Inquietud entre las empresas salmantinas que comercian con China por el impacto económico del coronavirus

Junto a Corea del Sur y los Estados Unidos, China es uno de los socios comerciales extracomunitarios más importantes de la provincia de Salamanca en términos de importaciones y exportaciones. Un estatus que se ha consolidado en 2019, donde la provincia ha conseguido un crecimiento (hasta noviembre) de más del 9% en ambas operaciones, según indican las cifras de la Agencia Tributaria.

Sin embargo, las buenas estadísticas comerciales con el gigante asiático del 2019 están siendo amenazadas por un factor inesperado. La epidemia de coronavirus ha ralentizado la vida económica china, afectando indirectamente al comercio internacional que mantienen las empresas de Salamanca.

“Debemos tener en cuenta que la economía china se encontraba a medio gas por el año nuevo. Sin embargo, el fuerte arranque de movimientos de mercancías después de estas celebraciones se ha visto severamente afectado por el coronavirus, tal y como nos indican nuestros agentes en el país”, explica David Sánchez, director de la Aduana de Salamanca-CITYCESA.

Poner coto a una enfermedad que ya se ha cobrado la vida de 492 personas y ha infectado a más de 24.000 es la prioridad nacional para el gobierno de Pekin y de otras administraciones provinciales (por ejemplo, los gobiernos de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao), quienes han restringido severamente la movilidad de personas y mercancías.

“Entre otras muchas medidas, a las empresas de Salamanca les está afectando en sobremanera la extensión del periodo vacacional que debía haber finalizado este lunes. Hemos recibido consultas de empresas sobre cómo les pueden afectar estos contratiempos y estamos informando con la máxima actualización. Sabemos que el gobierno de Shanghái ha extendido las vacaciones por el año nuevo hasta el 9 de febrero, así como las regiones de los puertos principales de Ningbó, Shenzhen, Xiamen, Yantián…”, desarrolla el experto en logística internacional.

Por ello, desde la Aduana de Salamanca-CITYCESA, empresa especializada en logística, aduana y asesoramiento en comercio internacional, se destaca que la paralización de la actividad productiva y del transporte en China supondrá contratiempos en la cadena logística de las empresas salmantinas.

“Es un hecho que sus procesos de importación o exportación con China están siendo notablemente afectados. Tanto las empresas exportadoras como importadoras deben tener en cuenta que existirán retrasos de varias semanas en sus operaciones. Por ello, deben ser previsoras con los plazos y contar con este riesgo a la hora de negociar las condiciones de entrega, medios de pago y seguros”, recuerda Sánchez.

La Aduana de Salamanca –CITYCESA, se ha convertido en una referencia en su sector dentro de la operativa y asesoramiento de cualquier trámite logístico y aduanero con China. Gracias a su condición de Operador Económico Autorizado (OEA) y a su certificación de calidad ISO 9001 en Gestión Aduanera es un factor clave para la internacionalización de las pymes de Salamanca, especialmente en los mercados no pertenecientes a la Unión Europea.

“Trabajamos para ofrecer a nuestros clientes todas las alternativas posibles para que los contratiempos en China se resuelvan en el menor plazo posible, teniendo en cuenta que la realidad es muy cambiante”, concluye el director del centro aduanero salmantino.

La Aduana de Salamanca-CITYCESA estrecha sus vínculos con el Puerto de Valencia

Valencia, una de las principales puertas de entrada y salida de mercancías salmantinas hacia el extranjero, ha sido el lugar elegido por la Aduana de Salamanca-CITYCESA para profundizar las sinergias con los actores principales de esta infraestructura portuaria.

De esta manera, David Sánchez, director de la Aduana de Salamanca-CITYCESA ha realizado una visita por las instalaciones del puerto de Valencia, manteniendo varios encuentros con operadores logísticos, empresas colaboradoras, así con la propia Autoridad Portuaria de Valencia.

Igualmente, David Sánchez ha supervisado una jornada de trabajo con las empresas socias de la Aduana de Salamanca-CITYCESA, realizando la inspección de los trámites aduaneros a varios contenedores con productos salmantinos.

Uno de los contenedores refrigerados con mercancía salmantina durante su trámite de estibado en el Puerto de Valencia.

“La presencia de importaciones y exportaciones salmantinas a través del puerto de Valencia se ha incrementado en los últimos años, especialmente a países fuera de la Unión Europea. Conscientes de su importancia estratégica, hemos auditado in situ que todos los procedimientos de importación/exportación y los controles de calidad que hemos implantado se realicen de manera adecuada a las expectativas de nuestros clientes”, ha explicado David Sánchez desde la capital valenciana.

La Aduana de Salamanca-CITYCESA se ha convertido desde hace una década en una empresa logística de referencia en el puerto de Valencia, gracias a su presencia apoyada en socios con oficinas en la propia terminal.

Gracias a su condición de Operador Económico Autorizado (OEA) y a su certificación de calidad ISO 9001 en Gestión Aduanera, la Aduana de Salamanca-CITYCESA se ha convertido en un factor clave en el camino de la internacionalización de las empresas exportadoras de Salamanca, ya que las asesora y las acompaña en cualquier tipo de trámite logístico y aduanero, especialmente en los mercados no pertenecientes a la Unión Europea.

Descarga aquí las imágenes de las jornadas de trabajo de la Aduana de Salamanca en el Puerto de Valencia.

El crecimiento del sector agroalimentario palía la caída de las exportaciones salmantinas en 2017

Las exportaciones de Salamanca cerraron 2017 con un descenso en las ventas de las empresas de la provincia de un 5,7% frente a 2016, según los datos aportados por el ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Sin embargo, esta foto fija oculta el notable comportamiento del sector agroalimentario en el mismo periodo. Su buena salud, apoyada en el desarrollo de los mercados maduros y la apertura hacia Asia, ha diversificado las exportaciones de Salamanca, no tan dependientes de la fluctuación de las actividades vinculadas a la industria nuclear. Seguir leyendo