El comercio minorista entra en la desescalada con descuentos para hacer frente a la incertidumbre del mercado

El comercio minorista ha entrado en la Fase I del Plan de Transición hacia la normalidad tras el COVID-19 con la apertura de casi el 100% de los establecimientos, pero con la perspectiva de ventas moderadas debido a la incertidumbre y las dudas sobre la reactivación del consumo.
De hecho, casi el 100% indica de los comercios que han participado en la encuesta de la Asociación de Comercio ASECOV, considera que no recuperarán lo que han dejado de vender durante estos meses y estiman que las cifras de ventas se re reducirán hasta en un 40% este año. Por ello, más de la mitad de los comercios, especialmente en el sector textil, ha iniciado campañas de promociones y descuentos con los que incentivar las ventas.

“Aunque todavía es un goteo, vemos que los clientes se están animando a entrar en los establecimientos, sobre todo porque ganan más confianza al ver que desde los comercios se aplican debidamente las medidas de seguridad”, explica Soledad Gómez, presidenta de ASECOV. Desde nuestra asociación invitamos a los salmantinos a apostar por los comercios de su ciudad, un comercio que presta una atención personalizada y permite una compra más acertada evitando con ello las devoluciones”, añade.

En la actualidad, la totalidad de los comercios, ya ha implantado medidas de seguridad recogidas por la normativa de prevención del COVID-19 como la instalación de geles hidroalcohólicos, control de aforo, cartelería informativa de medidas de seguridad, sistemas de desinfección del establecimiento. Pero además, el 70% de ellos otras que no son obligatorias como las mamparas, máquinas de ozono o purificadores de aire, plastificación del datafono, mascarillas y guantes para sus clientes, alfombras desinfectantes,etc..

Las asociaciones de Transportes, Panaderías y Comercio, presentes en la reunión sobre el plan piloto de carga y descarga

Las asociaciones de empresarios de AESTRADIS (Transportes) , ASECOV (Comercio), AESPAN (Panaderías) han participado esta mañana en la reunión con el Ayuntamiento de Salamanca en la que se ha abordado la elaboración de un plan piloto, -que entrará en vigor en la fase 1 de la desescalada y permanecerá en evaluación hasta la entrada en la fase 2-, con la finalidad de reordenar esta tarea una vez que la actividad comercial ha regresado a las calles de la ciudad de forma más intensa tras la declaración del estado de alarma con motivo de la pandemia del coronavirus.

Las asociaciones empresariales, integradas en CONFAES, han mostrado su colaboración con el Ayuntamiento para dar a conocer el contenido de este plan piloto, así como para recabar las posibles incidencias que puedan surgir durante el periodo de prueba al objeto de establecer posibles mejoras.

Durante la sesión celebrada hoy en el Consistorio se ha puesto de manifiesto que el objetivo principal de este plan, -entre otros-, es garantizar la seguridad de los peatones y establecer los cambios necesarios para adaptar la regulación de la carga y descarga vigente a las circunstancias actuales que se han venido recogiendo en las distintas aportaciones que han hecho llegar al Ayuntamiento las asociaciones y colectivos implicados en este proceso en contactos previos.

El plan se aplicará en la Plaza Mayor, en la Plaza del Poeta Iglesias, la calle Quintana, la Rúa Mayor y la calle Bordadores. Entre las medidas generales, el documento establece para las vías anteriormente citadas que la hora máxima para el desarrollo de esta actividad será las diez de la mañana; sin embargo, esta franja se ampliará en una hora, -hasta las 11-, para sus vías perpendiculares.

Asimismo, se establecerán sentidos únicos de circulación en la Rúa Mayor (desde la Plaza de Anaya a la calle Quintana), en la calle Felipe Espino (desde la Rúa Mayor hasta San Pablo), en la calle Sánchez Barbero (hacia la Rúa Mayor) y en la calle Bordadores (desde la Cuesta del Carmen hasta las Úrsulas). En la Rúa Mayor, la calle Felipe Espino, la calle Sánchez Barbero y la calle Bordadores se establecerán ubicaciones específicas para la carga y descarga quedando prohibido ejecutarse fuera de dichos espacios.

