Bodas, comuniones y graduaciones impulsan un 70% las ventas del comercio salmantino

DSC_0112_result

Con la llegada del buen tiempo, los comerciantes salmantinos especializados en ropa, calzado y complementos inician uno de los periodos comerciales más importantes del año, según indica la Asociación Salmantina de Empresarios de Comercio Vario, integrada en la patronal salmantina CONFAES.

Celebraciones como bodas, bautizos o graduaciones son las responsables del alza en las ventas del comercio de Salamanca. Los datos de la Unión de Consumidores de Castilla y León revelan que los gastos totales de las familias en una comunión son de media 2.000 euros, de los cuales más de 300 se invierten en ropa y complementos. En el caso de las bodas, según los datos del 2016 de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes el gasto medio se multiplica hasta los 12.000 euros, en el que el vestuario ronda entre los 500 y los 1.600 euros

En muchos de los casos, las ventas de estos meses supondrán junto a los periodos de rebajas la hucha con la que compensar meses con menos actividad. “Con lo que vendemos durante estos meses nos da para mantenernos todo el año. Es una especie de termómetro. Podemos saber cómo se va a comportar todo el año analizando solamente estos meses”, comenta Manuel Morán, comerciante dedicado a la moda de hombre.

La misma opinión la comparte Mercedes Rodrigo, empresaria de moda dirigida a la mujer, quien precisa que la llegada de la temporada de las bodas, comuniones y en los últimos años, las graduaciones de las alumnas de las dos universidades salmantinas impulsa “entre un 70 o un 80% más las ventas respecto a un mes normal como marzo” llegando hasta los 200 euros en el vestido y complementos de una invitada, según los datos recogidos por la agencia PYME.info.

Los empresarios salmantinos del sector del comercio consideran que la situación económica es aparentemente mejor que en los años previos. Existe un mayor interés, pero el gasto todavía tarda en arrancar. “Recibimos más clientes diariamente y tienen más interés por comprar más allá de lo necesario. Sin embargo, el gasto sigue contenido. Esperemos que este año exista un poco más de alegría”, recuerda un empresario dedicado al calzado y a los complementos.

Otros sectores comerciales vinculados a este tipo de eventos como la venta de regalos o de la cosmética también notan un repunte de la actividad que siempre es bienvenido. La media del gasto en este ámbito es de 30 euros. “Para hacernos una idea, multiplicamos por cinco el número de sesiones de maquillaje que llevamos a cabo un sábado. Es un aumento importante en nuestro balance”, comenta Elena Trillo empresaria del sector de la estética.

“Todos asociamos la compra de un regalo o un detalle a las comuniones, bodas o graduaciones. El mes de mayo es siempre sinónimo de buenos índices de ventas porque prolongamos lo facturado en el  Día de la Madre con todas estas celebraciones”, concluye Luis Hernández dueño de una joyería en la capital salmantina.