La repostería portuguesa llega al centro de Salamanca

DSC_0029_result

Los estrechos vínculos económicos, sociales y culturales entre Salamanca y Portugal llegan hasta el centro de la capital salmantina a través del estómago. La empresa Vasco da Gama, que ya posee tres locales en la ciudad, pone a disposición de los salmantinos una nueva cafetería-pastelería a escasos minutos de la Plaza de España, en la Avenida de Mirat 16.

Esta empresa salmantina, especializada en repostería, ofrece en este nuevo enclave una amplia oferta de panadería y pastelería con especial atención a los productos típicos lusos salados (bolinhos, rissóis) y dulces (pastéis de nata,  bolos de arroz, etc).

Los responsables de Vasco da Gama, Paulo Alves y Susana Araújo, afrontan la nueva apertura “con la misma ilusión que cuando iniciamos nuestra andadura en Salamanca. Se trata de la confirmación del trabajo bien hecho y de la apuesta por ofrecer siempre la máxima calidad”, comenta la pareja lusa, profesionales vinculados a la pastelería desde hace décadas.

DSC_0001_result

Las ventajas de este nuevo negocio son varias, han valorado, ya que “forma parte de una avenida más céntrica que el resto de locales que poseemos, con mucho trasiego de gente y sin ningún negocio similar al nuestro. Esperamos captar la atención de muchos más clientes”, recuerdan.

De la misma manera, han querido “agradecer la confianza diaria de los salmantinos”, quienes han acogido “de forma muy positiva nuestra forma de trabajar los productos de pastelería y panadería”.

En la actualidad, Vasco da Gama emplea a una quincena de trabajadores en sus cuatro establecimientos: el obrador y cafeteria-pastelería en la calle Valles Mineros, las cafeterías-pastelerías de la Avenida de Portugal 91 y Avenida de Mirat 16, así como la pequeña pastelería Oporto situada en la Avenida de Comuneros 9.