Según este protocolo, los vehículos de carga y descarga accederán a la Plaza Mayor por la Plaza del Corrillo y la calle Zamora quedando como única salida para los mismos la Plaza del Poeta Iglesias. Por su parte, el estacionamiento quedará restringido junto a las farolas centrales del ágora. Además, se establecerán otras ‘islas’ de estacionamiento en la calle de las Úrsulas, la calle Jesús y la calle Pan y Carbón donde los vehículos podrán detenerse mientras realizan la labor de carga y descarga entre las 7 y las 12 horas y entre las 16 y las 18 horas. Para este último caso, solamente podrán estacionar los vehículos incluidos en el Sistema de Control de Accesos a calles peatonales.

Fruto del consenso y aportaciones en diversas sesiones de trabajo

Este plan piloto es fruto de otros encuentros anteriores, -que han tenido lugar en los meses de febrero y marzo-, en los que ya se había valorado que se adelantara el horario de apertura de los establecimientos de hostelería para que la carga y descarga terminara antes de lo habitual.

Asimismo, ya se aprobaron diversas propuestas en materia de seguridad en zonas peatonales entre las que destacan la conveniencia de dotar a los vehículos de la tecnología necesaria para garantizar la seguridad de peatones y resto de conductores.

Por otro lado, también se plantearon medidas en materia de formación a los repartidores, la cual sería asumida por la Policía Local, encargándose el cuerpo municipal de impartirla una vez que esté completamente definida la futura normativa que regulará todo el proceso de carga y descarga.

Pincha aquí para descargar la imagen de la reunión con el Ayuntamiento

ASECOV informa a los comercios de la normativa en la nueva fase de desescalada que permite la reapertura sin cita previa

La Asociación de Comercio ASECOV informa a los comercios sobre el contenido de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, en la que se  flexibilizan determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma dentro del denominado Plan de Transición hacia la normalidad.

Su aplicación en el sector de comercio, que supone entrar en lo que se ha denominado “Fase 0,5”, permitiría la posibilidad de reapertura sin cita previa de los establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios asimilados.

Asimismo, esta normativa permite, tal y como había solicitado ASECOV, la realización de acciones comerciales o de promoción de ventas siempre que vayan acompañadas de medidas destinadas a asegurar que no se generen aglomeraciones que impidan el mantenimiento de la distancia de seguridad, el cumplimiento de los límites de aforo, debiendo adoptarse las medidas adecuadas para evitarlas, incluyendo el cese inmediato de las mencionadas acciones comerciales o de promoción si resultara necesario.

En cuanto a qué significa entrar en esta FASE “0,5”, a partir de mañana explica ASECOV, podrá procederse a la reapertura al público de todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales siempre que tengan una superficie útil de exposición y venta igual o inferior a 400 metros cuadrados, pudiendo, en el caso de superar este límite, acotar el espacio que se reabra al público ajustándose a este umbral, siempre que cumplan, entre otros, los requisitos siguientes:
a) Que se reduzca al treinta por ciento el aforo total en los locales comerciales. En el caso de establecimientos distribuidos en varias plantas, la presencia de clientes en cada una de ellas deberá guardar esta misma proporción. En cualquier caso, se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes. En los locales comerciales en los que no sea posible mantener dicha distancia, se permitirá únicamente la permanencia dentro del local de un cliente.
b) Que se establezca un horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.
c) Que se exponga al público el aforo máximo de cada local y asegurar que dicho aforo, así como la distancia de seguridad interpersonal de dos metros se respeta en su interior.
d) Que se establezcan sistemas que permitan el recuento y control del aforo, de forma que éste no sea superado en ningún momento, y que deberá incluir a los propios trabajadores.
e) Preferiblemente, siempre que un local disponga de dos o más puertas, se podrá establecer un uso diferenciado para la entrada y la salida, reduciendo así el riesgo de formación de aglomeraciones.
f) Los establecimientos y locales comerciales que tengan una superficie de exposición y venta al público superior a 400 metros cuadrados que procedan a su reapertura podrán utilizar marcas, balizas, cartelería o señalización para garantizar el mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad y realizar un mejor control de los accesos y gestión de las personas a los efectos de evitar cualquier aglomeración. En caso necesario, estos establecimientos podrán habilitar una zona de espera en el interior de los mismos, adicional a los 400 metros cuadrados autorizados, garantizando el cumplimiento del resto de medidas de seguridad e higiene.

