La Comisión Negociadora del Convenio Colectivo de Construcción mantendrá los pluses de formación y de seguridad

dialogo_social (2)

La Comisión Negociadora integrada por CC.OO., U.G.T. y AESCON se ha reunido hoy de urgencia para analizar las medidas a adoptar tras conocer el resultado de la sentencia del Juzgado de lo Social número dos de Salamanca que podría conllevar la anulación de los dos pluses acordados en verano de 2016.

Los agentes sociales recurrirán al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León para que determine en última instancia la pertinencia de estos pluses en un convenio que venció el 31 de diciembre del año pasado y que mantiene sus efectos dada la “ultraactividad” del mismo hasta que se apruebe el siguiente texto.

Igualmente recuerdan a empresas y trabajadores afectados por este Convenio que la sentencia no es firme y por lo tanto los pluses de formación y seguridad están vigentes y son plenamente exigibles.

Los sindicatos y la patronal criticaron la invasión de la negociación colectiva por agentes externos y que ante la ausencia de representación en el sector han judicializado las relaciones laborales en Salamanca.

Los sindicatos CCOO y UGT y la patronal mayoritaria advierten del riesgo para los trabajadores y para las empresas que podrían  ver mermadas las mejoras obtenidas en un convenio adaptado a las necesidades de Salamanca en un sector clave para el desarrollo económico, si persiste esta actitud por parte de quien decide oponerse a los acuerdos adoptados por quienes hasta la fecha, sí que tienen capacidad legítima de negociación, por la mayoría de empresas y trabajadores que representan.

Según afirmaron los representantes de las organizaciones: el convenio colectivo tiene fuerza  normativa y los agentes sociales tienen recogido constitucionalmente el derecho a su negociación. Es evidente que cuando se firma un Convenio Colectivo afecta a todo tipo de empresas, las grandes y las pequeñas, las concesionarias públicas y las privadas. Que un grupo de empresas se agrupen para ir en contra de un convenio es legítimo, pero no lograrán condicionar el resultado de las negociaciones judicializando todo.

Por este motivo, los sindicatos UGT y CCOO y la patronal AESCON han acordado iniciar la negociación de un nuevo convenio para que los citados pluses y el resto de condiciones se contemplen y se consoliden, si así lo estiman oportuno en el corto plazo.

Descarga aquí la imagen del diálogo social de Salamanca que forman CONFAES y los sindicatos CCOO y UGT