Resuival, más de dos décadas mejorando el medio ambiente de Salamanca

“Este premio que nos otorga CONFAES es un reconocimiento a todo el trabajo realizado durante años, primero junto a mi marido y ahora con mis hijos (Elena y Ricardo Borrego)”, explica Elena Pérez, fundadora de Resuival, empresa galardonada con el premio a la Excelencia y al Desarrollo Empresarial de la patronal salmantina por sus años de dedicación y compromiso con Salamanca.

Fundada en 1994 siguiendo la trayectoria de Pedro Borrego, Resuival es la empresa de referencia en Salamanca en el tratamiento y gestión de residuos urbanos y de recogida selectiva de papel, vidrio y envases.

Desde sus instalaciones en Cabrerizos y en el Polígono de los Villares, Resuival mantiene un marcado carácter familiar en la gestión, que actualmente da empleo a 36 trabajadores.

Elena Pérez, fundadora de Resuival y sus hijos, Elena y Ricardo, con dos camiones dedicados a la recogida de residuos urbanos y a la recogida selectiva.

Elena Pérez, fundadora de Resuival y sus hijos, Elena y Ricardo, junto a dos camiones dedicados a la recogida de residuos urbanos y a la recogida selectiva en la provincia de Salamanca.

Pincha aquí para acceder a la galería completa de Resuival, premio a la Excelencia y al Desarrollo Empresarial de CONFAES

En estos momentos, ofrece sus servicios de recogida de residuos urbanos a varias mancomunidades del alfoz de Salamanca como la Armuña y Margañán y a localidades como Villamayor, Carbajosa de la Sagrada, Doñinos o Trabanca. Además, es la empresa encargada de la recogida de residuos en el Centro Penitenciario de Topas y de la recogida selectiva de papel, vidrio y envases en toda la provincia salmantina.

La oferta de servicios de Resuival no se reduce solamente a la recogida selectiva y de basura. También ofrece soluciones para el transporte y gestión de residuos, siendo gestores autorizados para residuos peligrosos y no peligrosos, limpiezas de depósitos, tanques, piscinas o instalaciones petrolíferas.

Otra de sus especialidades radica en el alcantarillado. Resuival ofrece en toda España su experiencia en el desatasco y limpieza de tuberías, la inspección de tubería por medio de robots y cámaras empujadas, así como el mantenimiento y rehabilitación de tuberías con modernas técnicas que evitan la necesidad de realizar obras.

“Ofrecemos un servicio de calidad, a medida, con una cercanía en el trato que es altamente valorada por nuestros clientes”, comenta Ricardo Borrego.

Planes de futuro

Resuival tiene en mente cerrar este año con un aumento de su flota. Tres nuevos camiones dedicados a la recogida selectiva que conformarán una treintena de vehículos dedicados a la gestión integral de residuos. “Esta empresa comenzó con un camión y una pala y ahora tenemos casi treinta”, indica la gerente de la empresa, Elena Borrego.

Ricardo Borrego trabaja con el equipo de inspección de tuberías con cámara.

Ricardo Borrego trabaja con el equipo de inspección de tuberías con robots y cámara de televisión. 

El desarrollo de nuevos proyectos en la recogida y destrucción de documentación y la expansión de los sistemas de rehabilitación de alcantarillado sin obra son otras de las líneas de trabajo futuras de esta empresa familiar.

“Una de nuestras prioridades es adaptarnos a las necesidades del mercado, manteniendo la calidad en lo que hacemos. Queremos desarrollar nuestros servicios de limpieza y rehabilitación de alcantarillado sin obra y el que se dedica al traslado y destrucción de documentación, imprescindible por Ley para muchas empresas”, recuerda Borrego.

Cambio de mentalidad

El vínculo que la familia Borrego mantiene desde hace décadas con el reciclaje, hace que sus opiniones ilustren de primera mano la verdadera relación de los salmantinos con este proceso.

A su juicio, la mentalidad de reciclar “está entrando poco a poco, aunque todavía quede mucho camino por recorrer”, indica Elena Pérez, fundadora de Resuival.

Especialmente, expresan, que hay bulos muy extendidos que están haciendo mucho daño a la recogida selectiva en la provincia. “Recogemos menos materia de la que deberíamos porque en la cabeza de muchas personas hay ideas preconcebidas que no son ciertas como que se juntan todos los productos en las plantas de reciclaje”, argumenta Elena Borrego.

Por esto, indican que “reciclar no es suficiente”, los salmantinos tienen que tener claro una idea con la que todos ayudaríamos a preservar de mejor manera un medio ambiente maltratado por la acción humana. “El mejor residuo es aquel que no se produce”.