Comunicado CECALE-CONFAES

Ante la posibilidad de que el Gobierno apruebe próximamente un nuevo ingreso mínimo vital, desde CECALE-CONFAES y sus organizaciones territoriales (CONFAE, FAE, FELE, CPOE, CONFAES, FES, FOES, CVE y CEOE CEPYME Zamora) nos sumamos a la posición de CEOE y CEPYME y aclaramos que, al tiempo que compartimos que ningún ciudadano puede quedar desatendido en esta crisis económica sobrevenida por la pandemia del COVID-19, en ningún momento se ha hecho partícipes a nuestras organizaciones CEOE y CEPYME de la negociación de tal iniciativa, ni se ha sometido a su discusión en el diálogo social nacional, tal y como ha trascendido en medios de comunicación y redes sociales.

En estos momentos, ante la manipulación interesada y la deslealtad al diálogo social nacional y a los empresarios, desde CECALE y sus organizaciones respaldamos a CEOE y CEPYME, en el sentido de que se sienten presionados para dar apoyo a una propuesta de partido, que nada tiene que ver con un acuerdo consensuado en lo que debería ser el cauce habitual con los interlocutores sociales, que forman parte de la mesa de diálogo y que siempre han estado de acuerdo en no dejar a nadie atrás en esta crisis. Por ello, para CEOE y CEPYME, en estas condiciones, se hace imposible participar mañana viernes, 10 de abril, en la reunión a la que han sido convocados por el Ministerio de Trabajo.

En cambio, en tanto que nuestro empeño también está enfocado en sostener el bienestar del conjunto de la sociedad, desde CECALE, CEOE y CEPYME instamos a que desde este mismo ministerio se abonen ya las prestaciones que corresponden a las personas que han perdido su empleo o se han visto afectadas por un ERTE por culpa del COVID-19, y para que los autónomos, que siguen confinados sin poder trabajar y que han solicitado la prestación por cese de actividad, la cobren con la mayor celeridad.

COMUNICADO CONFAES

Después de conocer que el Gobierno ha decidido prorrogar dos semanas más, hasta el próximo 26 de abril, el actual estado de alarma, desde CONFAES al igual que CEOE y CEPYME queremos reiterar nuestro apoyo a las decisiones de las autoridades sanitarias en tanto que los empresarios españoles estamos alineados con la necesidad de salvaguardar de forma prioritaria la salud y la seguridad de los ciudadanos.

Sin embargo, si bien confiamos en que este nuevo plazo sirva para acelerar la salida de la actual crisis sanitaria, al mismo tiempo podría hacer más profunda la recesión económica en la que ya están sumidos muchos sectores y empresas, especialmente pymes y autónomos, por causa de la caída drástica de la oferta y demanda de bienes y servicios, por imposición legal a causa de motivos sanitarios.

Por ello, CONFAES se une a CEOE y CEPYME para instar al Gobierno a que, de manera rápida y eficaz, proceda a suspender las obligaciones de pago de impuestos, en línea con las demandas que ya expresamos en otro comunicado fechado el pasado 15 de marzo.

Lo que pedimos es que se suspenda el pago de tributos como el IVA, IRPF o las cotizaciones a la Seguridad Social en aquellos sectores y empresas más golpeadas por el descenso de la actividad.

Las organizaciones empresariales ofrecemos nuestro esfuerzo para detectar en el marco del diálogo social cuáles son esos sectores y empresas más vulnerables, para aplicar con urgencia dicha suspensión fiscal que ya han adoptado, por otra parte, 22 países europeos y hasta 15 Comunidades Autónomas.

Al menos en España esta demanda se sostiene en dos argumentos, uno técnico y otro puramente económico. De un lado, no está siendo posible disponer de la información contable y fiscal del gran espectro empresarial para poder cumplir con los deberes tributarios. Como ejemplo, un 80% de las pymes realizan sus declaraciones a través de profesionales externos que están emplazados en locales diferentes a la empresa, y en un 50% el tratamiento de facturas se realiza en papel, sin olvidar que el pago en ventanilla física de entidades financieras es aún muy frecuente.

Por tanto, no cabe ya solicitar aplazamientos, puesto que su tramitación sería en si mismo un nuevo obstáculo para muchas empresas que están ya al borde del cierre.

Ampliación del tramo de avales hasta 50.000 millones

Pero más evidente que esto es que muchas empresas y sus trabajadores viven en estos momentos una situación angustiosa tras semanas con pocos o nulos ingresos, a la espera de una financiación que no está fluyendo a la velocidad deseada y, en cambio, soportando puntualmente el pago de los tributos y seguros correspondientes.

En este sentido, el actual contexto requiere también seguir agilizando el crédito. Por ello, pedimos que se amplíen con carácter inmediato, de los 20.000 millones iniciales a los 50.000 millones de euros, las líneas de avales aprobadas por el Gobierno, para destinar este nuevo tramo especialmente para pymes autónomos.

Por último, para seguir salvaguardando el empleo y lograr, en la medida de lo posible, que la caída de la actividad no se traduzca en mayores niveles de desempleo, insistimos en flexibilizar los procesos de regulación temporal de empleo (ERTEs) y, teniendo en cuenta que la recuperación no será inmediata, también que estas condiciones que se solicitan se mantengan temporalmente después de finalizar el estado de alarma.

