¿Cómo se mantiene un avión? Alumnos de la 47ª promoción de Adventia descubren cómo se hace

adventia_iberia_mantenaice

El mantenimiento de cualquier aeronave es uno de los procesos más importantes y complejos dentro del sector aeronáutico. Conocer sus entresijos para desarrollar mejor su futuro trabajo ha sido el propósito de la visita del Club de Alumnos de la Escuela de Pilotos Adventia a las instalaciones de Iberia Mantemiento en La Muñoza (Madrid).

Una veintena futuros pilotos pertenecientes a la 47ª promoción de Grado en Piloto de Aviación Comercial y Operaciones Aéreas, impartido por este centro adscrito a la Universidad de Salamanca, ha realizado una inmersión en el día a día de estas instalaciones, en uno de los mayores hangares de Madrid

En los más de 200.000 metros cuadrados de extensión que forman parte de estas instalaciones contiguas al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, los alumnos de Adventia han conocido de primera mano los procesos de mantenimiento que se llevan a cabo tanto en las revisiones periódicas como en otros sucesos como los fallos por avería.

Un interesante recorrido que se ha iniciado dentro del taller de motores. En este  lugar, donde se inspecciona de manera exhaustiva el componente más relevante dentro del funcionamiento de un avión, los alumnos se han sumergido en la reparación y test de cientos de  pequeñas piezas que son imprescindibles para el buen desarrollo de este componente.

A continuación, se han adentrado en los bancos de motores, donde se certifica que la reparación se ha realizado de manera satisfactoria, un paso previo al montaje e instalación en cada avión.

Finalmente, los futuros aviadores han concluido su paso por La Muñoza dentro del Hangar 6, la estrella de las instalaciones, un recinto cerrado con capacidad de hasta 9 aviones de distintas envergaduras y equivalente al tamaño de dos campos de futbol y es el lugar donde se realiza el mantenimiento estructural aconsejado por cada fabricante.

En ella, se han explicado las diferentes revisiones que están programadas dentro de la vida útil un avión comercial: desde la revisión A, que se realiza tras cada 600 horas de vuelo hasta la denominada ‘gran parada’ o revisión D en la que se desmonta casi en su totalidad el avión para realizar inspecciones a partes no visibles: sujeciones y especialmente, el tren de aterrizaje. Es decir,  la revisión en profundidad por la que tienen que pasar todos los aviones cada 5 años o a las 30.000 horas de vuelo.

Esta experiencia única ha formado parte dentro de la amplia y variada programación de actividades que el Club de Alumnos de Adventia organiza a lo largo de todo el curso para que los alumnos posean no sólo una formación excelente, sino también un background a la altura de sus estudios a través de visitas a compañías aéreas, presentaciones, seminarios…) para que complementen su visión académica y enriquezcan su formación durante su estancia la escuela de pilotos adscrita a la Universidad de Salamanca.

Pincha aquí para descargarte la imagen del Club de Alumnos de Adventia