ASTRACE lamenta el fallecimiento de José Luis González Benayas, Jefe de Cocina del Restaurante Pucela

La Asociación Salmantina de Tratantes de Ganado y Cebaderos (ASTRACE) comunica su más sentido pésame por el fallecimiento de José Luis González Benayanas, Jefe de Cocina del Restaurante Pucela; y traslada a sus familiares su afecto y cariño en estos momentos tan difíciles.

La Asociación Salmantina de Tratantes de Ganado y Cebaderos quiere poner de relieve la figura de José Luis González Benayas, su buenhacer y agradecer el apoyo que siempre prestó a la asociación, con la que mantenía una estrecha amistad.

Jose Luis González Benayas era responsable de la cocina desde establecimiento desde 1979, cuando junto a su hermano Manel deciden trasformar el bar familiar en restaurante.

ASTRACE presenta a la Consejería de Agricultura las medidas para el sector

La Asociación Salmantina de Tratantes y Cebaderos (ASTRACE) ha solicitado a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural de la Junta de Castilla y León, el aplazamiento en la aplicación de la normativa referente a los movimientos de animales desde cebaderos calificados, manteniendo la que estaba vigente hasta marzo de 2020, lo que facilitaría las conversiones de explotaciones de cebo en explotaciones de trato a todos aquellos operadores que así lo soliciten.

Así se lo ha trasladado en una carta enviada esta semana en la que recogen una serie de medidas dirigidas a facilitar la supervivencia de estas empresas, eslabón fundamental en un sector económica y socialmente en el sector ganadero, que han visto fuertemente afectada su actividad por el estado de alarma del COVID-19.

Dentro de las medidas enviadas a la Consejería de Agricultura, ASTRACE incide en la necesidad de lograr la operatividad real del módulo ganadero (MOGA), ante la imposibilidad de validar las guías los fines de semana. A su juicio, el actual sistema es una “anomalía injusta y un anacronismo”, ya que no es operativo 24 horas al día, los 365 días del año (en torno a 120 días al año no podemos tramitar ninguna guía).

Asimismo, piden que se facilite el acceso a equipos de protección individual frente al coronavirus, ya que formamos parte de una actividad considerada esencial.

En materia económica, y con al fin de facilitar la supervivencia de las empresas, consideran necesario un programa de incentivos fiscales para todos los agentes implicados en el sector primario (tratantes de ganado, ganaderos, cooperativas y todos los operadores necesarios en la cadena de suministro y abastecimiento de alimentos) para intentar paliar el impacto del cese de actividad decretado.

Por otra parte, instan a la Consejería a adelantar el pago de las ayudas PAC 2020, así como una prórroga el actual marco presupuestario y reglamentario de la PAC.

Estas medidas, añaden, deben ir acompañadas de ayudas directas al sector productor (cebaderos y vacas nodrizas) para atenuar los efectos del descenso generalizado de la demanda y de los precios, que probablemente lleven a la quiebra de muchas explotaciones.

Finalmente, instan a la Junta a facilitar el cumplimiento de los trámites exigidos para impulsar las exportaciones a terceros países, tanto de carne como de animales vivos.

ASTRACE defiende su papel en la difícil situación del mercado actual de vacuno

Ante las acusaciones, calumnias y difamaciones vertidas por COAG Castilla y León y ASAJA Salamanca contra los tratantes de ganado, buscando su descrédito, y culpándoles de la situación actual del sector, la Asociación Salmantina de tratantes y Cebaderos (ASTRACE) nos vemos en la obligación de refutar y aclarar dicha información, con datos contrastables y objetivos, y no con meras afirmaciones totalmente subjetivas, sesgadas e interesadas, como han hecho los citados sindicatos en los documentos que han emitido.

En primer lugar, los tratantes siempre hemos estado presentes en este sector, como parte integrante y fundamental del mismo. Somos un eslabón intermedio de la cadena, sirviendo de unión entre el campo y los cebaderos, o entre éstos y la industria, realizando una labor de selección y de filtro, y por tanto facilitando la comercialización de los animales.

Desde ASTRACE, siempre hemos defendido que desempeñamos un trabajo importantísimo, llegando también a pequeñas explotaciones, zonas deprimidas, etc., que sufren una mayor dificultad a la hora de vender sus animales, realizando así una labor social fundamental.

Por otro lado, tal y como se ha demostrado en los últimos años, el hecho de que aumente el número de tratantes, supone un mayor valor de la producción de los ganaderos, ya que hay una mayor competencia por adquirir sus animales. Cosa que no sucedería si se monopolizara la comercialización a través de un solo operador.

En cuanto a la situación actual, es penoso y vergonzoso que se nos culpe a los tratantes de algo totalmente ajeno a nosotros, como son los efectos de la crisis del COVID-19, el posterior estado de alarma y confinamiento y como consecuencia la caída drástica de la actividad.

Es por todos sabido, que los establecimientos de hostelería y restauración se encuentran cerrados, así como los establecimientos turísticos, y lógicamente se han suspendido la Semana Santa, las comuniones, bodas, etc., con el consiguiente desplome del consumo y sin conocer aún el alcance y la magnitud de la crisis. En cuanto al turismo, según el Instituto Nacional de Estadística, el año 2019 vinieron a España 83,7 millones de extranjeros. A día de hoy no hay turistas en nuestro país.