Una vez más, nos ponemos al servicio del Gobierno para trabajar en la preparación de una salida progresiva de la crisis para todos los sectores económicos, sobre todo en ámbitos tan complejos como el industrial, y reiteramos nuestro convencimiento de que las empresas españolas formamos parte de la solución.

COMUNICADO CEOE-CONFAES

Las empresas españolas no discutimos las últimas medidas sanitarias adoptadas y vamos a cumplirlas, como hasta ahora. La prioridad es la salud de las personas.

Pero va a ser una medida que va a generar un enorme impacto sin precedentes en la economía española, especialmente en sectores como el industrial. Este parón puede llevar a una crisis más profunda de la economía que podría llegar a ser social.

Existe en estos momentos un desconcierto total en la actividad empresarial, ya que los empresarios españoles necesitan urgentemente conocer la lista de las actividades que se consideran esenciales para poder adoptar las medidas oportunas.

Es imprescindible que esta medida vaya acompañada de otras que eviten un agravamiento de la situación ya dramática que atraviesan las empresas, entre otras pymes y autónomos españoles, y que no provoquen una destrucción masiva de tejido empresarial y del empleo de manera definitiva.

Comunicado CECALE-CONFAES

CECALE y sus organizaciones territoriales (CONFAE, FAE, FELE, CPOE, CONFAES, FES, FOES, CVE y CEOE CEPYME Zamora), junto con CEOE y CEPYME, consideramos que las nuevas medidas en el ámbito laboral aprobadas este viernes en el Consejo de Ministros extraordinario van a impedir poner las bases de la necesaria recuperación económica de España y llevarán en última instancia a un mayor nivel de desempleo.

Los empresarios advertimos que, a la espera de poder conocer todos los detalles, no van en la dirección correcta, sino que, muy al contrario, serán perjudiciales para el equilibrio económico, la salud de las cuentas públicas, aumentando considerablemente el déficit, y reducirán de forma importante la confianza de los inversores, que son fundamentales para la estabilidad financiera y la recuperación económica de este país.

Además, cuando un gran número de empresas, especialmente pymes y autónomos, están luchando para evitar el cierre en un contexto que ya se anuncia de recesión mundial, rechazamos de forma tajante que el Gobierno trate de arrojar sospechas y desconfianza sobre el empresariado. Creemos que precisamente en estos momentos la situación lo que requiere son esfuerzos conjuntos y unidad de acción.

Por ello, desde CECALE-CONFAES y sus organizaciones territoriales, en la misma línea que CEOE y CEPYME, queremos dejar claro que nuestra voluntad por encima de todo, en estos momentos de crisis por el COVID-19, es sostener la economía y el empleo, y por ello, estamos empujando para evitar un parón aún mayor de la actividad empresarial, siempre priorizando, como no podía ser de otra manera, la seguridad y la salud de los ciudadanos.

CONFAES traslada el compromiso de los empresarios en el marco del Diálogo Social para hacer frente al impacto del Coronavirus

La patronal salmantina CONFAES quiere trasladar su compromiso activo y colaboración con el Gobierno de la Comunidad para hacer frente al creciente impacto que el coronavirus está teniendo en la actividad empresarial, entendiendo que es un problema de salud pública.

En este sentido, la patronal salmantina se suma al Comunicado emitido por Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León (CECALE), y valora especialmente que la Junta de Castilla y León confíe en la acción coordinada y responsable del Diálogo Social para adoptar de manera urgente las medidas extraordinarias que sean necesarias para dar respuesta a aquellas situaciones y contingencias derivadas que encuentran una respuesta insuficiente en la actual normativa laboral y de Seguridad Social.

CONFAES respaldará las distintas medidas que se planteen en la reunión del próximo lunes del Consejo del Diálogo Social, que ayuden a dar una rápida respuesta a los supuestos de caída repentina de la actividad, para así minimizar el impacto económico y empresarial, y que, además, garanticen la protección de las personas trabajadoras y de toda la sociedad, en general.

Con el objetivo último de evitar situaciones irreversibles para las empresas y el empleo y que se garantice una protección adecuada a las personas  trabajadoras, CECALE-CONFAES, al igual que ya ha comunicado CEOE yCEPYME, planteará en la reunión del Consejo del Diálogo Social del próximo lunes, entre otras cuestiones, la simplificación de los procedimientos y el acortamiento de los plazos de resolución de los ERTEs dentro de la necesaria seguridad jurídica o los mecanismos para facilitar el teletrabajo.

La Confederación también solicitará que se adopten medidas encaminadas a que la financiación fluya de manera adecuada para que la actividad empresarial no se vea resentida, y tampoco se vean paralizadas las  inversiones. Es importante que las diferentes Administraciones públicas adapten plazos y trámites administrativos a la excepcional situación actual.

Por último, CECALE reitera la necesidad, ante un momento complejo como el que estamos padeciendo que las empresas de la Comunidad continúen trabajando con responsabilidad y favoreciendo la continuidad de la actividad, utilizando fórmulas como el teletrabajo.