CONFAES considera imprescindible una racionalización impositiva para atajar el aumento del desempleo en Salamanca

Tras el análisis de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al cuarto trimestre de 2019, CONFAES constata una contracción del mercado laboral de la provincia a lo largo del pasado ejercicio, al registrarse un aumento de 1.400 desempleados.

Salamanca cerró el 2019 con 130.800 personas ocupadas, 19.600 desempleadas y una tasa de paro del 13,02%. Unos datos que contrastan con el fin de 2018, cuando se terminó el año con 131.200 ocupados, 18.200 desempleados y una tasa de paro del 12,18%.

Por ello, CONFAES, quiere manifestar la preocupación que muestran dichas estadísticas anuales, ya que Salamanca se sitúa por debajo de la media de Castilla y León en su tasa de actividad: un 53,28%, frente a la media autonómica del 55,33%.

La patronal salmantina quiere poner de manifiesto la importancia de la interlocución de las Administraciones Públicas con los agentes sociales, en el marco del Diálogo Social, como se ha podido comprobar en el último acuerdo alcanzado en materia del Salario Mínimo Interprofesional.

Igualmente, la representante de CEOE, CEPYME y CECALE en Salamanca considera imprescindible, con el fin de consolidar un mercado laboral estable, medidas como la racionalización del sistema impositivo. Solo a través de este tipo de actuaciones, el tejido empresarial de Salamanca podrá ver potenciada su actividad.

Finalmente, CONFAES coincide con la opinión mostrada por CECALE, quien subraya que los resultados de la Encuesta de Población Activa muestran la necesidad de potenciar el Diálogo Social existente en la autonomía, a la espera de alcanzar próximamente los acuerdos necesarios con la Junta de Castilla y León.

CONFAES considera preocupantes el crecimiento del desempleo y la caída de la ocupación en Salamanca

La Confederación CONFAES, representante en Salamanca de las organizaciones empresariales CEOE, CEPYME y CECALE, muestra su preocupación ante los datos del segundo trimestre de la Encuesta de Población Activa en los que la provincia suma 2.400 desempleados más que en el primer trimestre de 2019 (2.300 si se compara con el mismo periodo del año 2018) y cuenta con 800 ocupados menos que en el mes de marzo.

Estas cifras, a juicio de la Confederación, confirman los problemas estructurales que afectan a la economía salmantina y que CONFAES viene denunciando en los últimos años. Salamanca tiene una excesiva dependencia de los servicios; sector que no ha podido contener la caída de ocupados producida en la Agricultura, Industria y Construcción respecto al 2018; y cuenta con una gran dificultad en la diversificación de otras formas de actividad económica que permitan amortiguar los efectos de la estacionalidad y la temporalidad del empleo.

Igualmente preocupantes son los datos de ocupación, donde la provincia cuenta actualmente con 129.600 trabajadores, 800 menos que en el primer trimestre, siendo la única de las nueve de Castilla y León donde desciende el número de personas que trabajan.

Ambas tendencias muestran que Salamanca camina en sentido opuesto a los datos tanto regionales como nacionales, por lo que a falta de análisis más concienzudos sobre esta realidad, urge una toma de decisiones por parte de las nuevas Administraciones salidas tras los comicios autonómicos y locales de mayo.

Lejos de declaraciones y propuestas sin aplicación práctica, se necesitan acometer reformas estructurales que impulsen la actividad económica y empresarial, ayudando a mejorar la competitividad y adaptación de las pymes, base fundamental de la creación de empleo y riqueza en Salamanca.

Solamente, a través de la consolidación de un marco normativo adecuado a sus necesidades, al impulso de medidas de flexibilidad y a la reducción de las cargas administrativas, entre otras medidas, se podrá generar un crecimiento sostenido del empleo y así, poner revertir unos datos manifiestamente preocupantes para la economía provincial.

Los empresarios señalan que ha llegado el momento de flexibilizar el mercado laboral

Durante el cuarto trimestre del 2016, en Castilla y León, el número de personas ocupadas ascendió a 972.900 personas, lo que supuso un incremento del 3,07% respecto al mismo trimestre de 2015 (en España 2,29%).  Por otra parte, el número de personas paradas fue de 169.100 en la Comunidad Autónoma, registrándose así un descenso del 16%, respecto al mismo período de tiempo del año anterior (en España -11,3%), y alcanzando una tasa de paro del 14,81% (en España 18,63%).  Estos datos ponen de relieve que, a pesar del ligero retroceso en el último trimestre del año, el mercado de trabajo, tanto en Castilla y León como en la media española, ha evolucionado de forma favorable en el 2016, en cuanto a las magnitudes de empleo y paro. Seguir leyendo

Los empresarios piden ahondar en las reformas del mercado laboral para mejorar los índices de ocupación

Durante el tercer trimestre del 2016, el mercado laboral en Castilla y León ha mejorado, tanto en relación con el trimestre anterior como en tasa interanual. Así, vemos cómo la ocupación ha aumentado a la vez que el número de parados ha disminuido. Con ello, la tasa de paro en la Comunidad Autónoma se posiciona en el 13,91%. Seguir leyendo