Los empresarios salmantinos de talleres destacan la caída de casi un 4% de las ventas de coches a particulares por la falta de estímulos

volkswagen-1822997_1280

Pese a que en los primeros siete meses de 2017 se hayan matriculado en Salamanca un 4,52% más de vehículos que en el mismo periodo de 2016 (2.588 unidades según las patronales del automóvil), dicha estadística no expresa con fidelidad la realidad de un mercado que ha perdido casi un 4% de las ventas a particulares y que sólo se mantiene por la pujanza en el canal de empresas y alquiladores, según indica la Asociación de Empresarios Salmantinos de Talleres (AESAT).

Esta situación la confirma Sergio Pérez, presidente de la Asociación integrada en la patronal salmantina CONFAES, quien valora que las ventas de los concesionarios salmantinos se caracterizan por su irregularidad. “Desde AESAT esperábamos mejorar las cifras de 2016, pero el canal particular no repunta y es muy intermitente. De enero a julio ha caído un 3,9% respecto al año pasado, con meses buenos y otros que son bastante complicados”.

A su juicio, la realidad cambiaría completamente con la implantación de planes de estímulo para la renovación de vehículos, largamente esperados por los clientes. “Tenemos constancia que existe un gran número a la espera de los incentivos para dar el paso y cambiar sus vehículos. Estas ayudas no sólo benefician a los empresarios del sector, sino a la economía en su conjunto”.

El parque móvil salmantino, en consonancia con el resto de España, destaca por tener más de una década de antigüedad (12 años) lo que acarrea consecuencias negativas en varias facetas, comenta el presidente de AESAT. “Destacaría aquellas que afectan directamente al usuario como la economía y la seguridad. Con un parque móvil tan envejecido como el que existe en la provincia, aumenta el riesgo de sufrir accidentes y se realiza un gasto mayor en combustible y reparaciones. Tampoco puedo olvidar del impacto que sufre el medio ambiente con coches más contaminantes”.

Por ello, Sergio Pérez recuerda la importancia de realizar un mantenimiento periódico del vehículo, especialmente en estas fechas en la que muchos salmantinos utilizan sus coches para irse de vacaciones. “Un buen mantenimiento es fundamental para no tener sustos. En cualquiera de los talleres de AESAT hay profesionales altamente cualificados y con gran experiencia para que salgamos a la carretera con total garantía”, concluye el presidente de los empresarios salmantinos vinculados al automóvil.

Pincha aquí si deseas descargar la imagen de un taller perteneciente a un concesionario.