El comercio minorista entra en la desescalada con descuentos para hacer frente a la incertidumbre del mercado

El comercio minorista ha entrado en la Fase I del Plan de Transición hacia la normalidad tras el COVID-19 con la apertura de casi el 100% de los establecimientos, pero con la perspectiva de ventas moderadas debido a la incertidumbre y las dudas sobre la reactivación del consumo.
De hecho, casi el 100% indica de los comercios que han participado en la encuesta de la Asociación de Comercio ASECOV, considera que no recuperarán lo que han dejado de vender durante estos meses y estiman que las cifras de ventas se re reducirán hasta en un 40% este año. Por ello, más de la mitad de los comercios, especialmente en el sector textil, ha iniciado campañas de promociones y descuentos con los que incentivar las ventas.

“Aunque todavía es un goteo, vemos que los clientes se están animando a entrar en los establecimientos, sobre todo porque ganan más confianza al ver que desde los comercios se aplican debidamente las medidas de seguridad”, explica Soledad Gómez, presidenta de ASECOV. Desde nuestra asociación invitamos a los salmantinos a apostar por los comercios de su ciudad, un comercio que presta una atención personalizada y permite una compra más acertada evitando con ello las devoluciones”, añade.

En la actualidad, la totalidad de los comercios, ya ha implantado medidas de seguridad recogidas por la normativa de prevención del COVID-19 como la instalación de geles hidroalcohólicos, control de aforo, cartelería informativa de medidas de seguridad, sistemas de desinfección del establecimiento. Pero además, el 70% de ellos otras que no son obligatorias como las mamparas, máquinas de ozono o purificadores de aire, plastificación del datafono, mascarillas y guantes para sus clientes, alfombras desinfectantes,etc..

La pandemia refuerza al sector de carnicería como comercio de cercanía

El sector de carnicerías afronta la entrada en fase 1 reforzada por la confianza de los consumidores durante estos meses de estado de alarma, en la que prácticamente todos los establecimientos han permanecido abiertas. Según la encuesta elaborada por la nacional CEDECARNE, de la que forma parte AESCARNE, sobre la situación del sector de tras la crisis generada por el COVID-19, los establecimientos de carnicería minoristas han logrado mantener las ventas gracias al fomento de nuevos canales de venta con los que atender la demanda de los consumidores.

De hecho, el 62% de las carnicerías consultadas cree que en los próximos meses se potenciará el comercio on line y el 40% considera que crecerán las compras en las el comercio de proximidad, tanto en las carnicerías especializadas como en los mercados.

En este sentido, desde AESCARNE, asociación integrada en CONFAES, se señala la buena acogida que ha tenido entre los consumidores los nuevos canales de venta implantados durante la pandemia como las compras on line o los encargos via WhatsApp y recogida en establecimiento.
Así se recoge en esta encuesta, que concluye que el 53% de los encuestados mantendrá las ventas a domicilio que tenía antes de la pandemia, y un 33% afirma que continuará con ello porque ha descubierto que aporta valor a su negocio.

Sin embargo, la encuesta recoge la necesidad del sector de adaptarse tecnológicamente ya que 47% no tiene página web pera venta on line pero considera que es necesaria, y un 28% la tiene, 16% la va a tener próximamente.


VENTAS Y CONSUMO DE CARNE
En cuanto al impacto del COVID-19 en cesta de la compra, el 47% señala que ha mantenido su venta de vacuno y de 34%, la de ovino; mientras que para un 37% ha crecido el consumo de porcino y para un 27% el de producto elaborado y de charcutería. Un 46% señala que ha crecido mucho las ventas de carne de pollo y otras aves.

Las asociaciones AESTRADIS y ASTASA piden que los transportistas tengan prioridad para pasar la revisión en las ITV

Las dos asociaciones del transporte de mercancías de Salamanca, AESTRADIS y ASTASA respaldadas por la Federación de Empresas de Transporte de Mercancías por Carretera de Castilla y León (FETRACAL), reclaman un plan específico y concreto para que los vehículos del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad Autónoma tengan prioridad para pasar la revisión en las ITV.

Una vez que han empezado a abrir las estaciones para realizar este tipo de revisión a los vehículos, los transportistas, que han sido principales actores en esta crisis sanitaria y económica, se encuentran con un problema que puede agravar su situación económica: la pérdida de tiempo en la espera para pasar revisión.

