El pequeño comercio aprende a conquistar al cliente con un empaquetado original

La navidad ya está aquí y con ella, las típicas compras que llenan de bolsas el centro de las ciudades. En esta etapa, en la que el regalo es un componente fundamental, los comercios llevan a cabo todo tipo de técnicas con un único fin: fidelizar al cliente para que compre. Ahí es donde entra en juego el empaquetado.

“El empaquetado es una inversión poco costosa, pero que merece la pena”. Con esta frase ha destacado la importancia que tiene este aspecto para cualquier comercio Mayte Hernández, docente del taller de empaquetado creativo en navidad organizado por la Asociación Salmantina de Empresarios de Comercio Vario, ASECOV, enmarcado en una campaña dedicada a las técnicas navideñas de marketing para comerciantes con el fin de mejorar sus negocios, crear una imagen de marca y potenciar las ventas.

Instante del taller de empaquetado creativo organizado por ASECOV.
Alumnas del taller de empaquetado creativo organizado por ASECOV practican diferentes formas de empaquetar.
Accede aquí a la galería del Taller de Empaquetado creativo organizado por ASECOV.

A través de un taller en el que se han puesto en práctica diferentes maneras de empaquetar (desde las técnicas más rápidas, a las que requieren un mayor tiempo por su detallismo), Hernández ha explicado a los comerciantes salmantinos cómo hacer unos paquetes “únicos y baratos” que sean “la imagen identificable de nuestra tienda antes de que sean abiertos”.

Con más de dos décadas de experiencia en el sector, Hernández reconoce los hábitos y gustos del cliente y ha argumentado que “la presentación de nuestro producto es muy importante, porque es la imagen identificable que damos de nuestra tienda”, ha sostenido.

Actualmente, ha revelado la tendencia existente en el comercio salmantino en cuanto al empaquetado de sus ventas. “Muchas tiendas recurren al mismo envoltorio, con el mismo lazo y la típica pegatina identificativa. Esto hace que cuando recibamos un regalo, lo afrontemos de otra manera a como lo haríamos si tuviera un empaquetado original”.

La atención al detalle, a su juicio, consigue fidelizar al cliente. “Conozco a clientes que compran en determinadas tiendas por el esmero que ponen en envolver sus regalos”, ha subrayado.