AESCARNE se une a la campaña de promoción de la carne de cordero ‘Disfruta una carne sostenible y natural’

carne_cordero

Los establecimientos miembros de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Preparados Cárnicos (AESCARNE), que representa mayoritariamente a los profesionales de carnicerías y charcuterías de la provincia, promocionarán durante las próximas semanas con carteles y trípticos informativos el consumo de la carne de cordero, por medio de la campaña ‘Disfruta de una carne sostenible y natural’.

Así lo explica el detallista Manuel Mesón. “Siempre es una buena noticia que los clientes sepan que los pequeños negocios ofrecemos un amplio surtido de productos, entre los que también se encuentra la carne de cordero”.

La campaña, que tendrá como punto fuerte el día de la carne de cordero este sábado 23 de junio, busca promover el consumo de la carne de lechal, cordero y cabrito mostrando sus beneficios por su origen natural y su carácter sostenible. Características provechosas a las que también contribuyen los detallistas de la carne.

“Los profesionales somos una parte importante de la cadena de valor de este tipo de carne que comienza con la cría de los animales hasta la compra por parte de los clientes. Nuestro servicio y el trato personalizado son claves en este proceso a diferencia de otros formatos comerciales”, recuerda Mesón.

Según los datos facilitados por la asociación integrada en la Confederación CONFAES, siguiendo la tendencia nacional, la carne de cordero se sitúa entre las cuatro más consumidas en la provincia tras la de pollo, cerdo y ternera.

Además, ésta no sólo destaca por sus características nutritivas sino también por sus aportaciones a las zonas rurales, según indica la Organización Interprofesional del Ovino y Caprino de Carne (INTEROVIC), cuya campaña financia la Unión Europea.

Económicamente hablando, es fundamental para la creación de riqueza y empleo en las zonas rurales, evitando que se desarrollen fenómenos cada vez más frecuentes en estas zonas como la despoblación. Igualmente, mantiene el equilibrio ecológico y del paisaje, gracias al efecto favorable que genera el pastoreo.