ASECOV anima al comercio salmantino a realizar acciones promociones de venta evitando aglomeraciones

El pasado sábado día 9 el BOE publicó la Orden SND/399/2020 para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad, orden ministerial que ante el estupor del sector comercial establecía en su disposición adicional segunda que “los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones. Esta restricción no afectará a las ventas en rebajas ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web”.

Desde ASECOV, organización integrada en CONFAES, ya hemos trasmitido a las diferentes administraciones nuestro requerimiento de aclaración y revisión de esta normativa ya que supone una competencia desleal, que impide a nuestros comercios la normal actividad y la gestión de su stock en estos momentos.

A parte de esta legítima reclamación, y compartiendo la interpretación que realiza de la señalada disposición el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, que ha aclarado que lo que se prohíbe son las aglomeraciones y no la posibilidad de hacer rebajas y promociones en establecimientos físicos, ya que esto requeriría una modificación de la Ley de Ordenación del Comercio Minorista y la misma no se ha producido, al tener esta medida como única finalidad evitar las posibles aglomeraciones provocadas por acciones comerciales, desde ASECOV animamos a aquellos comercio que se vean en la necesidad de realizar alguna acción promocional de ventas a ponerlas en práctica acompañadas, eso si, de las necesarias medidas que eviten posibles aglomeraciones.

Dadas estas circunstancias, ASECOV pone a disposición del comercio salmantino su asesoría jurídica para apoyar y asistir jurídicamente aquellos comercios que valoren realizar promociones de ventas y/o rebajas en el actual contexto normativo.

ASECOV considera una barbaridad que se limiten las rebajas a la venta on-line

La Asociación de Comercio ASECOV, integrada en CONFAES, considera “una barbaridad”, la medida publicada en el Boletín Oficial del estado el pasado sábado que limita las rebajas a la venta online.

Según se recoge en la Disposición adicional segunda de la Orden SND/399/2020, de 9 de mayo, para la flexibilización de determinadas restricciones de ámbito nacional, establecidas tras la declaración del estado de alarma en aplicación de la fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad “los establecimientos no podrán anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que puedan dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones. Esta restricción no afectará a las ventas en rebaja ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realicen a través de la página web”.

Después del cierre total de nuestros establecimientos, de la apertura limitada en la que nos encontramos, de las inversiones que estamos acometiendo para poder trasmitir seguridad a nuestro clientes, etc… necesitamos empezar a vender para poder pagar los gastos y las compras realizadas para la temporada”, explica la presidenta de ASECOV, Soledad Gómez.

Desde la ASECOV, se señala que esta norma es “una estocada” para los comercios, ya que si las rebajas solo pueden ser on-line, los clientes optarán por comprar on-line.

“Desde los comercios estamos trabajando en adaptarnos, en preparar nuestros comercios para dar seguridad a los clientes, y trabajaremos de acuerdo con las medidas sanitarias que sean necesarias para garantizarla. Pero este tipo de medidas harán que los clientes no acudan a nuestros establecimientos”, explica Soledad Gómez.

Por eso, desde ASECOV se expresa un rechazo frontal a medida, y piden a las administraciones la supresión de esta disposición, que se ha incluido además sin tener en cuenta al sector.