Contactless, Smartpay… las nuevas formas de pago que las pymes ya ofrecen a sus clientes

jornada copia

La evolución continua que están experimentando las pymes en su digitalización ha alcanzado a todos sus ámbitos y los métodos de pago no han sido una excepción. Términos como TPV virtual, Contactless o Smartpay ya son más que habituales para empresas de sectores como los instaladores de electrodomésticos, profesionales del taxi, comerciantes, etc… como una fórmula para ofrecer al cliente un servicio de pago adaptado a sus necesidades por su facilidad, rapidez y comodidad.

Con el fin de informar a las empresas de Salamanca, CONFAES llevará a cabo, mañana a partir de las 09.00 horas, en su sede de la Plaza San Román, una jornada informativa impartida por el banco BBVA en la que se explicará de una manera práctica estas nuevas soluciones dirigidas a facilitar sus gestiones diarias. INSCRÍBETE AQUÍ

La novedad dentro de estos servicios especializados es el Commerce360, una herramienta de tecnología ‘big data’ que ayuda al desarrollo de las pymes, si cuentan en su negocio con un TPV. Este servicio genera información estadística y agregada sobre el negocio del comercio y de su entorno más cercano (sin coste adicional): gasto de los clientes, su procedencia, su fidelización o la evolución de ventas en la zona o los días u horas en los que realizan más ventas. Con esta información las pymes tendrán la posibilidad de diseñar planes que incrementen la rentabilidad de sus negocios y estrategias de marketing.

El TPV virtual es otra de las soluciones demandadas por las pymes que se adapta especialmente a las necesidades de las tiendas online. Con el mismo, se realiza en internet las mismas gestiones que un datáfono tradicional: Pagos periódicos, autentificaciones, devoluciones, preautorizaciones, etc…

Otro de los métodos de pago con tarjeta más implantados en España es el Contactless. En nuestro país, según VISA, dentro de su sistema existen más de 10 millones de tarjetas de pago sin contacto, quienes al acercarse al dispositivo TPV, directamente reconocen la presencia del datáfono y realizan el pago.

Por su parte, el Smartpay quiere facilitar las ventas a las pequeñas empresas que no cuentan con la posibilidad de cobrar electrónicamente. El cobro con tarjeta a través del teléfono móvil se realiza por medio de un lector de tarjetas de bolsillo que unido a cualquier Smartphone se transforma en un TPV que cobre a nuestros clientes.

Finalmente, también es posible acceder a soluciones más especializadas como la operativa DCC, que simplifica los pagos en monedas diferentes al euro. Si la tarjeta de nuestro cliente proviene de un país con monedas como el dólar, libra esterlina, franco suizo, yen japonés… ésta ofrece la posibilidad al cliente de realizar el pago en su propia divisa.