Los libreros salmantinos advierten a los padres de extremar la precaución en la compra de pintura de dedos

ASECOV

Un producto tan común entre los menores de edad de Salamanca como la pintura de dedos podría suponer un peligro para su salud. Este ha sido el mensaje que la Junta de Castilla y León ha transmitido a los libreros salmantinos que están obligados a retirar de la venta pintura de dedos de una conocida marca al contener niveles de arsénico superiores a lo permitido.

Tras haber recibido esta comunicación y en vista que en otras comunidades autónomas se ha retirado pintura de dedos de varias marcas nacionales y extranjeras, los libreros pertenecientes a la Asociación Salmantina de Empresarios de Comercio Vario (ASECOV), integrada en CONFAES, desean advertir a los padres que extremen sus precauciones en la compra de este producto.

Especialmente, los libreros salmantinos quieren hacer hincapié en que se eviten los productos no homologados o de baja calidad que se pueden encontrar en almacenes y bazares, buscando siempre que esta pintura cuente con la marca CE en su etiquetado.

En opinión del librero y vicepresidente de ASECOV, José Luis Delgado, se trata de una problemática con una compleja solución. “No se trata de la primera vez que se retiran productos por contener niveles de metales superiores a la medida, como sucedió hace 15 años con un pegamento. Lo que no sabemos todavía es cómo afectará en los próximos meses, especialmente cuando comiencen las compras para el próximo curso escolar”, indica.

Ante esta situación, los libreros salmantinos han hecho llegar su preocupación al servicio territorial de Industria, Comercio y Turismo de la Junta de Castilla y León puesto que este producto es uno de los más vendidos dentro del segmento de pinturas para niños.

Pincha aquí para acceder a la imagen de pintura de dedos