Últimas semanas para participar en el libro gastronómico ‘Recetas de las abuelas salmantinas’

recetas

El libro ‘Recetas de las abuelas salmantinas’, impulsado por la librería Santos Ochoa, afronta las últimas semanas en las que será posible enviar las recetas más típicas con las que los salmantinos homenajearán “a todas las abuelas de la provincia y a su talento en la cocina”. Con las vistas puestas en ofrecerlo al público el próximo día del libro, el próximo 23 de abril, este proyecto editorial prevé contar con un centenar de recetas sobre la gastronomía de Salamanca.

“La edición, que ya se ha llevado a cabo con éxito en La Rioja, busca recuperar y poner a buen recaudo nuestro patrimonio gastronómico, mediante la aportación de recetas tradicionales de las abuelas de Salamanca”, explican los gerentes de Santos Ochoa, Alberto Gómez y María Hernáez.

‘Recetas de las abuelas salmantinas’ contará además con un padrino de excepción. El chef Fran Vicente ha puesto su firma al prólogo y ha colaborado con varias recetas que están íntimamente vinculadas con la provincia.

“También es un agradecimiento a Salamanca por la buena acogida que hemos tenido desde nuestra llegada en 2016. Estamos ciertamente sorprendidos por la implicación de los salmantinos”, opinan Gómez y Hernáez.

Esta obra de consulta, “sencilla y práctica”, abordará todo tipo de platos. Entrantes, guisos, platos de cuchara, guisos, hasta postres. Cualquier legajo es aceptado, siempre y cuando, esté vinculado con la tradición gastronómica de Salamanca.

Todavía puedes enviar tu receta

¿Te gustaría que tu receta formase parte del libro? Todavía es posible. Para ello, las librerías Santos Ochoa continuarán recopilando las próximas semanas estas pequeñas obras culinarias. En primer lugar, de manera presencial, rellenando un formulario que podrá recogerse en los establecimientos de la Gran Vía 12 y Plaza de España 3 y también por correo electrónico en la dirección recetas@santosochoa.es adjuntando: Nombre y apellidos de la abuela cocinera, población y teléfono, nombre de la receta, ingredientes y elaboración y dos fotografías: una de la abuela y otra del plato finalizado.