ASTRACE defiende su papel en la difícil situación del mercado actual de vacuno

Ante las acusaciones, calumnias y difamaciones vertidas por COAG Castilla y León y ASAJA Salamanca contra los tratantes de ganado, buscando su descrédito, y culpándoles de la situación actual del sector, la Asociación Salmantina de tratantes y Cebaderos (ASTRACE) nos vemos en la obligación de refutar y aclarar dicha información, con datos contrastables y objetivos, y no con meras afirmaciones totalmente subjetivas, sesgadas e interesadas, como han hecho los citados sindicatos en los documentos que han emitido.

En primer lugar, los tratantes siempre hemos estado presentes en este sector, como parte integrante y fundamental del mismo. Somos un eslabón intermedio de la cadena, sirviendo de unión entre el campo y los cebaderos, o entre éstos y la industria, realizando una labor de selección y de filtro, y por tanto facilitando la comercialización de los animales.

Desde ASTRACE, siempre hemos defendido que desempeñamos un trabajo importantísimo, llegando también a pequeñas explotaciones, zonas deprimidas, etc., que sufren una mayor dificultad a la hora de vender sus animales, realizando así una labor social fundamental.

Por otro lado, tal y como se ha demostrado en los últimos años, el hecho de que aumente el número de tratantes, supone un mayor valor de la producción de los ganaderos, ya que hay una mayor competencia por adquirir sus animales. Cosa que no sucedería si se monopolizara la comercialización a través de un solo operador.

En cuanto a la situación actual, es penoso y vergonzoso que se nos culpe a los tratantes de algo totalmente ajeno a nosotros, como son los efectos de la crisis del COVID-19, el posterior estado de alarma y confinamiento y como consecuencia la caída drástica de la actividad.

Es por todos sabido, que los establecimientos de hostelería y restauración se encuentran cerrados, así como los establecimientos turísticos, y lógicamente se han suspendido la Semana Santa, las comuniones, bodas, etc., con el consiguiente desplome del consumo y sin conocer aún el alcance y la magnitud de la crisis. En cuanto al turismo, según el Instituto Nacional de Estadística, el año 2019 vinieron a España 83,7 millones de extranjeros. A día de hoy no hay turistas en nuestro país.

En consecuencia, y según los datos correspondientes a la semana pasada del Mercado en Origen Nacional del Vacuno de Carne (MonVac), que está formado por operadores de todo el territorio nacional, incluyendo los más representativos de Castilla y León, los sacrificios reflejarán una caída de la matanza de más del 50% en las hembras y de un 30% en los machos, por lo que la situación actual constituye una circunstancia excepcional que no se registraba desde la crisis de las “vacas locas”.

Todo lo anterior ha llevado a una caída generalizada de los precios de las canales, sin apenas demanda de lomos, solomillos, pieles, menudos, etc.

Por lo tanto, no entendemos los ataques de COAG Castilla y León y ASAJA Salamanca a los tratantes de ganado, que por otra parte y a la vista de todos los datos aquí aportados, son totalmente injustificados y carecen de fundamento y, como consecuencia, sólo pueden obedecer al afán de algunos por desacreditar y calumniar el buen nombre de nuestro colectivo.

Desde ASTRACE, también consideramos, que mantener unos precios artificialmente altos de la Lonja de Salamanca, mientras que otras como la de Extremadura sí han actualizado las cotizaciones, solo nos lleva a un mayor bloqueo de la actividad y a un mayor exceso de oferta, ya que nuestros proveedores quieren vender en base a ese precio y nuestros clientes no están dispuestos a pagarlo. Como consecuencia, la actividad, a día de hoy, es prácticamente nula, sin apenas transacciones, lo cual está generando un tapón de animales, que a corto y medio plazo nos va a llevar a una mayor caída de los precios que la que se hubiera producido si las cotizaciones de la Lonja hubieran sido realistas.