En consecuencia, y según los datos correspondientes a la semana pasada del Mercado en Origen Nacional del Vacuno de Carne (MonVac), que está formado por operadores de todo el territorio nacional, incluyendo los más representativos de Castilla y León, los sacrificios reflejarán una caída de la matanza de más del 50% en las hembras y de un 30% en los machos, por lo que la situación actual constituye una circunstancia excepcional que no se registraba desde la crisis de las “vacas locas”.

Todo lo anterior ha llevado a una caída generalizada de los precios de las canales, sin apenas demanda de lomos, solomillos, pieles, menudos, etc.

Por lo tanto, no entendemos los ataques de COAG Castilla y León y ASAJA Salamanca a los tratantes de ganado, que por otra parte y a la vista de todos los datos aquí aportados, son totalmente injustificados y carecen de fundamento y, como consecuencia, sólo pueden obedecer al afán de algunos por desacreditar y calumniar el buen nombre de nuestro colectivo.

Desde ASTRACE, también consideramos, que mantener unos precios artificialmente altos de la Lonja de Salamanca, mientras que otras como la de Extremadura sí han actualizado las cotizaciones, solo nos lleva a un mayor bloqueo de la actividad y a un mayor exceso de oferta, ya que nuestros proveedores quieren vender en base a ese precio y nuestros clientes no están dispuestos a pagarlo. Como consecuencia, la actividad, a día de hoy, es prácticamente nula, sin apenas transacciones, lo cual está generando un tapón de animales, que a corto y medio plazo nos va a llevar a una mayor caída de los precios que la que se hubiera producido si las cotizaciones de la Lonja hubieran sido realistas.

Por lo tanto, lejos de beneficiar al ganadero, la actitud de los vocales de ASAJA en la mesa de vacuno de vida, negando la realidad y hablando de normalidad, cuando ésta no existe desde que comenzó la crisis del COVID-19, no ha hecho sino perjudicar enormemente al sector. Y por otro lado, le hacen un flaco favor a la credibilidad de la Lonja, amenazando con dejar de asistir a la misma si no se mantienen las cotizaciones, ya que en un mercado libre los precios los fija la ley de la oferta y la demanda, y no como pretenden ellos, que sería intervenirlo.

Finalmente decir, que somos parte integrante y necesaria de un sector económica y socialmente estratégico y que contribuimos de manera sustancial e indiscutible al desarrollo rural, a la lucha contra la despoblación y tal y como ha quedado demostrado en la situación de excepcionalidad actual, formamos parte de la cadena de suministro y abastecimiento de alimentos.

La Asociación de Tratantes de Ganado pide la suspensión de la cotización de la Mesa de Vacuno de Vida

La Asociación Salmantina de Tratantes de Ganado y Cebaderos (ASTRACE) solicita a la Diputación de Salamanca la suspensión de la Mesa de Vacuno de Vida, ya que, en las actuales circunstancias, con el estado de alarma decretado por el COVID-19, no es posible fijar, de manera real, el precio de los terneros.

Para el presidente de ASTRACE, Ricardo de la Iglesia, durante estos quince días de estado de alarma “las transacciones de animales han sido prácticamente nulas y a unos precios muy por debajo de los de la Lonja, como consecuencia del desplome de la demanda, por lo que no es posible realizar una valoración correcta del precio de los terneros”.

Durante, la sesión celebrada esta mañana los tratantes han intentado llegar a un acuerdo consensuado entre todos los miembros de la mesa, que al no lograrse les ha llevado a dejar de cotizar en bloque.

Por todo ello, desde ASTRACE, organización integrada en CONFAES, no se entiende la decisión del Presidente de cotizar la mesa de hoy. En este sentido, se advierte que a partir de ahora “los precios de la Mesa de Vacuno de Vida de la Lonja de Salamanca no reflejan la realidad del sector a día de hoy teniendo en cuenta la situación de excepcionalidad que vivimos”.

ASTRACE muestra su oposición a la decisión de celebrar la Lonja de este lunes a puerta cerrada

La Asociación Salmantina de Tratantes de Ganado y Cebaderos (ASTRACE) quiere señalar su oposición a la decisión de la Diputación de Salamanca de mantener la sesión del lunes de Lonja de Ganado, aunque se haya previsto su celebración a puerta cerrada, dada la situación sanitaria generada por el COVID-19. Tras el anuncio del Gobierno de España de la situación de alerta, la Diputación decidió suspender el mercado de ganado del lunes, pero mantener la sesión de la Lonja.

Desde ASTRACE se señala que, en conjunto, entre las diferentes mesas de precios, se reúnen en torno a 100 personas, y varias de las mesas están integradas al menos por doce representantes, lo que “supone una concentración de personas que en la situación actual es desaconsejable”.

En este sentido, explican que de mantenerse esta sesión los representantes de ASTRACE no acudirán a la misma. 

Ante la situación actual, desde ASTRACE se considera que “tal y como se están desarrollando estos días, su celebración es una imprudencia y una temeridad” y se solicita su suspensión de la misma.