Los ópticos salmantinos alertan de los riesgos de comprar gafas de sol sin homologar

DSC_0014_result

El presidente de la Asociación de Ópticos Salmantinos, Ignacio Ferreira

Pincha aquí para acceder a la galería de imágenes de la Asociación de Opticos Salmantinos

“Las gafas de sol no son un producto de moda, son una herramienta de protección ocular”, advierte Ignacio Ferreira, presidente de la Asociación de Empresarios Salmantinos de Ópticas, AESOP, (integrada en la patronal salmantina CONFAES). Esta asociación salmantina ha dado la voz de alerta al estimar que un 80% de las gafas de sol que se venden al público fuera de las ópticas son de baja calidad, no están homologadas y se saltan los controles sanitarios.

La falta de mecanismos que regulen su venta y la baja concienciación de los riesgos para los usuarios son las razones principales que explican que un 70% de las compras de gafas de sol en España se realicen fuera de los establecimientos autorizados, según expone el informe realizado por la Asociación Visión y Vida.

Un peligro invisible que puede acarrear serios problemas de salud, según el presidente de los ópticos salmantinos. “Si se utilizan gafas de sol inadecuadas se puede afectar seriamente la estructura del ojo, produciéndose conjuntivitis, creatitis y otras enfermedades oculares”, detalla.

En este sentido, Ferreira siempre proporciona a sus clientes la misma recomendación. “Es preferible no utilizar gafas de sol que llevar unas de baja calidad”.

Protección a precios asequibles

Los ópticos integrados en AESOP también quieren acabar con algunas ideas preconcebidas: el excesivo precio de las gafas de sol de las ópticas. “En absoluto las gafas de sol que venden los ópticos de Salamanca son caras. Existe una gran variedad de lentes solares y desde 40 euros podemos adquirir unas gafas de sol que tengan una calidad óptica idónea”, recuerda.

En opinión de Ignacio Ferreira, a la hora de comprar un artículo que afecte a nuestra salud es necesario acudir a un profesional que nos aconseje el producto que mejor se adapte a nuestras necesidades. “Como no todos los cristales valen para todas las personas es primordial que acudamos a un profesional que buscará las lentes que mejor se adapten a las características de nuestra visión, especialmente si tenemos algún problema como cataratas, miopía, etc”. 

Además, de la hora de elegir unas gafas hay que elegir modelos que cubran todo el campo visual, que sean orgánicas para evitar roturas, homologadas con los filtros de protección solar adecuados, flexibles, deformables y ligeras.

Artículo para todo el año

Del mismo modo, señala que también hay que las gafas de sol han dejado de ser un producto estacional reservado únicamente al verano, lo que supone unas ventas constantes durante el año ya que “cuando vamos a la nieve o a la montaña es muy necesario proteger también nuestros ojos con unas gafas que impidan el exceso de la radiación solar”, finaliza.