Los empresarios de máquinas recreativas resisten la presión del juego online tras mejorar su recaudación en 2016

tragaperras

El sector de las máquinas recreativas en Salamanca pone fin a las caídas generalizadas de los últimos años. Durante el 2016, su recaudación “ha mejorado porque los salmantinos gastan con más alegría que años atrás”, comenta Carmen Rodrigo, presidenta de la Asociación de Empresarios de Máquinas Recreativas (AESOMAR).

Y es que la aparición del juego online no ha afectado directamente a los resultados de los empresarios de máquinas recreativas de Salamanca debido al perfil del jugador. Una persona “entre 45 y 55 años y que no tiene mucha soltura manejando un ordenador como para jugar por internet”, lo que hace que siga siendo fiel a las máquinas que se encuentran presentes en la mayoría de los bares de la provincia.

Donde sí se está notando un cambio en el juego es con las nuevas generaciones de salmantinos. Estas se sienten más atraídas por “las máquinas de salón como las ruletas o las que realizan apuestas deportivas”, analiza Rodrigo. Esta nueva coyuntura supone “una oportunidad para reinventarse, puesto que se está viviendo una especialización hacia los salones de juego” donde se ofrecen las máquinas que demandan los jóvenes.

Las máquinas recreativas suponen una creciente fuente de ingresos para el Estado. Ocho de cada diez euros que la Junta de Castilla y León recauda por impuestos al juego proceden de esta vía, cifra que supuso en Salamanca casi 10 millones de euros. Dicha actividad, en opinión de la presidenta de AESOMAR, está muy vinculada a la salud de la hostelería, negocios donde se ubican principalmente estos terminales.

Las máquinas recreativas son muy rentables para los hosteleros, porque suponen una fuente de ingresos muy importante dentro de sus resultados. Sin embargo, estamos detectando que en los nuevos negocios de hostelería ya no tienen espacios para ellas. Estamos trabajando en alternativas para solucionar esta cuestión”, explica Carmen Rodrigo.

Buenas perspectivas para 2017

El sector de las máquinas recreativas de Salamanca, se encuentra en estos momentos “estabilizado y con buenas sensaciones para el futuro”, opina la presidenta de la Asociación integrada en la patronal salmantina CONFAES.  El descenso en el número de máquinas y el aumento de los premios hasta un máximo de 500 euros que ha aprobado la última modificación del reglamento del juego autonómico serán dos retos que los empresarios salmantinos tendrán que afrontar durante los próximos meses.