Por lo tanto, lejos de beneficiar al ganadero, la actitud de los vocales de ASAJA en la mesa de vacuno de vida, negando la realidad y hablando de normalidad, cuando ésta no existe desde que comenzó la crisis del COVID-19, no ha hecho sino perjudicar enormemente al sector. Y por otro lado, le hacen un flaco favor a la credibilidad de la Lonja, amenazando con dejar de asistir a la misma si no se mantienen las cotizaciones, ya que en un mercado libre los precios los fija la ley de la oferta y la demanda, y no como pretenden ellos, que sería intervenirlo.

Finalmente decir, que somos parte integrante y necesaria de un sector económica y socialmente estratégico y que contribuimos de manera sustancial e indiscutible al desarrollo rural, a la lucha contra la despoblación y tal y como ha quedado demostrado en la situación de excepcionalidad actual, formamos parte de la cadena de suministro y abastecimiento de alimentos.

Carta de un empresario

Buenos días,

Vaya por delante que lo más importante y prioritario ahora y siempre es la salud y combatir esta pandemia.

En estos momentos tan duros y difíciles para todos quiero exponer mi situación profesional que será la de muchas pymes y autónomos de este país y manifestar lo que pienso de esta devastadora realidad.

Tengo una empresa pequeña de patatas de las cuales como mucha gente sabe se compran en una época determinada del año y se almacenan o venden muchas en España y otras en Portugal en función del mercado o las necesidades, por otro lado procesamos patatas frescas y las envasamos al vacio con fecha de caducidad 7 días, que va destinada y enfocada fundamentalmente a hostelería, colegios, hospitales, empresas de catering, fruterías….. Como pueden imaginar, las ventas han descendido notablemente debido al cierre de estos colectivos.

¿Ha pensado alguien en nuestro sector agroalimentario? ¿En todo este producto almacenado que tendremos que tirar y no se puede congelar? (patatas, frutas, verduras…)

Próximamente empieza la campaña en el sur de España y Portugal y se van a colapsar los mercados. Nuestro producto no tiene salida en el mercado ante la situación tan extraordinaria, con las grandes pérdidas que esto supone para empresas de nuestro sector. Ya que en los supermercados en la mayoría de los casos se venden patatas de Francia y lavada.

Pues según el presidente del gobierno nadie se iba a quedar atrás, yo ya me he quedado, no vendo pero sigo pagando los gastos, los impuestos, los seguros sociales…Las nominas… porque aplazar es aplazar deuda no condonar claro está.

No traten de engañarnos porque no nos están regalando nada, solo están aplazando que si hoy no puedo pagar 300€ mañana peor voy a poder pagar 450€ u otras cantidades, además de no contarnos que después de todo esto los trabajadores de los ERTES les tienes que mantener 6 meses. No entiendo porque tengo que pagar los seguros sociales de dos trabajadores que les hice un ERTE por causas productivas, dado que al pertenecer al sector agro- alimentario no me fue posible hacerlo por causa de fuerza mayor. Ósea una vez más el sobre esfuerzo después de……..es para el autónomo/pyme.
Y entiendo perfectamente que tenga que pagar los impuestos y cuotas derivadas de 2 meses y 1/2 que si hemos facturado de manera casi normal.
200 millones de € de los cuales 100 van destinados a los ICOS creo.
Yo quiero pagar como hasta ahora y trabajar, soy mujer en el ámbito rural en un pueblo pequeño de Salamanca pero si todas mis existencias se estropean tendré que cerrar, ya que es mi única fuente de ingresos.
Mi empresa nunca ha recibido una ayuda de ningún tipo, ninguna Subvención 0000€.

Pero yo ahora digo SOS porque no tengo tiempo, se estropean las PATATAS.
El presidente de la Junta de Castilla y León no lo sé, digo: AYUDA POR FAVOR!!!!

