Los empresarios TIC de Salamanca denuncian que el nuevo canon digital llevará al cierre a muchas pymes

aestic_canon

Desde el 1 de agosto, la compra de cualquier dispositivo de almacenamiento o reproducción de datos (impresoras, discos duros, pendrives, etc.) es más cara por la introducción del nuevo canon digital.

Esta tasa, que no sólo afecta a los consumidores finales, supondrá para los empresarios de las pequeñas y medianas empresas de Salamanca “un nuevo obstáculo añadido que en muchos casos puede suponer el cese de la actividad de empresas que crean riqueza y empleo”, alerta Agustín Lorenzo, presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Tecnologías de la Información y la Comunicación (AESTIC).

A juicio del representante de las empresas TIC de Salamanca, integradas en la patronal CONFAES, dicho impuesto que busca compensar los efectos de la piratería “es una norma aberrante, compleja y falta de ética a la que el Gobierno le ha dado un revestimiento de legalidad para que no vuelva a ser anulada por Bruselas. Sólo con ver la fecha que ha entrado en vigor, en mitad de las vacaciones, se entienden muchas cosas”.

Lorenzo también destaca que la redacción del canon digital denota un desconocimiento total de la situación del sector. Una circunstancia que se evidencia en las conclusiones de los informes de impacto solicitados por el ministerio de Cultura, que indican que los autores recibirán una cantidad netamente mayor al perjuicio causado por la piratería.

“Los informes son muy claros. Con esta medida, a todas luces recaudatoria y que no ha contado con nadie, se recauda más que el daño que sufren los autores. Además, está redactada de una forma que es casi imposible solicitar la devolución por la cantidad de trámites burocráticos que se deben llevar a cabo”, lamenta el también presidente de la patronal regional del sector AETICAL.

De esta manera, su aplicación supondrá una clara vulneración de las normas de competencia que rigen actualmente el mercado. “Los empresarios tenemos que aplicar un gravamen que encarece nuestros productos y servicios, mientras las empresas extranjeras están exentas. Esto supone que la mayoría de las firmas extranjeras de comercio electrónico consigan ser aún más atractivas para el cliente”,

Por todo ello, los empresarios salmantinos de tecnologías de la información y la comunicación reclaman que las Administraciones tengan las mismas reglas para todos. “No puede ser que la Administración, mostrando una vez más su visión cortoplacista, premie a un colectivo por su relevancia mediática y electoral. El contribuyente y las pymes también sufrimos muchos perjuicios y nadie se acuerda. ¿A quién se los reclamamos?”.

Pincha aquí si deseas descargar la imagen sobre la postura de la Asociación AESTIC acerca del canon digital.