La navidad ya llega a las carnicerías de Salamanca

DSC_0038_result

Pese a que queden casi cuatro semanas para la nochebuena, la temporada de ventas navideñas ya ha comenzado para las carnicerías de Salamanca. “Los clientes ya compran para sus celebraciones y nosotros lo notamos. Estos dos meses son fundamentales para el sector por su incidencia en el resto del año”, explica Juan Antonio Mendo, presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Productos Cárnicos, AESCARNE, integrada en la patronal CONFAES.

Según el representante de los carniceros de Salamanca, con las fechas navideñas se venden los “productos con mayor valor añadido como chuletones o solomillos de ternera, cruceta o solomillo de cerdo, jamón ibérico de bellota…”, y en especial uno de los platos típicos en las mesas salmantinas: “el tostón”, destaca.

El anticipo de las compras se explica por el encarecimiento de productos como el tostón que “lleva en el último mes subiendo dos euros cada semana” o productos como los jamones o las paletillas ibéricas “que se encuentran más caras que el año pasado”.

El último estudio llevado a cabo por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre los de precios en navidad, indicaba que los productos cárnicos frescos vinculados a la navidad crecían de media entre el 9,5% que aumentaba el redondo de ternera hasta el 1,5% del cordero lechal. La única excepción, la pularda, reducía su precio en un 20%.

Juan Antonio Mendo sostiene la previsión que las cifras de ventas serán “similares al 2015” y recalca que “la recuperación económica no se nota con tanta fuerza en las ventas de nuestro sector” porque los clientes “siguen guiándose por el precio cuando van a comprar, aunque durante las navidades siempre se haga algún esfuerzo”, recalca.

Diciembre es un mes especial en el que tienen lugar muchas celebraciones y comidas fuera de casa. Esta circunstancia mantiene la venta de los diarios como el pollo o el cerdo. “En diciembre, pese a las cenas y demás eventos, también comemos productos del día a día. El sector carnicero en Salamanca tendrá unas cifras parecidas al resto del año en productos de consumo diario”, concluye el presidente de AESCARNE.