Desde que el estado de alarma fuera decretado el pasado 14 de marzo, los periodos de vencimiento de la ITV quedaron automáticamente prolongados, ahora se abren las estaciones de ITV y los transportistas tienen que estar horas a la espera de pasar sus revisiones.

Para las dos asociaciones del transporte de Salamanca es imprescindible establecer un plan prioritario de renovación para aquellos vehículos que prestan servicios esenciales como los del transporte de mercancías.

Estas organizaciones empresariales consideran necesaria tener esta prioridad ante los problemas que se pueden generar por circular con las ITV caducada, a pesar de las ampliaciones aprobadas por el Gobierno, sobre todo cuando se realizan transportes internacionales.

En este sentido, el transporte de Salamanca se felicita una vez que ha conocido que el Consejo Europeo ha aprobado el Reglamento que prorroga durante siete meses la validez de las tarjetas CAP, las ITV y los carnés de conducir que caduquen entre febrero y agosto.

Por otra parte, las asociaciones de transportistas protestan enérgicamente contra la orden de Sanidad que establece que los vehículos a los que se le haya caducado la ITV durante el estado de alarma se les aplicará como fecha la que le hubiera correspondido, lo que implicará que los camiones de más de 10 años y los autobuses de más de 5 años, que deben pasar ITV cada 6 meses, en algunos supuestos se verán obligados a pasar 2 ITV prácticamente seguidas.

Por ellos, exigen que se modifique la normativa y que se establezca como fecha de validez de ITV la real en que se realice.

Las asociaciones de Transportes, Panaderías y Comercio, presentes en la reunión sobre el plan piloto de carga y descarga

Las asociaciones de empresarios de AESTRADIS (Transportes) , ASECOV (Comercio), AESPAN (Panaderías) han participado esta mañana en la reunión con el Ayuntamiento de Salamanca en la que se ha abordado la elaboración de un plan piloto, -que entrará en vigor en la fase 1 de la desescalada y permanecerá en evaluación hasta la entrada en la fase 2-, con la finalidad de reordenar esta tarea una vez que la actividad comercial ha regresado a las calles de la ciudad de forma más intensa tras la declaración del estado de alarma con motivo de la pandemia del coronavirus.

Las asociaciones empresariales, integradas en CONFAES, han mostrado su colaboración con el Ayuntamiento para dar a conocer el contenido de este plan piloto, así como para recabar las posibles incidencias que puedan surgir durante el periodo de prueba al objeto de establecer posibles mejoras.

Durante la sesión celebrada hoy en el Consistorio se ha puesto de manifiesto que el objetivo principal de este plan, -entre otros-, es garantizar la seguridad de los peatones y establecer los cambios necesarios para adaptar la regulación de la carga y descarga vigente a las circunstancias actuales que se han venido recogiendo en las distintas aportaciones que han hecho llegar al Ayuntamiento las asociaciones y colectivos implicados en este proceso en contactos previos.

El plan se aplicará en la Plaza Mayor, en la Plaza del Poeta Iglesias, la calle Quintana, la Rúa Mayor y la calle Bordadores. Entre las medidas generales, el documento establece para las vías anteriormente citadas que la hora máxima para el desarrollo de esta actividad será las diez de la mañana; sin embargo, esta franja se ampliará en una hora, -hasta las 11-, para sus vías perpendiculares.

Asimismo, se establecerán sentidos únicos de circulación en la Rúa Mayor (desde la Plaza de Anaya a la calle Quintana), en la calle Felipe Espino (desde la Rúa Mayor hasta San Pablo), en la calle Sánchez Barbero (hacia la Rúa Mayor) y en la calle Bordadores (desde la Cuesta del Carmen hasta las Úrsulas). En la Rúa Mayor, la calle Felipe Espino, la calle Sánchez Barbero y la calle Bordadores se establecerán ubicaciones específicas para la carga y descarga quedando prohibido ejecutarse fuera de dichos espacios.

Según este protocolo, los vehículos de carga y descarga accederán a la Plaza Mayor por la Plaza del Corrillo y la calle Zamora quedando como única salida para los mismos la Plaza del Poeta Iglesias. Por su parte, el estacionamiento quedará restringido junto a las farolas centrales del ágora. Además, se establecerán otras ‘islas’ de estacionamiento en la calle de las Úrsulas, la calle Jesús y la calle Pan y Carbón donde los vehículos podrán detenerse mientras realizan la labor de carga y descarga entre las 7 y las 12 horas y entre las 16 y las 18 horas. Para este último caso, solamente podrán estacionar los vehículos incluidos en el Sistema de Control de Accesos a calles peatonales.