Señores presidente, ministros… los ICOS no son una solución es un préstamo, es una cuota más cada mes, en definitiva es un mayor endeudamiento para nosotros.

Y miren señores gobernantes como yo no quiero ser un problemas más sino un problema menos le propongo en mi caso y similares con productos perecederos una solución.

Yo tengo un seguro multiriesgo para proteger y cumplir con la legalidad mi negocio. Que religiosamente vengo pagando anualmente y no es barato. Tengo incluido los riesgos extraordinarios dentro de la póliza. Díganme ustedes si esto no es un riesgo extraordinario. Pero claro no está contemplado como tal, al igual que en enero del 2009 el ciclón Klaus y después de hacerse cargo el consorcio se contempló en dicha cobertura.
Para sectores puntuales o casos que consideren OBLIGUENLES a las compañías aseguradoras o al consorcio que se hagan cargo de este riesgo SUPER EXTRAORDINARIO, o en el caso de productos perecederos como es el mío; Así mismo las arcas públicas no se verían afectadas por un sector importante de nuestro país.
Les agradecería enormemente que valoren mi propuesta y la tengan en cuenta.

Yo no sé cuál es la mejor manera para solucionar un poco o aminorar esta ruinosa situación económica con la que ya nos estamos encontrando las pequeñas empresas como es mi caso, pero lo que sí sé que hay que remar todos hacia la misma dirección. Así no señores Mandatarios, así solo remamos a favor de los trabajadores pero hay cosas que nadie quiere nunca escuchar.

Con estas medidas el lomo siempre lo ponemos las pymes y los autónomos, no es justo.

Que detrás de nuestros pequeños negocios también hay familias, hipotecas, niños, préstamos, líneas de créditos, esfuerzo, sacrificio, ilusión, enfermedades, trabas burocráticas, problemas, valentía… Y sobre todo iniciativa para emprender, creamos riqueza, generamos empleo al país, pero ahora alguien nos tendrá que escuchar y ayudar porque sino aquí nos hundimos todos.

No les doy las gracias porque aún no sé si se van a atender mis peticiones, preocupaciones y de muchas personas de este país que estarán en situaciones similares a la mía.

Comunicado de la Asociación de Agencias de Viajes

La Asociación Salmantina de Agencias de Viaje (ASAV) ante la actual desinformación sobre las opciones de los clientes en cuanto a los viajes contratados, quiere aclarar algunos aspectos:
Imserso: los viajes están cancelados hasta el 26 de abril aunque previsiblemente se prolongará la cancelación, si se amplía el periodo de estado de alarma. En este sentido, y hasta la finalización del mismo, no se podrán tramitar las devoluciones. Sus agentes de viaje les informarán en cuanto sea posible, de la forma de proceder.
Viajes Combinados: si son cancelados por motivos del COVID-19, el organizador o, en su caso, el minorista podrá entregar al consumidor o usuario un bono para ser utilizado en un plazo de un año desde la finalización de la vigencia del estado de alarma y sus prórrogas, por una cuantía igual al reembolso que hubiera correspondido (Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo).
En el caso de servicios sueltos:

Billetes de Avión: el cliente tiene derecho a un cambio de fecha, bono o reembolso. El problema es que muchas aerolíneas no están ofreciendo la opción de reembolso. Las agencias estamos solicitando la devolución de los importes cuando el cliente no acepta ninguna de las otras opciones y entendemos que, aunque tarden un tiempo en proceder, las aerolíneas lo realizarán.

Hoteles: los clientes deben acogerse a las condiciones de cancelación que hubieran aceptado cuando contrataron la estancia. Entendemos que cuando los establecimientos están cerrados, éstos deben realizar el reembolso o permitir cambio de fechas.

Ante los artículos publicados en algunos medios de comunicación y las declaraciones realizadas desde asociaciones de consumidores, nos gustaría insistir en que confirmen con las agencias las informaciones antes de cualquier declaración sobre el modo de trabajar, dado que están dando información incorrecta o incompleta a los consumidores, perjudicando aún más a este sector ya de por sí muy afectado en esta crisis.

