El crecimiento del sector agroalimentario palía la caída de las exportaciones salmantinas en 2017

citycesa_2

Las exportaciones de Salamanca cerraron 2017 con un descenso en las ventas de las empresas de la provincia de un 5,7% frente a 2016, según los datos aportados por el ministerio de Economía, Industria y Competitividad. Sin embargo, esta foto fija oculta el notable comportamiento del sector agroalimentario en el mismo periodo. Su buena salud, apoyada en el desarrollo de los mercados maduros y la apertura hacia Asia, ha diversificado las exportaciones de Salamanca, no tan dependientes de la fluctuación de las actividades vinculadas a la industria nuclear.

Así lo explica el experto en comercio exterior, David Sánchez, director de la Aduana de Salamanca-CITYCESA, responsable de la internacionalización de muchos productos salmantinos. “Las políticas de los gobiernos de Francia y Bélgica que han comenzado a priorizar las energías renovables han supuesto una caída en las compras de combustible nuclear, el principal producto de exportación de la provincia”, explica.

En palabras del experto en logística y comercio exterior, el crecimiento de las exportaciones de mercancías como carnes, grasas animales, productos lácteos, cereales y otras vinculadas al sector primario “ha conseguido un logro como es la diversificación de las ventas al extranjero, especialmente en diversos productos más allá de un monocultivo”.

Sánchez pone como ejemplos las ventas de tocinos y grasas animales, así como las bebidas y líquidos alcohólicos, que se sitúan entre los diez productos más vendidos por Salamanca al extranjero. “En ambos casos el alza es exponencial. Más de un 166% en el primero y más de un 116% en el segundo”.

Salamanca también se ha especializado en las ventas de productos del sector manufacturero. Las ventas de productos manufacturados del caucho y de fundición han acumulado unas ventas de más de 70 millones de euros. “Poseen índices interesantes con mejoras de casi un 18% en el caso del caucho y de un 10% en los productos de fundición terminados”.

Finalmente, el director de la Aduana de Salamanca-CITYCESA recuerda que Francia, Países Bajos y Portugal continúan un año más siendo los tres principales compradores de los productos salmantinos. Sin embargo, otros países comunitarios como Alemania o el Reino Unido, a gran distancia, se acercan impulsados por crecimientos de más del 50%.

“Dentro del podio de los tres mayores socios comerciales de Salamanca, sólo los Países Bajos ha mejorado sus datos de compras respecto a 2016. Ha superado a un aliado tradicional y vecino geográficamente como Portugal. La distancia entre los tres primeros y el cuarto es considerable, pero se está acortando, porque Alemania y el Reino Unido han mejorado un 69,15% y un 74,78% respectivamente”, concluye David Sánchez.

Descarga aquí la fotografía de la sede de la Aduana de Salamanca-CITYCESA en el Centro de Transportes de Mercancías  de Salamanca.