2016 deja una sensación agridulce en el sector del motor de Salamanca

LOGO AESAT

Los empresarios salmantinos pertenecientes a la Asociación de Empresarios Salmantinos de Automóviles y Talleres (AESAT), integrados en CONFAES, despiden el 2016 con sentimientos encontrados. Una “sensación agridulce” que se explica por la tendencia positiva conseguida en las matriculaciones tras el fin de las ayudas a la compra de nuevos vehículos que, sin embargo, no han satisfecho las previsiones realizadas por los fabricantes a principios del ejercicio.

A juicio del vicepresidente de AESAT, Sergio Pérez, la inestabilidad política ha afectado en el comportamiento de los clientes. “En los últimos años hemos visto una tendencia positiva en las ventas que se ha notado, pero es verdad que en 2016 factores internos como falta de Gobierno y de apoyos a la compra no han ayudado”, lamenta.

En este sentido, las expectativas para el próximo año son positivas, ya que en los últimos meses de este año “se ve más movimiento e interés tanto en el sector particular como en el profesional” para llevar a cabo la renovación de sus vehículos.

Para ello, solicita que el nuevo ejecutivo de Mariano Rajoy impulse un nuevo conjunto de medidas para la renovación de un parque móvil anticuado. Sergio Pérez recuerda que “la situación de Salamanca es especial frente a otras provincias, porque poseemos uno de los parques móviles más envejecidos del país, con las consecuencias que ello conlleva para la Seguridad Vial”.

Mejorar las ventas es uno de los retos a los que se enfrenta el sector salmantino, a juicio del vicepresidente de AESAT, quien espera también una mayor estabilidad en un sector muy dependiente de los vaivenes de la economía. “Esperemos que en 2017 se consolide el crecimiento del consumo, apoyado en una estabilidad económica y política muy necesaria para que el sector de la automoción sea una de las locomotoras de la economía española y salmantina”, opina Pérez.

Coches más ecológicos

La presencia cada vez mayor de coches más ecológicos ya es una realidad. La consultora especializada en el sector de la automoción, LMC Automotive, prevé para el 2023 que la presencia de vehículos impulsados por combustibles alternativos llegará hasta el 15% del parque móvil global. En Salamanca, la tendencia que sitúa al diésel como el rey de las ventas de los vehículos matriculados continuará en los próximos años.

 “Es cierto que los clientes salmantinos cada vez se preocupan más por comprar automóviles que respeten el medio ambiente, pero la fuerza del diésel actualmente es innegable. Cuando la necesidad económica apremie y las ventajas fiscales sean mayores, seguro que mejorarán las ventas”, comenta el vicepresidente de los empresarios salmantinos de automoción.