Asimismo, las agencias de viajes queremos señalar que entendemos que puede haber clientes que no estén a favor de la entrega de bonos, pero recordamos que es una medida aprobada por el Gobierno de España para evitar la quiebra o descapitalización del sector.

Nuestros clientes pueden estar tranquilos porque estamos haciendo todo lo posible a través de nuestra asociación, de la Federación de Castilla y León y de la Confederación Española, reuniéndonos telemáticamente con la Dirección General de Turismo de la Junta de Castilla y León, Diputación de Salamanca y Ministerio de Industria Comercio Turismo para dar una solución a los consumidores.

Desde ASAV, os rogamos algo de paciencia porque este proceso, y más en esta situación, es muy complejo.

Quedaos en casa que, cuando pase todo, estaremos ahí para volver a hacer vuestros viajes realidad.

COMUNICADO CONFAES

Después de conocer que el Gobierno ha decidido prorrogar dos semanas más, hasta el próximo 26 de abril, el actual estado de alarma, desde CONFAES al igual que CEOE y CEPYME queremos reiterar nuestro apoyo a las decisiones de las autoridades sanitarias en tanto que los empresarios españoles estamos alineados con la necesidad de salvaguardar de forma prioritaria la salud y la seguridad de los ciudadanos.

Sin embargo, si bien confiamos en que este nuevo plazo sirva para acelerar la salida de la actual crisis sanitaria, al mismo tiempo podría hacer más profunda la recesión económica en la que ya están sumidos muchos sectores y empresas, especialmente pymes y autónomos, por causa de la caída drástica de la oferta y demanda de bienes y servicios, por imposición legal a causa de motivos sanitarios.

Por ello, CONFAES se une a CEOE y CEPYME para instar al Gobierno a que, de manera rápida y eficaz, proceda a suspender las obligaciones de pago de impuestos, en línea con las demandas que ya expresamos en otro comunicado fechado el pasado 15 de marzo.

Lo que pedimos es que se suspenda el pago de tributos como el IVA, IRPF o las cotizaciones a la Seguridad Social en aquellos sectores y empresas más golpeadas por el descenso de la actividad.

Las organizaciones empresariales ofrecemos nuestro esfuerzo para detectar en el marco del diálogo social cuáles son esos sectores y empresas más vulnerables, para aplicar con urgencia dicha suspensión fiscal que ya han adoptado, por otra parte, 22 países europeos y hasta 15 Comunidades Autónomas.

Al menos en España esta demanda se sostiene en dos argumentos, uno técnico y otro puramente económico. De un lado, no está siendo posible disponer de la información contable y fiscal del gran espectro empresarial para poder cumplir con los deberes tributarios. Como ejemplo, un 80% de las pymes realizan sus declaraciones a través de profesionales externos que están emplazados en locales diferentes a la empresa, y en un 50% el tratamiento de facturas se realiza en papel, sin olvidar que el pago en ventanilla física de entidades financieras es aún muy frecuente.

Por tanto, no cabe ya solicitar aplazamientos, puesto que su tramitación sería en si mismo un nuevo obstáculo para muchas empresas que están ya al borde del cierre.

Ampliación del tramo de avales hasta 50.000 millones

Pero más evidente que esto es que muchas empresas y sus trabajadores viven en estos momentos una situación angustiosa tras semanas con pocos o nulos ingresos, a la espera de una financiación que no está fluyendo a la velocidad deseada y, en cambio, soportando puntualmente el pago de los tributos y seguros correspondientes.

En este sentido, el actual contexto requiere también seguir agilizando el crédito. Por ello, pedimos que se amplíen con carácter inmediato, de los 20.000 millones iniciales a los 50.000 millones de euros, las líneas de avales aprobadas por el Gobierno, para destinar este nuevo tramo especialmente para pymes autónomos.