Fruto del consenso y aportaciones en diversas sesiones de trabajo

Este plan piloto es fruto de otros encuentros anteriores, -que han tenido lugar en los meses de febrero y marzo-, en los que ya se había valorado que se adelantara el horario de apertura de los establecimientos de hostelería para que la carga y descarga terminara antes de lo habitual.

Asimismo, ya se aprobaron diversas propuestas en materia de seguridad en zonas peatonales entre las que destacan la conveniencia de dotar a los vehículos de la tecnología necesaria para garantizar la seguridad de peatones y resto de conductores.

Por otro lado, también se plantearon medidas en materia de formación a los repartidores, la cual sería asumida por la Policía Local, encargándose el cuerpo municipal de impartirla una vez que esté completamente definida la futura normativa que regulará todo el proceso de carga y descarga.

Pincha aquí para descargar la imagen de la reunión con el Ayuntamiento

ASECOV informa a los comercios de la normativa en la nueva fase de desescalada que permite la reapertura sin cita previa

La Asociación de Comercio ASECOV informa a los comercios sobre el contenido de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, en la que se  flexibilizan determinadas restricciones de ámbito nacional establecidas tras la declaración del estado de alarma dentro del denominado Plan de Transición hacia la normalidad.

Su aplicación en el sector de comercio, que supone entrar en lo que se ha denominado “Fase 0,5”, permitiría la posibilidad de reapertura sin cita previa de los establecimientos y locales comerciales minoristas y de prestación de servicios asimilados.

Asimismo, esta normativa permite, tal y como había solicitado ASECOV, la realización de acciones comerciales o de promoción de ventas siempre que vayan acompañadas de medidas destinadas a asegurar que no se generen aglomeraciones que impidan el mantenimiento de la distancia de seguridad, el cumplimiento de los límites de aforo, debiendo adoptarse las medidas adecuadas para evitarlas, incluyendo el cese inmediato de las mencionadas acciones comerciales o de promoción si resultara necesario.

En cuanto a qué significa entrar en esta FASE “0,5”, a partir de mañana explica ASECOV, podrá procederse a la reapertura al público de todos los establecimientos y locales comerciales minoristas y de actividades de servicios profesionales siempre que tengan una superficie útil de exposición y venta igual o inferior a 400 metros cuadrados, pudiendo, en el caso de superar este límite, acotar el espacio que se reabra al público ajustándose a este umbral, siempre que cumplan, entre otros, los requisitos siguientes:
a) Que se reduzca al treinta por ciento el aforo total en los locales comerciales. En el caso de establecimientos distribuidos en varias plantas, la presencia de clientes en cada una de ellas deberá guardar esta misma proporción. En cualquier caso, se deberá garantizar una distancia mínima de dos metros entre clientes. En los locales comerciales en los que no sea posible mantener dicha distancia, se permitirá únicamente la permanencia dentro del local de un cliente.
b) Que se establezca un horario de atención con servicio prioritario para mayores de 65 años.
c) Que se exponga al público el aforo máximo de cada local y asegurar que dicho aforo, así como la distancia de seguridad interpersonal de dos metros se respeta en su interior.
d) Que se establezcan sistemas que permitan el recuento y control del aforo, de forma que éste no sea superado en ningún momento, y que deberá incluir a los propios trabajadores.
e) Preferiblemente, siempre que un local disponga de dos o más puertas, se podrá establecer un uso diferenciado para la entrada y la salida, reduciendo así el riesgo de formación de aglomeraciones.
f) Los establecimientos y locales comerciales que tengan una superficie de exposición y venta al público superior a 400 metros cuadrados que procedan a su reapertura podrán utilizar marcas, balizas, cartelería o señalización para garantizar el mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad y realizar un mejor control de los accesos y gestión de las personas a los efectos de evitar cualquier aglomeración. En caso necesario, estos establecimientos podrán habilitar una zona de espera en el interior de los mismos, adicional a los 400 metros cuadrados autorizados, garantizando el cumplimiento del resto de medidas de seguridad e higiene.