CONFAES reclama consolidar un tejido empresarial fuerte que impulse el descenso del desempleo en la provincia

23733824812_7e397bc081_k_result

El pasado mes de junio, el paro registrado en Salamanca se ha situado en 22.335 personas, suponiendo un descenso de 1.476 personas frente al mes de mayo, dato que certifica una caída interanual del desempleo en la provincia en 1.667 personas. Respecto a la contratación, en la provincia se han realizado 12.184 contratos, 228 menos que hace un año.

Ante estos números, la Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos (CONFAES) muestra su satisfacción por un descenso en la totalidad de los sectores productivos (servicios, construcción, industria y agricultura), aunque recuerda que se ha creado menos empleo si se realiza una comparación frente al mismo periodo del 2017.

Por ello, la patronal salmantina, representante en la provincia de CECALE, CEPYME y CEOE, subraya que la provincia continúa con los problemas estructurales en el plano económico como son los bajos niveles de productividad que todavía acumulan las empresas, así como las condiciones precarias en las que se articula el empleo.

Sin embargo, no todos los parámetros son negativos. El descenso en el número de desempleados desde el inicio de 2018 de más de 3.000 personas se ha conseguido gracias a un relevante incremento del empleo en el sector del comercio por el inicio de la campaña de rebajas.

CONFAES, a través de su asociación ASECOV, continuará llevando a cabo diversas estrategias que permitan la supervivencia del comercio de proximidad respecto a otros formatos comerciales.

Finalmente, CONFAES reclama a las Administraciones Públicas consolidar un tejido empresarial fuerte en Salamanca para que éste sea el protagonista de la creación de puestos de trabajo de calidad en la provincia, revisando, igualmente, la fuerte dependencia que aún existe del comportamiento del sector servicios.