’. 

La Universidad de Salamanca, sede de la Cátedra Castilla y León de Prevención de Riesgos Laborales en el marco del VIII Centenario

La Universidad de Salamanca se convertirá en sede de la Cátedra Castilla y León de Prevención de Riesgos Laborales en virtud del acuerdo rubricado esta mañana por la institución académica, los sindicatos UGT y CCOO y la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE).

La iniciativa, desarrollada en el marco del VIII Centenario, se ajusta a los términos de diálogo social contemplados expresamente en el ‘Plan de prevención de riesgos laborales’ de la II Estrategia Integrada de Empleo, Formación Profesional, Prevención de Riesgos Laborales e Igualdad y Conciliación en el Empleo (2016-2020), suscrita por la Junta de Castilla y León, CECALE, UGT-Castilla y León y CCOO-Castilla y León el pasado 30 de enero.

De igual modo, la Cátedra permitirá asociar algunas de las actuaciones de formación, promoción e investigación que la Universidad de Salamanca desarrolla desde 2005 a través del Programa Universitas de Prevención de Riesgos Laborales, una implicación que el pasado año le valió el Premio a la Prevención de Riesgos Laborales en la Comunidad de Castilla y León en la categoría de “Departamentos, centros o personal investigador de las Universidades Públicas”, por su contribución a la mejora de las condiciones de trabajo y al fomento de la cultura preventiva a través de proyectos universitarios.

En esa línea, la nueva Cátedra favorecerá la formación de los profesionales de la prevención de riesgos laborales así como la formación continua de los profesores con docencia en estas materias pues estimula el intercambio de experiencias, su acercamiento al mundo universitario y la creación de redes universitarias en este ámbito tanto a nivel nacional como internacional. A la vez, estimulará la cultura preventiva incorporándola incluso a los planes de estudio universitarios mediante la elaboración de materiales específicos que permitan introducir estas temáticas “con toda su complejidad y riqueza”.

Juan Manuel Gómez, presidente de CONFAES, en primer término, en la el convenio para la creación de la Cátedra Castilla y León de Prevención de Riesgos Laborales.

El acuerdo, cuya vigencia es de cuatro años, también estimulará el apoyo y el fomento de la investigación en prevención de riesgos laborales, incluida la divulgación de la cultura preventiva y el desarrollo de proyectos de investigación en coordinación con entidades públicas y privadas, principalmente. 

Al mismo tiempo se promoverán y diseñarán cursos y programas de especialización sobre prevención de riesgos laborales, se organizarán jornadas, congresos y reuniones científicas de carácter regional, nacional e internacional en torno a esta materia y se trabajará en la proyección internacional de la Cátedra favoreciendo la accesibilidad a través de la formación on line y la promoción de foros de debate.

Con el consejero de Empleo de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, como testigo, el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero; el secretario general de UGT Castilla y León, Faustino Temprano; el secretario general de CCOO Castilla y León, Vicente Andrés; y el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE), Santiago Aparicio, rubricaron el convenio.

Al acto de la firma asistieron también el vicerrector de Política Académica y Participación Social, Enrique Cabero; la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos Laborales, Amparo Sanz; la secretaria de Salud Laboral y Política Social de UGT Castilla y León, Azucena Pérez; la secretaria de Salud Laboral y Juventud de CCOO Castilla y León, Sheila Mateos, y el presidente de CONFAES y vocal de la Junta Directiva de CECALE, Juan Manuel Gómez.

La dirección y el seguimiento de las actividades de la Cátedra corresponderán a una Comisión Mixta entre cuyos cometidos también está la aprobación del plan de trabajo anual, del presupuesto para cada ejercicio y de la Memoria anual de actividades.

Descarga aquí las fotografías de la firma del convenio para la constitución de la Cátedra Castilla y León de Prevención de Riesgos Laborales.