Los distribuidores de hostelería salmantinos mejoran sus ventas por cuarto año consecutivo

terrazas_result

Los empresarios de distribución de hostelería de Salamanca ponen punto final a la temporada veraniega repitiendo cifras positivas. Y es que por cuarto año consecutivo el sector mejora sus ventas y se acerca poco a poco a los niveles previos a la crisis. “La confianza del cliente ha mejorado mucho desde 2013 y las ventas a hostelería han vuelto a crecer un 1% respecto al primer semestre de 2016”, explica Gabriela Acera, miembro de la Asociación de Distribuidores de Hostelería de Salamanca (ADHAS), integrada en la patronal salmantina CONFAES.

Uno de los grandes indicadores que reflejan esta tendencia está en el consumo de cerveza en España. 2016 ha conseguido el record histórico de consumo de cerveza con la venta de 3.650 millones de litros, un incremento de más del 3% mejorando los datos 111 millones de litros, indica la Agencia Tributaria.

Ahondando en estos datos, la provincia de Salamanca forma parte de la segunda zona con mayor consumo de cerveza en España (zona centro) con una cuota del 22%, según publica el estudio socioeconómico del sector cervecero 2016. “Las ventas marcaron sus mínimos durante los años 2012 y 2013 y desde entonces poco a poco nos volvemos a acercar a los datos de 2010”, comenta la asociada de ADHAS.

El alza del consumo en la provincia durante los primeros seis meses del año de 2017 se explica por el crecimiento de las ventas durante los meses de verano. “Los meses de mayo, junio, julio y agosto son las fechas con más trabajo del año, junto a la Navidad. Septiembre es un mes particular porque la primera quincena compensa la bajada de las ventas tras el fin de las Ferias y Fiestas”.

Pese a que la oferta de bebidas sea cada vez más extensa, la cerveza sigue siendo la bebida preferida por los salmantinos. “En cualquier mes del año la cerveza es la bebida más vendida de Salamanca con diferencia. Para que nos hagamos una idea, la cerveza vende miles de barriles de 30 litros, mientras que el resto vende cajas de botellas. Ahora que comienza el invierno, repuntará el consumo de vino, especialmente el de calidad, pero la distancia entre ambas bebidas es notable”.

Por todo ello, Gabriela Acera recuerda la importancia del sector hostelero en la provincia salmantina, cada vez más dependiente de la evolución del sector servicios. “Salamanca no posee el sector industrial que tienen otras provincias de Castilla y León, pero sí un sector hostelero de primer nivel que tiene un gran impacto en la economía. Más allá de la actividad directa, quiero recalcar el impacto indirecto en sectores como, por ejemplo, el nuestro”, concluye.

Descarga aquí la imagen de terrazas en una céntrica calle de Salamanca.