Por último, para seguir salvaguardando el empleo y lograr, en la medida de lo posible, que la caída de la actividad no se traduzca en mayores niveles de desempleo, insistimos en flexibilizar los procesos de regulación temporal de empleo (ERTEs) y, teniendo en cuenta que la recuperación no será inmediata, también que estas condiciones que se solicitan se mantengan temporalmente después de finalizar el estado de alarma.

Una vez más, nos ponemos al servicio del Gobierno para trabajar en la preparación de una salida progresiva de la crisis para todos los sectores económicos, sobre todo en ámbitos tan complejos como el industrial, y reiteramos nuestro convencimiento de que las empresas españolas formamos parte de la solución.

AESCARNE pide al Gobierno que se aplace el pago de impuestos hasta un mes después del estado de alarma por el COVID-19

La Asociación de Empresarios de Carnicería de Salamanca, AESCARNE, organización integrada en CONFAES, se suma a la solicitud del sector para lograr la supresión de todos los impuestos y obligaciones tributarias del primer trimestre hasta un mes después de la conclusión del estado de alarma y la suspensión de la cuota de autónomos para hacer frente al impacto de la caída de actividad derivada del COVID-19.

AESCARNE se adhiere así a la carta que, a través CEDECARNE, se ha enviado a los Ministerios de Agricultura, Trabajo, Hacienda e Industria y Comercio, así como a los portavoces parlamentarios del Congreso y a los partidos políticos, al objeto de trasladar la situación del sector.

Para AESCARNE, y reconociendo el esfuerzo que están haciendo las diferentes administraciones para afrontar estar crisis, es necesario ahondar en las medidas económicas que permitan afrontar “las enormes dificultades a las que se enfrentan”. En este sentido, recuerda que el colectivo está integrado mayoritariamente por profesionales autónomos, que si bien no está afectado por el cierre obligatorio, se enfrenta en su día a día a numerosas dificultades como la caída de ventas derivada del sector hostelero y de la parón en el sector turístico, e incluso al hecho de tener parte de la plantilla afectada por el COVID-19, lo que en el caso de nuestro sector cuya media de trabajadores es de uno, implica automáticamente el cierre de la actividad

En concreto desde el sector se solicitan la puesta en marcha de las siguientes medidas:

CUOTA DE AUTÓNOMOS

  • Suspensión de la cuota de los empresarios autónomos correspondiente a los meses que dure el estado de alarma y en especial en el caso de aquellos autónomos que hayan visto afectada su actividad incluso tanto si han permanecido abiertos sus establecimientos como si han cesado su actividad.
  • Que los autónomos que se hayan contagiado por COVID-19 y aquellos que estén en cuarentena obligatoria estén exentos de pagar la cotización desde el primer día.

OBLIGACIONES FISCALES Y TRIBUTARIAS

  • Suspensión de todos los impuestos y obligaciones tributarias del primer trimestre que hay que presentar en abril y aplazar su presentación hasta 1 mes después de que concluya el estado de alarma.

PRESTACIÓN EXTRAORDINARIA POR CESE DE ACTIVIDAD

  • Reducir el umbral de pérdidas en el último mes que establece la prestación de cese de actividad por causas económicas que actualmente es de un 75%.
  • Ampliar el plazo de disfrute de esta prestación a un mes desde que finalice el estado de alarma.
  • Incluir en los supuestos de fuerza mayor para el acceso a la prestación extraordinaria de cese de actividad, a las actividades que ya no son esenciales de acuerdo con el Real Decreto ley 10/2020, de 29 de marzo de 2020, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras de los servicios no esenciales.

EXPEDIENTES DE REGULACIÓN TEMPORAL DE EMPLEO

  • Establecer como fecha de finalización de los ERTES un momento posterior a la finalización del estado de alarma, dado que la actividad no se va a reanudar con normalidad.

