Los empresarios de ópticas subrayan que el precio de las gafas no subirá tras la normalización del IVA en las monturas

DSC_0014_result

Los empresarios salmantinos de ópticas (AESOP) seguirán manteniendo el precio de las gafas que venden a sus clientes. Este es el mensaje que desea transmitir la asociación de empresarios integrada en CONFAES tras la normalización del IVA con el que Hacienda gravará las monturas vendidas por el sector desde 2015.

Una medida, que según el presidente de AESOP, Ignacio Ferreira, “no afectará en ningún caso al cliente final”, ya que se trata de “una cuestión que afecta a las opticas como empresas que son el último eslabón de una larga cadena de distribución y que éstas deben tratar con sus proveedores al haberse aplicado mal una norma tributaria que estaba vigente desde 2015”, indica.

El sector en Salamanca, valora Ferreira, “se verá seriamente afectado” por la llegada de una medida retroactiva que supondrá “una merma a las cuentas de establecimientos sanitarios que llevan décadas velando por la salud visual de los salmantinos”.

Igualmente, el presidente de los ópticos salmantinos recuerda que AESOP lleva reclamando un cambio en la tributación de todos los componentes de las gafas graduadas para que paguen “un 10% de IVA como un artículo sanitario, al igual que lo están haciendo las prótesis”.

Un 15% de las ópticas podría cerrar

El impacto que la llegada del IVA retroactivo supondría a las ópticas ya tiene una estimación. La  patronal nacional de asociaciones del sector óptico (FEDAO) cifra en un 15% la pérdida de pequeñas y medianas empresas españolas del sector que no podrán aguantar la llegada de dicha carga fiscal.

Ignacio Ferreira valora que “una gran mayoría de las ópticas que no tributen como una sociedad (y lo hagan por módulos o recargo de equivalencia) tendrán que pagar, pero luego no podrán recuperar este dinero”, concluye.