Un trabajo de la Escuela de Pilotos Adventia, centro adscrito a la Universidad de Salamanca, inspira la primera plataforma de mujeres aviadoras

Vanessa_Aviadoras_PYME

Romper con el estereotipo de que en las cabinas de mando de las aeronaves comerciales solo hay hombres (en España solamente son un 3,5% de mujeres piloto) y crear un canal que les permita darles voz son dos de las metas que persigue “Aviadoras”, un proyecto pionero que nace para dar visibilidad a la mujer en la aviación. Dirigido por la piloto Vanessa de Velasco Calvo-Flores es fruto de su Trabajo de Fin de Grado en la Escuela de Pilotos Adventia, centro adscrito a la Universidad de Salamanca, que analiza la presencia femenina dentro del mundo aéreo, especialmente, en las líneas aéreas y en las escuelas de aviación.

“Cuando pensé en hacer este trabajo sobre la mujer piloto, comencé a recabar datos sobre la situación y entré en contacto con la Asociación Española de Pilotos, que impulsa el proyecto de esta plataforma y que también cuenta con el apoyo de SEPLA (Sindicato Español de Pilotos).  Entonces me di cuenta de que solo éramos un 3,5% de mujeres piloto, y que teníamos que hacer algo para cambiarlo. Por eso surgió Aviadoras”, explica Vanessa de Velasco.

Aviadoras, explica, pretende, principalmente, convertirse en una plataforma desde la que dar voz y crear comunidad para las mujeres aviadoras con el fin de visibilizar su presencia. en el sector desde un punto de vista integrador y diverso. Queremos que participen hombres y mujeres en todas las actividades que se organicen”, explica de Velasco.

Para lograr esa visibilidad, esta plataforma ya ha comenzado a dar sus primeros pasos con actividades como formación (cursos y seminarios), charlas en colegios, mentoring, actividades de difusión cultural, conferencias, proyectos de investigación o eventos con las que además potenciar el acceso a la mujer a la profesión desde una edad temprana.

El trabajo “La mujer piloto: formación y desempeño en línea aérea” aborda de esta manera la presencia femenina en el sector, su futura progresión y la situación respecto a otros países del entorno (España se sitúa en la media europea en la incorporación de la mujer en el sector de la aviación, lejos todavía del 6,5% que tiene el país extranjero más desarrollado: Estados Unidos). Además explica las inquietudes, necesidades y prioridades de un colectivo que cuenta con alrededor de 200 profesionales en España.

Sin embargo, De Velasco destaca que la presencia en las aulas sigue siendo baja. “Los datos sobre la presencia de mujeres en las escuelas de piloto son bajos, y crecen todavía a un ritmo lento, porque sigue habiendo muy pocas mujeres que eligen carreras de ciencias. Tenemos que romper este estereotipo”, añade.

Vanessa de Velasco es copiloto de A330 y A340 en Iberia, compañía de la que forma parte desde hace más de una década. Acaba de finalizar su Curso de Adaptación al Grado en Piloto de Aviación Comercial y Operaciones Aéreas que imparte la Escuela de Pilotos Adventia, centro adscrito a la Universidad de Salamanca.

Grado en Piloto de Aviación Comercial y Operaciones Aéreas

La Escuela de Pilotos Adventia, ubicada en el aeropuerto de Salamanca-Matacán, fue la primera escuela autorizada por el Consejo de Ministros (18 de julio de 2014) a impartir en España el Grado universitario en Piloto de Aviación Comercial y Operaciones Aéreas, en colaboración con la Universidad de Salamanca.

Estos estudios amplían las perspectivas laborales de los pilotos ya que les permite acceder a la función pública y a cargos directivos en al ámbito de las operaciones aéreas.

La formación universitaria de los pilotos de aviación comercial es una reivindicación histórica de los profesionales del sector, altamente valorada en la gran mayoría de las compañías de bandera de países con una gran tradición aeronáutica, como Estados Unidos, Reino Unido o Australia, donde ya es común la incorporación de pilotos universitarios a sus plantillas.