ARRENDAMIENTOS DE LOCALES DE NEGOCIO

  • Los comerciantes arrendatarios de locales de negocio se encuentran en una situación de enorme dificultad para poder cumplir con las obligaciones derivadas de los contratos de arrendamiento debido a la ausencia de actividad. En algunos casos los arrendadores, sensibles con el grave problema, tienen disposición a llegar a acuerdos diversos. En muchos otros casos no existe esa voluntad y probablemente se planteen numerosos litigios por incumplimiento contractual. Ante esta situación solicitamos del Gobierno de España y del Consejo General del Poder Judicial que emitan dictamen jurídico sobre la posibilidad de invocar con posibilidades de prosperar la cláusula “rebus sic stantibus” en una situación como la que describimos y atravesamos.
    Si la opinión de la máxima autoridad judicial entendiera justificada genéricamente su aceptación para modificar las condiciones de los contratos desestimularía los litigios y potenciaría la negociación y el acuerdo privado.

EQUIPOS DE PROTECCIÓN INDIVIDUAL ( EPIS)

  • Incluir a los profesionales de la distribución minoristas especializada de alimentos, tanto trabajadores por cuenta ajena como profesionales trabajadores autónomos como colectivo prioritario, para la recepción de EPIS ( principalmente mascarillas) considerando el servicio público esencial que están prestando en la actualidad con riesgos de su salud. Deben arbitrase todos los medios para que estos profesionales, esenciales para la sociedad reciban la protección adecuada de su salud.

CALIDAD Y SEGURIDAD ALIMENTARIA

  • Que de manera temporal y mientras dure el estado de alarma, los establecimientos de comercio al por menor de carnes y derivados cárnicos que tengan que permanecer cerrados temporalmente debido a la suspensión de la actividad por Covid de la plantilla o profesionales autónomos, puedan ejercer la actividad de congelación y descongelación como medida de excepción para evitar pérdidas de género y económicas en las empresas, siempre y cuando cuenten con los equipos necesarios para ello y se mantengan las buenas prácticas de manipulación.

MOROSIDAD

  • Suspensión de la inscripción en ficheros de solvencia patrimonial (ASNEF, RAI…) para aquellas PYMES y autónomos que hayan suspendido temporalmente pagos recurrentes (suministros, arrendamientos) por Fuerza Mayor derivada de la presente crisis sanitaria. De lo contrario la inscripción en dichos ficheros podría ser una barrera para la obtención de créditos y financiación con el objetivo de superar la crisis.

FORMACIÓN PROFESIONAL

  • Entre las medidas contempladas en el RDL 11/2020 de 31 de marzo se encuentra la posibilidad de que los ingresos derivados de la cotización por formación profesional obtenidos en el ejercicio 2020, podrán destinarse a la financiación de cualquiera de las prestaciones y acciones del sistema de protección por desempleo o para financiar programas que fomenten la contratación de personas desempleadas o les ayuden a recuperar empleo
  • Reconociendo, como no puede ser de otra manera, la importancia que tiene en la situación actual la cobertura de prestaciones y subsidios destinados a trabajadores, autónomos y PYMES y sectores de población en situación de vulnerabilidad debemos llamar la atención sobre esta medida que debe ser objeto de una aplicación en todo caso limitada en cuantía y temporalmente por varias razones fundamentales:
    1.- En primer lugar por la importancia que tienen para la creación de empleo los diferentes programas de formación profesional, formación dual y bonificada, especialmente para jóvenes.
    2.- En segundo lugar porque las cuotas de formación profesional tienen carácter finalista y por tanto está medida sólo puede entenderse por la excepcionalidad de la situación.
    3.- En tercer lugar por la importancia que tienen los ingresos de la cotización por formación profesional para el reciclaje profesional y competitividad de las empresas.
  • Por lo anterior solicitamos que esta medida no se traduzca en reducción de fondos para la formación de trabajadores de PYMES.