El Día del Libro de Salamanca anima las ventas del sector, triplicando la facturación de un día normal

dia_libro_asecov_ok

Se trata de una de las fechas señaladas del año para los libreros de Salamanca. El Día del Libro, conmemorado el lunes 23 de abril y festivo en Castilla y León, las letras salen a la Plaza Mayor, a la espera de una gran afluencia de compradores. Una importante celebración siempre condicionada por la meteorología.

Así lo explican dos de las más de veinte librerías participantes en dicho evento. La co-propietaria de Shogun Salamanca es Soledad Gómez, presidenta de los comerciantes de CONFAES (ASECOV), especializada en el género fantástico y el ocio alternativo. “El desarrollo del Día del Libro depende en gran medida del tiempo. Éste ayudará o ahuyentará a los clientes. Yo me conformo con que no llueva”.

Y es que la implicación de los salmantinos está fuera de toda duda, comenta María Hernáez, responsable de la librería Santos Ochoa. “Nuestra experiencia nos dice que la ciudad vive de manera muy intensa esta cita. El día del libro es una celebración para toda Salamanca. Para nosotros es como tener una librería más en el mejor espacio de la ciudad”.

El efecto económico del Día del Libro de Salamanca tiene tal importancia para el sector que compensa los periodos con menos ventas. “Nuestra facturación del Día del Libro multiplica varias veces la realizada un día normal. Aumentamos nuestro catálogo más allá de nuestra especialización y ayuda con meses en los que las ventas descienden en tienda”, argumenta Soledad Gómez.

Por su parte, María Hernáez corrobora la afirmación de Soledad Gómez comentando que es una de las fechas por excelencia del sector. “Sin duda, es uno de los días más fuertes del año, con las navidades o el inicio del libro de texto, aquellas que trabajen este nicho”.

Más allá de los best-sellers editoriales, como los últimos títulos de María Dueñas o Pérez Reverte que serán con seguridad los libros más vendidos, existen varias novedades remarcables. Con motivo de la conmemoración del trigésimo aniversario de la designación de Salamanca como Patrimonio de la Humanidad, el sector ofertará una amplia variedad de libros sobre la riqueza histórico-artística de la ciudad.

Esta fecha, también será atractiva para aquellos que desean ahorrar unos euros en sus compras de literatura. El precio de los ejemplares tendrá un descuento del 10% y se llevarán, igualmente, uno de los 10.000 marcapáginas numerados editados por el Consistorio.

El lunes 23 de abril será, además, un festivo de apertura para las librerías de Salamanca . Éstas reivindicarán bien desde sus negocios, bien desde los soportales de la Plaza Mayor la buena salud un sector en constante reinvención, que destaca por su excelente servicio al cliente, lo que le ha convertido en uno de los símbolos comerciales de la capital salmantina.

Descarga aquí la fotografía de archivo del puesto de Soledad Gómez en su puesto de venta de la Feria del Libro 2017.